Reforma de Pensiones en Argentina, Brasil y Venezuela

El grado de brutalidad policial, aplicada por la gendarmería argentina contra los pensionados y pensionadas de esa hermana República, es comparable, tan solo a los tiempos de pleno ejercicio de la represión en la dictadura militar de Jorge Videla, en los años 70. En el caso venezolano, es comparable a los tiempos de ejercicio de la gobernación de Caracas por el entonces adeco, Antonio Ledezma, quien no escatimó gases ni "ballena" alguna, para rociar de agua tóxica a nuestros abuelos y abuelas, así como asestarles sus respectivos peinillazos, en función de reprimirles su osadía de pretender luchar por pensiones dignas, y no mínimas, como las que existieron a todo lo largo de la cuarta república. La llegada del Comandante Hugo Chávez a la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, modificó –sustancialmente- el cuadro de las pensiones a nivel continental pues su anclaje al Salario Mínimo Nacional, sirvió de locomotora de empuje al cuadro de pensiones suramericanas. Dicho ejemplo, fue seguido tanto por Néstor Kirchner en Argentina, y Lula da Silva en Brasil, en sus gestiones presidenciales. Suramérica, pasó de ser un mal ejemplo en lo que a Pensiones se refiere, a un referente de protección social de los llamados adultos y adultas mayores, viejas y viejos, ahora dignificados por la Patria Grande, que les brindaba su máxima protección. Incluso, el Comandante-Presidente Hugo Chávez, fue mucho más allá de anclarles su crecimiento al Salario Mínimo Nacional, al desmontar los mecanismos de acceso al beneficio como tal, mediante la creación de la Misión en Amor Mayor. Estableciendo como único requisito, para recibir la pensión del IVSS, el cumplimiento de 55 años de edad para las mujeres, y 60 años los hombres.

La Reforma Previsional, propuesta para su aprobación por el parlamento Argentino por el empresario-presidente Mauricio Macri, no es otra cosa sino la reforma del mecanismo de pensiones, que fuera aprobada esta semana decembrina por el Congreso bajo una brutal represión al pueblo, que se movilizó por millones contra dicha reforma. Obedece la misma, a una exigencia realizada por el FMI al gobierno argentino con la finalidad de reducir el mal llamado "gasto público". El Fondo Monetario Internacional, FMI, organismo financiero internacional ha asumido la regencia de la economía en esa hermana República, tras la llegada de Macri al gobierno.

¿A qué obedece, esa recomendación-obligación del FMI a los países bajo su dominio? En el Informe sobre la estabilidad financiera mundial (GFSR), de abril 2012, preparado por los técnicos de esa institución financiera, se desarrolla en su capítulo 4: El impacto financiero del riesgo de longevidad; concluyendo los mismos, que: "Vivir hoy más años es un hecho muy positivo que ha mejorado el bienestar individual. Pero, la prolongación de la esperanza de vida acarrea costos financieros, para los gobiernos a través de los planes de jubilación del personal y los sistemas de seguridad social, para las empresas con planes de prestaciones jubilatorias definidas, para las compañías de seguros que venden rentas vitalicias y para los particulares que carecen de prestaciones jubilatorias garantizadas".

Mayor muestra de darwinismo social, imposible apreciar en un organismo que, como el FMI, se despliega en todo el planeta en procura de impulsar verdaderos genocidios sociales, masivamente. Recoge el FMI, las enseñanzas del programa Aktion T-4, que arrancó en septiembre de 1939, coincidiendo con el inicio de la segunda guerra mundial. Con su aprobación, el gobierno de Adolf Hitler, daba luz verde al exterminio de unas 70 mil personas, inicialmente, con algún tipo de enfermedad mental diagnosticada y otras. Así como también, aquellas personas que no reuniesen las características genotípicas y fenotípicas, de la raza aria. Hitler, estimaba que las personas con problemas de perturbación mental, algunas discapacidades físicas e incluso pacientes con alguna enfermedad grave como el cáncer u otra, debían ser consideradas como "inútiles" para la sociedad. El objetivo del programa, fue hacer una "limpieza o higiene" racial, "limpiar" la sociedad alemana de pacientes irrecuperables, disminuir el gasto público y hacer sitio a posibles soldados heridos en la guerra.

A la par, que iniciaban el exterminio, el gobierno alemán puso en ejecución una intensa campaña de propaganda con panfletos, posters y películas, que mostraban a enfermos y discapacitados, como "animales" carentes de personalidad; mientras, aludían a la teoría de Darwin de la "Selección Natural". Una de las películas, que más repercusiones tuvo sobre el pueblo alemán, fue presentada en 1934, llamada "Dasein ohne Leben" (Seres sin vida), mostraba imágenes de enfermos mentales y niños discapacitados. Tan crudas fueron, dichas imágenes, que el propio Hitler prohibió su difusión. Años antes, el gobierno alemán había aprobado la Ley para la Prevención de Descendencia Genéticamente Defectuosa, la cual amplió en 1935, para "permitir" los abortos a mujeres que estaban catalogadas como genéticamente "no aptas". Así, el nazi-fascismo combatía las supuestas "amenazas" para la pureza de la genética aria y, en consecuencia, quienes así eran clasificados, estimaba dicho gobierno, que no merecían la vida. Y, en efecto, al comienzo de la segunda guerra mundial, el ejército nazi-fascista persiguió con fines de asesinato, en el marco de ese programa, a cerca de un millón de seres humanos. Tal pareciera, que la ideología nazi-fascista, sigue nutriendo las ideas de la tecnocracia fondomonetarista. En este preciso caso, al convertir a nuestros queridos viejos y viejas, en casi que, los enemigos de la sustentabilidad de la especie humana en el planeta, en el futuro inmediato. Señala, el informe del FMI, que: "Las implicaciones financieras de que la gente viva más de lo esperado (el llamado riesgo de longevidad) son muy grandes. Si el promedio de vida aumentara para el año 2050, tres años más de lo previsto hoy, los costos del envejecimiento —que ya son enormes— aumentarían 50%". De hecho, el FMI, acusa a nuestros queridos viejos y viejas, desde ya, de ser los culpables del exterminio de la raza humana, si siguieran viviendo más allá del 2050. Se atreven, incluso, a fijar la fecha final de la humanidad en el paneta tierra.

Si bien, el FMI, no llega al extremo de solicitar a los gobiernos bajo su dominio, emplear las técnicas de exterminio nazi-fascista, utilizadas en la segunda guerra mundial, procura en sus recomendaciones-obligaciones alcanzar el mismo objetivo: reducir su esperanza de vida. Para ello, manifiestan en su Informe, como medidas de urgencia a tomar, las siguientes: "Para neutralizar los efectos financieros del riesgo de longevidad, es necesario combinar aumentos de la edad de jubilación (obligatoria o voluntaria) y de las contribuciones a los planes de jubilación con recortes de las prestaciones futuras". Recomendaciones-obligaciones, ambas, que están recogidas en la propuesta de Reforma Previsional o de pensiones, remitida por el empresario-presidente Mauricio Macri al parlamento argentino, y que fuera ya aprobada, en el marco de una brutal represión al pueblo argentino, que resistió tal embestida de la gendarmería macrista. Tan solo, dos opiniones se escucharon en nuestra Patria Grande ante tamaña brutalidad. Una, a favor, del empresario-dictador Michel Temer, desde Brasil. Quien, felicitó a su par argentino: "Él aprobó la reforma en Argentina. Sirve como ejemplo". En 2018, dicha propuesta será elevada al congreso brasileño para su aprobación. Una segunda opinión, que se alzó como un huracán fue la voz del camarada Presidente Nicolás Maduro, desde la Venezuela Bolivariana. Increpando, al empresario-presidente argentino, que eso de "quitarles las jubilaciones a los jubilados, aumentar la edad a 65 para las mujeres y 70 para los hombres es como una burla. O sea, meterle la mano en el bolsillo para quitarle la jubilación a los jubilados, eso no se hace". Calificando dicha acción, como un vulgar robo y alertando a los pueblos de la Patria Grande: "Es el modelo que imponen desde el imperialismo, es el modelo que imponen en Argentina y Brasil. Es el modelo que quiere imponerle Donald Trump a Venezuela". En contraposición, a ese modelo excluyente, el modelo incluyente Bolivariano de máxima protección al pueblo, es reivindicado por el camarada Presidente Maduro –públicamente- en su programa radial: "Uno puede afrontar dificultades, pero lo primero que tiene que hacer es proteger a los más necesitados, a los viejitos, a los trabajadores". "Este es el modelo nuestro, proteger al pueblo".

Nuestra Venezuela Bolivariana, sigue su curso -a contracorriente de la ofensiva neoliberal contra los pueblos de la Patria Grande. No es política del Estado Bolivariano, atentar contra el beneficio de las pensiones del IVSS o cualquier otra, obtenida contractualmente, por los trabajadores y trabajadoras de la patria. No obstante, nuestro análisis quedaría corto, si no mencionamos dos tentativas curtidas en el espíritu genocida del FMI, o de su presidenta Christine Lagarde, quien lo expresa en los mismos términos, pero con mayor crudeza: "Los ancianos viven demasiado y es un riesgo para la economía global, hay que hacer algo y es ya". Ese ya, de Christine, fue atendido por la oposición venezolano con suprema premura, como bien lo expresan, en el Programa de Gobierno que presentaran en las presidenciales de 2012, por intermedio de su candidato Henrique Capriles Radonski. En los "Lineamientos para el programa de gobierno de unidad nacional 2013-2019", que sirvió de propuesta programática al candidato de la MUD; hablan que, en un hipotético gobierno de oposición, se pagarán "pensiones modestas" (ítem 923 del citado programa), pagadas, en base al ahorro del propio trabajador o trabajadora, mediante su capitalización individual, anunciando desde entonces, su propósito de privatizar el IVSS. En dicho programa, por lo demás, anuncian la privatización de PDVSA. Con lo cual, es más que evidente -en dicha propuesta, la vuelta a lo que eran las pensiones en la cuarta república, mínimas e indignas. Para minimizarlas, en esa propuesta, asoman el mecanismo. El mismo, empleado por Macri en su Reforma Previsional. Desvincularlas del Salario Mínimo Nacional, y otros serían los factores que se emplearían para su ajuste. No llega, la MUD, a desarrollar en su programa de "unidad nacional", cuál sería el mecanismo de ajuste de las pensiones, distinto al Salario Mínimo, pero el propósito queda claramente definido.

La segunda tentativa, en la misma dirección del FMI, que ha causado tantas reacciones adversas en todo nuestro continente e incluso, la reacción del propio Jefe del Estado, camarada Nicolás Maduro, tiene que ver con la contratación colectiva del sector universitario o Tercera Convención Colectiva Única, suscrita entre la FTUV y el MPPEUCT, en julio-agosto de este año. La cual, aún no ha sido homologada por el MPPPST. En este caso, al igual que las pensiones del IVSS, las otorgadas por las universidades públicas nacionales crecían atadas al crecimiento del llamado Salario Tabla, según Cláusula 79, expresada en la Segunda Convención Colectiva Única. Tal crecimiento de las pensiones de jubilación del personal universitario, pareciera que causó escozor en el funcionariado del MPPEUCT y la burocracia sindical de FTUV. El espíritu de Christine, pareciera haberlos abrazados a su indigna causa. Tal pareciera, que las trabajadoras y trabajadores universitarios "viven demasiado". Y, para evitar que "vivan demasiado", se les ha ocurrido a las partes involucradas en la negociación ya concluida de esa Tercera Convención Colectiva Universitaria, establecer fórmulas de decrecimientos de las pensiones de jubilación del personal universitario.

El mecanismo, que han creado para desvincular el crecimiento de las pensiones de jubilación universitarias al igual que lo hace el llamado Salario Tabla, está relacionado con la extensión de la Prima de Antigüedad al jubilado y jubilada universitaria. Solo que, el crecimiento de dicha Prima no es igual que lo hace el personal activo en las universidades. Ya que, mientras al personal activo se le proyectan los años de servicios hasta que ejerce su actividad, al jubilado y jubilada se le congela ese factor de la fórmula al momento que dio inicio al beneficio de la jubilación. Nada de progresividad tiene la extensión de dicha Prima al jubilado o jubilada universitaria, sino que oculta fines perversos, tales son, los mismos que persigue la Reforma Previsional del empresario-presidente Mauricio Macri, ahorrar "gasto público" y colocar un ancla, que impida el crecimiento a la par del Salario Mínimo y de los Salarios Tablas, de las pensiones del personal jubilado universitario, minimizarlas y procurando con ello, que el trabajador y trabajadora universitaria evite, o retarde, su plan de jubilación, más allá de los 55 ó 60 años. El espíritu, es el mismo. El mecanismo, contemplado en la Tercera Convención Colectiva Universitaria, cumple los mismos objetivos que la Reforma de Macri: lograr ahorros presupuestarios, elevar –como efecto colateral a la minimización de las pensiones- la edad de jubilación y minimizar los montos netos de las pensiones. Es así, que el gobierno del empresario-presidente Macri, ha estimado ahorrar con su Reforma Previsional, entre 60 y 80 mil millones de dólares en 2018. Lo que vendría a ser, no otra cosa, sino recursos e ingresos, dejados de percibir por cada pensionada o pensionado argentino. ¿Cuánto se ahorrará el MPPEUCT, con el cambio de la cláusula de ajustes de las pensiones del personal universitario?

Solo que, a diferencia de la Argentina de Macri, esa Tercera Convención Colectiva Única Universitaria, una vez, demostrado su carácter regresivo, pudiera ser objeto de solicitudes de nulidad Constitucional. Puesto que, la cláusula en cuestión, demostrado su carácter regresivo, se hace contraria a los Principios Constitucionales de la intangibilidad y progresividad de los derechos y beneficios, ya consagrados en convenciones colectivas, previamente aprobadas (CRBV, Art. 89, Num. 1). La propia Constitución Bolivariana, establece como mecanismo de autodefensa, la declaratoria de nulidad, de "toda acción, acuerdo o convenio que implique renuncia o menoscabo de los derechos" (CRBV, Art. 89, Num. 3). La LOTTT, desarrolla esa premisa Constitucional, y en su Artículo 434, ordena que: "La convención colectiva de trabajo no podrá concertarse en condiciones menos favorables para los trabajadores y trabajadoras, que las contenidas en los contratos vigentes…"

En vista, que dicha Tercera Convención Colectiva, aún no ha sido Homologada por el MPPPST, valga decir, no ha recibido el visto bueno del Presidente de la República, y considerando la opinión manifiesta del Jefe del Estado, camarada Presidente Nicolás Maduro, de repudio a la Reforma Previsional del gobierno neoliberal de Argentina. Estimamos que, actuando en consecuencia, a esa respetable opinión presidencial, y para ser consistentes con la denuncia presidencial, el camarada Presidente Nicolás Maduro debería proceder a vetar dicha cláusula de Ajuste de las Pensiones de Jubilación del Personal Universitario, y convocar a las federaciones universitarias que suscribieron la Convención Colectiva previa, la Segunda, para revisar dicha Cláusula y reconvenirla, en términos no solo más beneficiosos para el jubilado, jubilada universitaria, sino que sea Constitucional, acorde a sus Principios. Después de lo cual, proceder a su respectiva homologación, en cumplimiento de la Ley. Mayor muestra de auto corrección, se enviaría al mundo todo, de lo que es capaz de corregir una Revolución que ha colocado al hombre, la mujer, niños y niñas, pensionados y pensionadas, en el mero centro de sus objetivos sociales, políticos y económicos. Obtener, y garantizarles, la mayor suma de felicidad posible…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1387 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /economia/a256838.htmlCd0NV CAC = Y co = US