El ilícito del salario subestimado

Llevamos años tratando la fórmula usada consuetudinariamente para calcular el salario diario, a partir del salario semanal, por ejemplo.

El Estado, los patronos y sus contables han hecho de esa fórmula la más expedita para los cálculos salariales que incluyen horas extras, días de asueto semanal y de fiestas patrias y religiosas en caso de ser trabajados, días de vacaciones anuales y los días correspondientes a las Prestaciones Sociales.

Se trata de una ingeniosa fórmula que se aviene perfectamente al criterio burgués, según el cual las empresas capitalistas deben hacer hasta lo imposible-ilícitos incluidos-para maximizar su ganancia a punta de una exhaustiva minimización de los costes de producción, de una subestima del monto salarial.

Concretamente, la minimización más conocida y practicada hasta ahora por los empresarios, los sindicalistas y especialistas laborales, todos contestes en ello, es la de una obstinada minimización de los salarios en cuanto al monto absoluto del mismo, en cuanto al tamaño de la jornada, en cuanto a las condiciones sanitarias del ambiente laboral, en cuánto al valor de las horas y días extras, etc.

Sin embargo, ninguno de esos apologistas del ilícito método se ha pronunciado sobre esta suerte de pago indebido por concepto de los salarios cuando estos son tendenciosa y matemáticamente calculados

El vínculo que acompaña a esta entrega da cuenta detallada de la forma matemática que ha permitido semejante ilícito salarial. No abundamos cuando ratificamos que los patronos sumados a semejante cálculo perjudicial a los trabadores pueden haberse lucrado ilícitamente con 40% aplicable a días extras, horas, extras, vacaciones, prestaciones sociales, etc. Digamos que en sus libros aparece subrepticiamente un considerable pasivo por este concepto.

15/02/2018 12:15:58 p.m.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 708 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: