Paradojas: El valor de uso es moneda buena, y muy mala la del valor de cambio

Nos preguntamos: ¿Cuánto vale nuestro salario? Vale una jornada de trabajo. Y ¿cuánto vale la cesta básica de un trabajador asalariado? Hoy en Venezuela esa cesta vale muchas veces el salario.

Conclusión: en Venezuela se está trabajando para recibir una miseria de salario y con este enfrentar la monstruosidad comercial de unos precios que los impone hasta el más pendejo de los bodegueros.

Si proyectamos esta crisis al tiempo de la jubilación, entonces, el asalariado recibiría Prestaciones Sociales por un monto que penas le cubriría menos de 1día por año de servicios prestados.

La idea de fondo es que el trabajador asalariado ha recibido siempre una paga en moneda mala-valor de cambio-mientras el fabricante ha recibido moneda buena-valores de uso-, valores y bienes tangibles, comestibles, usables, etc., algo así como cambiar frutos por tierra sin cultivo.

Desde la instauración del comercio internacional (siglo XVI, e. e.) las fabricas andan por un lado y el comercio por otro. Las fábricas compran valores de uso (medios de produccion y mano de obra viva); los intermediarios compran valores de cambio y a estos revenden.

Por su parte, el trabajador y creador de todos esos valores de uso cargados de valores sólo ha manejado como propiedad (como renta) valores de cambio sujetos a todos los vaivenes y conveniencias del mismo mercado, a la puja de la oferta-demanda, puja sólo controlada por fabricantes e intermediarios-y a espaldas del consumidor; a la conveniencia no solo del fabricante que almacena los valores de uso sino de los intermediaros que a diario vemos con inventarios saturados de mercancías invendibles, de hecho u obsoletas, sin que ninguna de esas prendas hayan satisfecho necesidad alguna a la población

La idea, púes, de la separación entre fabricas e intermediarios ha resultado perjudicial para el trabajador. Este debe abocarse a que cada fábrica disponga de centros de venta al detal para sus trabajadores y del resto inmediato de su localidad.

Los males de la Economía Moderna los ha generado la intermediación, el uso abusivo del valor de cambio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 970 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: