Algo de historia económica ,o lo advertimos a tiempo Maduro

El siguiente artículo fue escrito por mi en el Foro de Aporrea "Socialismo del siglo XXI e ideología el 2013, cuando en Venezuela se vivía la borrachera y atolondramiento de un barril petrolero cotizado internacionalmente muy por encima de los cien dólares lo que potenció en el gobierno, los demonios asociados históricamente en el país al rentismo como son el populismo clientelista y asistencialista que no debe ser confundido como lo hacen perversamente los neoliberales, con la creación y distribución equitativa de la riqueza entre las mayorías sociales.

"La economía es una ciencia estrechamente vinculada a la historia, sus abstracciones y modelos matemáticos, nacen del estudio de situaciones histórico-concretas específicas. Creándose así, una especialidad de la historia denominada Historia Económica, sin la cual no se puede comprender en su totalidad el devenir y la causalidad de los procesos sociales. Entender las determinaciones de un periodo remoto nos permite analizar una etapa de tiempo distinta y reciente de una misma sociedad, debido a las relaciones de continuidad que se crean en ella, a pesar de los cambios evidentemente producidos; la convivencia simultanea de elementos constantes y cambiantes en los procesos históricos de una civilización, es lo que algunos teóricos de la Historia han llamado Continuidad y Discontinuidad del Devenir Social.

Sirva lo anterior para arrojar algo de luz a las exacerbadas importaciones realizadas por el gobierno venezolano al resto del mundo y concretamente a países latinoamericanos como Nicaragua, Brasil, Uruguay y Argentina, naciones que nos están proveyendo de alimentos que podrían producirse en nuestros campos que durante muchos años, antes de la aparición del petróleo, tuvieron una excelente vocación agrícola, no sólo para exportar, (añil, cacao, café, algodón, carnes saladas y cueros ), sino para asegurar la alimentación de la población, praxis que ocurrió desde la colonia hasta aproximadamente la segunda década del siglo XX ( 1921 ), y que podemos retomar sin grandes dificultades.

Algunos economistas chavistas y amigos haciendo alarde de la Teoría Clásica de las Ventajas Comparativas en el Comercio Internacional formulada por Adam Smith y David Ricardo, analizan el problema de las importaciones de manera acrítica, considerando que Venezuela como nación petrolera miembro de MERCOSUR Y A.L.A.L.C , debe dedicarse a exportar petróleo e importar de los países con gobiernos socialistas los alimentos que necesitamos. A nuestro juicio esto es un error, porque en esos países nada más sus gobiernos son socialistas, pero los propietarios de los medios de producción agropecuarios están en manos de una rancia burguesía agraria y en tal sentido, las compras gubernamentales de Venezuela terminan financiando a los capitalistas de esas naciones, por cierto militantes de la extrema derecha política, quienes desean perpetuar sus privilegios y la explotación de sus trabajadores. Además también están equivocados mis colegas, porque la impoluta Teoría de Las Ventajas Comparativas, basada en una División Internacional del Trabajo que se fundamenta en el hecho de que ningún país es autárquico en la producción, sólo se hará concreta en un mundo absolutamente solidario, lo cual ratifica la tesis Trotskista ( Marxista ) de una Revolución Permanente y Mundial.

Justificamos que durante los duros años del sabotaje petrolero, el golpe de Estado y la lucha por eliminar el latifundio, ( años 2002, 2003, 2004 y 2005 ), se hayan incrementado las importaciones de los países señalados, pero ya es hora de producir en nuestra tierra y ahorrar divisas.

Recordemos que la España Colonial y Mercantil de los siglos XV, XVI, y XVII, expolió de perlas, oro, plata, esmeraldas, etc. A sus colonias de América Latina y esta inmensa riqueza la malgastó financiando la Revolución Industrial inglesa, el desarrollo agrícola de Francia y la ganadería e industria naval holandesa, mientras que España y sus Colonias se deprimieron por largo tiempo. Estas son las lecciones que nos brinda la Historia".

Esta opinión lamentablemente no fue escuchada por los ociosos y corruptos funcionarios del gobierno, quienes prefirieron otorgar dólares preferenciales a sus amigotes de la oligarquía parasitaria importadora, para hacer jugosos negocios con los sobreprecios de los alimentos; pero seréis condenados por la historia por el crimen imperdonable de condenar al hambre a nuestro pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1353 veces.



José Burelli

Economista. Maestría en Relaciones Internacionales. Subdirector de Cultura UNESR. Profesor de la UNEFA, Universidad Pedagógica de Caracas.

 joseburelli@hotmail.com

Visite el perfil de José Burelli para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: