Desafortunadamente así ocurrirá

Antes de enfermarme --- debido a una serie de ACVs que me dejaron bastante inoperativo y parcialmente paralizado durante más de 5 años --- había estado trabajando en el montaje y en la producción de materos pintados, vino afrodisíaco de fresa, y paté francés.

Había pasado dos años desarrollando la receta perfecta y secreta para el vino de fresa, un vino exquisito, original, y que casi todos los negocios del pueblo habían probado y aprobado al 100% (algo muy raro) durante las pruebas que hice durante un periodo de alrededor de 3 meses con unos 30 litros de este vino paradisíaco.

Ya había conseguido mi distribuidor también.

Mientras tanto también estaba desarrollando mi receta para el paté francés, algo que nadie en el pueblo conocía ni jamás habían probado --- es un producto absolutamente excelente --- y que durante las pruebas empezaron a gustarles y empezaron a comprarme.

Simultáneamente producía mis materos pintados originales y barnizados con un barniz especial que compraba en Cúcuta ya que en Venezuela no se consigue.

Vendía bastante materos, pero después me enfermé.

Bueno, así es la vida.

En el 2014 mientras me recuperaba un poco, seguí con mis tres proyectos de producción, pero a muy baja velocidad, y aun así me encontré con los siguientes problemas:

1- Ya no se conseguía ni azúcar ni levadura --- los dos ingredientes que sin ellos no podía producir mi vino --- que eran acaparadas por las malditas mafias y los grandes distribuidores regionales que surtían las panaderías.

2- El precio de los huesos y restos de la carne de res y de cochino --- los dos principales ingredientes para mi paté --- aumentaron en precio de manera tan exagerada que ya no podía producir mi paté, es más, ya casi no podía conseguir los condimentos que necesitaba, entre ellos la pimienta negra en grano (bolitas), y si se conseguía, bueno casi siempre estaban adulterados (eso no sirve para la producción, es muy peligroso).

3- Ya nadie podía comprarme mis materos porque la devaluación de nuestra moneda y la inflación hacían que la gente solo comprara lo mínimo de todo, especialmente para poder comer, pero, también, yo ya no podía conseguir la pintura que necesitaba (los colores fuertes), los negocios de pinturas ya casi no conseguían nada excepto lo básico, y así no podía seguir produciendo.

Entonces, ya que no podía seguir produciendo nada de lo que había estado produciendo, básicamente por falta de materia prima, bueno, decidí empezar a producir chupi-chupis (vikingos), o sea, helados en tubitos largos, pero justo cuando empecé a buscar la materia prima, ya no se podía conseguir los tubos plásticos, y además, el precio del polvo para hacer los jugos, los refrescos, y las frutas y los jugos naturales para producir los chupi-chupis habían multiplicados por algo como 100 veces, entonces tampoco pude producir los chupi-chupis, y casi nadie durante más de 2 años en la región donde me encontraba entonces en la frontera con Colombia podían tampoco producir.

Muy triste.

Bueno, así siguió mi odisea con respecto a la producción, algo que siempre acostumbré de hacer toda mi vida desde los 11 años de edad, producir, no simplemente comprar para revender, o meterme de político para chupar la sangre (dinero fácil) del país, o ser un funcionario que básicamente no contribuye al crecimiento productivo del país …

Siempre me gustó producir, y creo que la única manera que un país puede realmente ser Soberano y estable socioeconómicamente es al basar su economía principalmente en la producción.

Bueno …

Nada de esas cosas me ha funcionado desde que Chávez murió y que Maduro ha estado al mando del país.

Es muy triste.

Durante el tiempo de Chávez monté, sin impedimentos mayores excepto los normales, como la competencia, precios, ergonomía, venta, distribución, etc., un café internet, tres negocios de alquiler de lavadoras, dos abastos, un alquiler de herramientas, la producción, exhibición, distribución, y venta de cuadros artísticos (que tuve que dejar por la enfermedad, es muy duro físicamente), y un taller de reparación de cualquier cosa, eléctrico, electrónico, mecánico, o lo que sea.

Hoy, 5 años después de la muerte de Chávez, ya casi no se consigue nada de herramientas ni materia prima a menos que uno los compre robados o de alguna porquería de mafia.

Bueno, les cuento esto porque si y no fuera tan creativo y tan hábil --- hago otras cosas para sobrevivir mientras desarrollo una y otra vez la producción --- ya hubiera hace tiempo establecido una red criminal de robo y reventa de herramientas y materia prima, entre otras cosas.

Pero no soy así, es decir, no tengo --- contrario a la inmensa mayoría de la población --- la necesidad imperativa de sobrevivir de cualquier manera que sea.

Por ejemplo:

En el caso de que uno no pueda conseguir un empleo (no es el caso mío, trabajo por mi cuenta), pero lo cual es el caso actual para millones de venezolanos y venezolanas, no necesito recurrir por ejemplo al negocio del acaparamiento y la compra-y-reventa de insumos de necesidad básica como la harina, el azúcar, los pañales (matillas), las toallas sanitaria, el papel higiénico, los repuestos para carros, o los medicamentos, etc., no me encuentro en una situación de desespero para sobrevivir …

… porque no tengo hijos menores de edad, ni compromisos familiares, ni carro, no pago alquiler, no tengo televisión, ni cable, ni tengo ningún gasto que no sea muy básico o para herramientas y materia prima para producir.

No salgo a restaurantes excepto en raras ocasiones, no voy al cine, no tomo whisky importado, nada de eso, soy muy sencillo, no tengo muebles comprados, los produzco yo mismo, no tengo sistema de sonido, produzco mi propia música con equipos de producción, y casi no compro ropa, ni nada, bueno, excepto jabón y cosas así.

Soy una excepción.

Pero, la mayoría de la población no es una excepción, es una mayoría.

La mayoría se ha acostumbrado a ser un empleado de alguien, de una empresa, un obrero, un profesional, una secretaria, un funcionario, o lo que sea, se ha acostumbrado a seguir órdenes, de esperar que alguien le diga qué y cómo hacerlo, de no divergir de la línea, sino lo despiden y no entra el dinero, y uno no come.

Esa es la realidad venezolana (y en todas partes del mundo capitalista).

La mayoría jamás ha tenido que producir algo (o nada) por su propia cuenta para sobrevivir, entonces cuando se encuentran sin trabajo … y ese es al caso actual hoy aquí en Venezuela para millones de ciudadanos trabajadores y trabajadoras honestos y honestas …

¿Qué carrizo van a hacer?

El problema es que no saben qué hacer.

Pero eso no es culpa de ellos.

Es culpa de todos los gobiernos --- como el de Maduro --- que no priorizan la producción globalmente en el país, a todos sus niveles, más bien promueven el facilismo, como la extracción, venta, y reventa de los recursos naturales, sin jamás transformarlos a través de la producción primaria, secundaria, y tercera en productos de uso final …

…como por ejemplo productos de plástico para la cocina (con el petróleo), o componentes electrónicos (con el oro y los elementos preciosos), o fuselajes de aviones (con el bauxita o titanio).

Por eso hoy en Venezuela hay millones de personas que se dedican al bachaqueo (venta y reventa y reventa y reventa de productos de consumo masivo).

Por eso hay tantas personas hoy aquí en Venezuela que roban los cables eléctricos de cobre para revender.

Por eso uno ya no puede confiar en los productos que uno compra porque son a menudo alterados.

La gente tiene que sobrevivir.

La gente debe encontrar cómo ganarse su vida.

Es decir, deben encontrar o inventar cómo generar dinero, ya que esta podrida sociedad en la cual vivimos hoy en Venezuela --- y más aun bajo Maduro y su podrido concepto de la prosperidad --- exige dinero, efectivo, cash, cuentas bancaria, carros, muebles, etc., porque si tú no tiene ese dinero, esas cosas, bueno, tú no eres nada, o sea, tú eres considerado un bien, como cualquier otro bien, sin o con valor.

Por eso estamos así.

Para rectificar esta grave situación --- si alguien lo hace (Maduro jamás los hará ya que no es capaz) --- se demorará por lo menos una generación antes de empezar a mejorar.

Por eso en los próximos meses y años, la delincuencia, la criminalidad, y la corrupción masiva incrementará de manera muy significativa, y por supuesto acompañada con la respectiva violencia, descomposición, y degradación humana, así como está ocurriendo --- aparentemente --- en países como México y Colombia.

Desafortunadamente así ocurrirá ya que, entre otras cosas muy importantes --- como por ejemplo el concepto del hacer versus del hablar --- el concepto de la producción no ha sido priorizado por el gobierno de Maduro, ni por los gobiernos anteriores a Chávez (en mi conocimiento).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3449 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /economia/a264120.htmlCd0NV CAC = Y co = US