Jesús Farías el farsante

Cuidado con Farías (algunas apostillas a sus ideas fabulosas, nada originales).

"De nuevo, para que quede claro: El Estado no intervendrá en ese sistema cambiario. El mercado libre de divisas es solo para crear un esquema legal y muchísimo más transparente (aunque nunca totalmente trasparente, pues la transparencia absoluta es una ficción en los mercados financieros) para esas operaciones cambiarias. De tal manera que no estamos proponiendo un sistema que afecte el ahorro internacional de la nación. Ese ya fue dilapidado en tiempos de control de cambio."

Si la transparencia absoluta no existe en los mercados financieros, ¿cómo es posible confiar en el libre mercado de divisas? Por esa grieta que tiene la "legalidad" de su esquema, de no intervención del Estado en el sistema cambiario, se irá siempre nuestra renta petrolera. Hablamos de seres humanos no de mecanismos inanimados…

…"Hasta ahora hay dos afirmaciones importantes: i) no se sacrificarán las reservas internacionales ya saqueadas por las corruptelas y el parasitismo en medio del control de cambios;"

Más arriba Farías ha hablado del fracaso del sistema de control de cambio, pero no dice el porqué del fracaso, lo hace ver como si fuera un "esquema" puramente malo, malo en sí mismo, como si los seres humanos no cuentan en absoluto en esto. Pero ahora nos dice que el fracaso, que la pérdida de las reservas internacionales, se debe "a las corruptelas y el parasitismo en medio del control de cambio", entonces ¿Son o no son parásitos los capitalistas? ¿Son o no son tramposos los burócratas que se benefician del dólar barato y de su administración a discreción? Sigue tratándose de la gente, del egoísmo, de la codicia, no del control de cambio, adecuada o no eso es una herramienta como lo puede ser un martillo.

La libertad cambiaria generará confianza en los actores económicos que tienen divisas y estarían dispuestos a traerlas para la inversión en el país. Cualquiera que tenga divisas y desee hacer un negocio en el país, antes de traer su capital, se pregunta si lo puede recuperar o si podrá realizar operaciones legales con divisas.

Se trata otra vez de hacerse la pregunta ¿De dónde los inversionistas que chillan por tener dólares ahora hay que generarles confianza? ¿Por qué ahora, o sea mañana, van atraer sus capitales en dólares? ¿No se supone que no los tienen? ¡Claro que los tienen!, se los robaron al gobierno, al Estado venezolano, a todos nosotros, ahora Farías espera premiarlos legitimando ese robo, lavando esos dólares, "liberando el mercado de divisas" para que los niños regresen con ellos y protegerlos, como si nada, en vez de ponerlos presos a todos.

En el marco del control de cambios, esta garantía no está dada y, por lo tanto, el capital no vendría. La libertad cambiaria abre las puertas a la entrada de capital al país, del cual estamos altamente necesitados.

La relevancia de lo anterior se explica por la necesidad de recuperación productiva para consolidar la estabilidad de los precios. Es indispensable recordar que el Estado no tiene los recursos para inyectarlos a la economía (pública ni privada) y avanzar en esa dirección. Se tiene que estimular el ingreso de divisas y de capital.

Hay que darles garantías a los ladrones ¿Cómo es eso? Ahora activar la producción necesita de divisas para la producción pública y privada ¿Y qué pasó ayer?... ¿De dónde vas a sacar el dinero si no de la renta petrolera? O del FMI. Los capitales que espera Farías que vengan, nunca van a venir; los capitalistas están a la caza de la renta, del gran negocio (como Oswaldo Cisneros) o del gran préstamo al FMI o el BM, para seguir chupando.

Volvemos a lo mismo, se trata de un problema humano, de gente que roba, codiciosa, de vampiros o de chacales que ya tiene en Venezuela una carroña. O de gente que trabaja, que puede sacar el país a delante si es guiada por líderes honestos, honrados, socialistas de corazón, valientes, no pendejos pusilánimes, codiciosos, envidiosos, resentidos de Chávez y de todo aquel que muestre un destello de inteligencia y capacidad de trabajo y de lucha. De eso no habla Farías porque cree que Maduro agotó con sus palabras hueras el significado de mucha de ellas, su realidad sigue siendo la de los liberales, las formulitas neoliberales: ricos y pobres, países ricos países pobres, imperios y colonias, indigestos y muertos de hambres.

Farías habla de producción y se olvida de los sujetos que producen, de la gente, de los trabajadores, que sudan, comen, cagan, se reproducen y mueren.

Esta política económica tiene un carácter sistémico y actuará en los siguientes ámbitos: social (desarrollo de una política social a un máximo nivel de eficiencia);

Si hasta ahora no lo han hecho, estimulando el individualismo, usando a la gente, manipulando, engañando, arreándola como si fueran sujetos inermes, ¿por qué él cree que ahora sí se puede desarrollar una política social a un máximo nivel de eficiencia? ¿de dónde van a sacar nuestros burócratas mágicamente esa conciencia para la eficiencia? ¿A caso van imponer de nuevo un régimen esclavista, tipo nazi, trabajar con los presos, tipo Gómez? No hay de otra para quién no cree en el socialismo, que más bien cree en el "cambio de estrategia", para quién busca confundir el madurismo con el socialismo, igual como lo hace Maduro quizás por otros fines (quizás los mismos de Farías), que confunde sus madurismo con socialismo.

Precios (flexibilidad y rigurosidad suficiente para estimular la producción y combatir la especulación y usura);

¿Qué llama Farías flexibilidad, qué llama rigurosidad? Ahí está y estará siempre la estafa. No lo dice porque eso no es real, son solo deseos o palabras vacías. Con los capitalistas, en países subdesarrollados como los nuestros, esas son palabras tontas y vacías, todo es robo, trampa, manipulación, explotación. …¡Socialismo o nada!, o confiscas toda la gran propiedad, los medios de producción, la ganancia, la plusvalía, para ponerla al servicio de la sociedad o volvemos a ser esclavos y colonia.

Fiscal… productivo (estímulos fiscales, acceso a materia prima, reducción de los trámites administrativos, recuperación de las grandes industrias públicas…),

¿Estímulos fiscales a quién? ¿Cuánto pretende Farías que ganen los "capitalistas" que invierten en esta manguangua de país?

Petrolero (aumento de la producción e ingresos petroleros indispensables para la recuperación productiva del país),

Decir que hay que aumentar la producción petrolera es un galimatías, una tontería tan obvia que la sabe hasta Maduro. Pero no se puede aumentar la producción con el actual equipo de gobierno, el cual desmanteló a PDVSA, esa es otra de las irrealidades de Farías. No se puede aumentar la producción petrolera en el actual estado de persecución a los trabajadores y técnicos, con trabajadores humillados y amedrentados, sin sus mejores cuadros. A menos que la privaticen. Esa debe ser la idea de Farías, pero no lo dice.

Financiamiento externo (búsqueda de financiamiento externo, restructuración de deuda, ambos casos en la medida de las posibilidades existente en medio del bloqueo financiero de Washington)…

Ahí está: llamar al FMI, los chinos no van a seguir gastando plata en una causa perdida, en una cosa que no es ni chicha ni limonada.

A los que dicen que esta propuesta de política económica es neoliberalismo y contrarrevolucionario, les recuerdo que no hemos sido capaces de superar los dramáticos efectos de la guerra económica con las políticas actuales. Ser revolucionario en esta dificilísima coyuntura significa resolver el grave problema económico, lo cual no vamos a lograr aferrándonos fórmulas que agotadas.

Las fórmulas que el mismo Farías estimuló, y que nada tienen que ver con el socialismo, y él lo sabe, ahora más que nunca lo sabe, sin la máscara puesta.

Cuando las circunstancias lo impusieron, (Chávez) tomó medidas que algunos ahora califican de neoliberales (¿quiénes califican?), pero que en su momento permitieron garantizar la estabilidad de la revolución: (ajuste de presupuesto nacional en el 2009 con motivo de la caída de los precios del petróleo, devaluación de la moneda, mantuvo el IVA, aumento de la gasolina, participación de empresa extranjeras en el sector petrolero a través de empresas mixtas, expansión del crédito a la empresa privada, asignación de divisas al capital privado, endeudamiento externo…);

A parte de la manipulación de la información, ninguna de estas medidas son neoliberales en sí mismas, las que se tomaron se hicieron bajo control del Estado y a favor de los más necesitados, y no al contrario, bajo control de la economía por los privados y a favor de los más ricos. Es otra manera de calumniar a Chávez. Las empresas mixtas (60% contra 40 % de los privados) reportó una captura de la renta considerable para los proyectos sociales de la revolución, por impuestos, bonos, y control del negocio, superando en todo el sistema de las "operadoras de servicios" las cuales se quedaban con todo: esto está muy lejos de ser una medida neoliberal. Pero no lo dice…

…todo ello sin dejar de proteger al pueblo… El dogmatismo, por parte de unos, e intereses perversos (los que roban y especulan al amparo del control de cambios), por parte de otros, motorizan el ataque en contra de un cambio absolutamente necesario en materia de política económica.

Esto es cierto, esto de "los que roban y especulan al amparo del control de cambio", pero es raro que lo señale ahora, cuando él fue dos veces ministro. Hay que cuidarse de estos renegados de Maduro, parecen más peligrosos él.

Marcos Luna 16/07/2018



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3537 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /economia/a266458.htmlCd0NV CAC = Y co = US