El imperio de la ley como principio jurídico ético-político y sus desvíaciones

Ayer, por circunstancias que surgen en el diario trajinar de la cotidianidad, en opiniones encontradas con una señora, que dijo ser Adeca, en una cola de un supermercado, caímos en la polémica para comprar los alimentos con precios al extremo elevados, por supuesto que despotricó del gobierno a quien culpó de todo este desastre, no creen en guerra económica ni que la oposición es culpable, cuando llegamos ahí, la señora sacó su fanatismo extremo y no hubo chance para argumentos, que uno, sabe también que ha faltado el imperio de la ley, el caso es que un kilo de café ya en los 100 mil bolívares, una crema de leche de 250 gramos elevada a 18.283 bolívares, por la que pagábamos hará unos dos meses algo más de 5 mil bolívares, el café 62 mil bolívares, una mantequilla de Lactuario Maracay de 360 gramos, buena por cierto, hará mes y medio la adquirimos en 19 mil, a los 15 días fui a buscar otra y ya no había, pero ayer estaba repleto el espacio con el producto, y, me encontré que la misma subió sobre los 49 mil bolívares.

Un kilo de plátano sobre los 7 mil bolívares, esto indica que ya un plátano cuesta entre 2500 a 3000 mil bolívares, las salsas, las pastas, los lácteos, charcutería ni hablar, solo para quienes tengan ingresos sobre los 5 millones de bolívares; compré un arroz que estaba a buen precio bolívares 16600 el kilo, 2 litros de leche descremada a bolívares 19.950 cada litro, marca Mi Vaca, hubo la del Tunal, Purísima creo, que hasta la semana pasada costaba 10.600, pero ya se acabó la existencia vieja, seguramente cuando vuelva vendrá con otro precio, la realidad que compré siete productos y pagué 276.638, 44 bolívares, nada de frutas, hortalizas, verduras, charcuterías, si unas cremas de arroz y una galletas para cenas y desayunos, una harina de maíz importada desde México estaba a la venta pero casi 50 mil bolívares el kilo, la dejamos, los reales no daban para más, es decir el incremento del salario mínimo ya fue hecho una fagocitosis por quienes tienen el control de la producción y la distribución.

Este tema de los precios es ya reiterativo, tanto hemos escrito y se ha escrito a través de Aporrea sobre esto, que ya pensamos no seguir lloviendo sobre mojado o seguir aserrando el aserrín, hemos hablado del problema monetario, ‘’sistema cambiario y sus modalidades, las medidas tomadas por el gobierno en varias ocasiones, opinamos, hicimos propuestas o dejamos posibles ventanas de entrada para soluciones, pero todo queda en palabras escritas, solo asumidas por lectores, que comparten o no lo que expresemos, se conoce el origen económico y político, producto de la pugnacidad extrema, intolerante, donde se impone la ideología dominante, nacional o foránea la que no admite diversidad de ideas, ni mucho menos que gobiernen quienes se dicen ser socialistas, habiéndose iniciado con apenas el calificativo de ‘’Revolución Bolivariana’’, pero que sabemos muy lejos de las dos cosas estamos; la historia da cuenta de las serias dificultades para la gobernabilidad, así sea en democracia para liderazgos que no compartan el pensamiento hegemónico, de esto bastante hemos dicho, con análisis históricos y las influencias del eurocentrismo y las directrices económicas que dominan el mundo, con prevalencia del sistema capitalista, el que también ha atravesado y atraviesa por fuertes crisis, pero el poder o supremacía de la fuerza se impone, y así el mundo está en constante pugnacidad por la materia económica y política, se unen muchas veces la ideología religiosa cuya influencia en el mundo es palpable en los distintos continentes, según cada pensamiento religioso.

Como paradoja, después de las elecciones para la ‘’Asamblea Nacional Constituyente’’, muy seguida de las elecciones de gobernadores en las primeras no participaron los partidos de oposición, pero en las de gobernadores lograron 5 gobernaciones, 4 para el partido Social Demócrata AD, cuyo viejo zorro logró apartar del camino a los que meses atrás calificó los lechuguinos y que para la AN habían logrado los dos primeros lugares PJ y VP, partidos de tendencia fascista, que se minimizan por irse por caminos bifurcados. Vuelven a amenazar que no participarán en las municipales, es la manera ‘’democrática’’ de su conducta política, alejada de las luchas ideológicas como corresponde según las leyes, en las que el pueblo expresó su voluntad soberana, pero que sectores negadores de la ciencia política, quienes solicitaron bloqueo económico del país y sanciones para altos funcionarios del gobierno por parte del gobierno de EE.UU.

Estos no dan crédito a procesos electorales, los consideran espurios, ilegales, amañados hasta de fraudulentos, así los califican aquí, y por el mundo a través del poderío mediático que es punta de lanza de la propaganda psicológica y descalificadora de la corriente, que no es afecta a la hegemonía dominante, a la ‘’dictadura de Maduro’’, que a duras penas logra gobernar, pues no ha sido posible la aplicación en forma radical de la CRBV en materia económica, y en especial sobre el sistema monetario, donde nuestro bolívar fue acorralado, en su lugar la medida monetaria que rige los precios y transacciones es un posicionado ‘’Dólar Today’’, que a esta fecha cotiza a más de 52 mil bolívares por dólar, una distancia astronómica que incide en los precios de los alimentos, causando angustia y hambreando a la clase trabajadora, y el peso de las leyes no han podido erradicar este pulpo que arrinconó al otrora valioso signo monetario nuestro. Triste realidad, pues ni el Banco Central de Venezuela quien tiene constitucionalmente la competencia para garantizar la fortaleza de nuestro bolívar, ha podido en 7 años eliminar del mercado monetario al ilegal o paralelo dólar, pero en la práctica es el que impone los precios de todos los productos nacionales o importados.

Cuando hablamos de las desviaciones del imperio de las leyes, referencia a la predominante anarquía, la impunidad que sectores con poder económico, poder mediático, agrupados en partidos políticos cuyos liderazgos han logrado en el transcurso de 18 años bloquear la gobernabilidad, sabotear los planes y proyectos de gobierno, estas agrupaciones, que aunque viven el mundo de las apariencias han organizado actividades de calle, destinadas a trastocar las leyes y la paz ciudadana, las llamadas guarimbas iniciadas en abril y que a duras penas concluyeron el pasado mes de julio, por la vía de la ANC, convocada por el Presidente de la República, aunque pudieron convocarla los opositores, el mismo pueblo o los Concejos Municipales, (artículos 347, 348 y 349 CRBV).

Pues esta logró pararles el trote y evitar que hubieran seguido ocasionando ingobernabilidad, conspiraciones, violencia terrorista, más muertes, más heridos, destrucción de bienes públicos y privados, fueron acciones de violencia para imponer su pensamiento ideológico único al margen de la ley o normativas legales, en las distintas operaciones de violencia con apoyo del poder mediático, factores transnacionales y nacionales, que no ceden en sus pretensiones de llegar al poder, saltando las barreras de la ciencia política, es en realidad una especie de oposición que con alianza extranjera han sido capaces de imponer todo tipo de guerra contra el sistema que gobierna en los últimos 18 años, son los resultados de las bajas pasiones políticas, que rayan en la anarquía, la división y la realización de proyectos diametralmente opuestos a sus intereses nacionales y foráneos, ni el diálogo ha podido sepultar las adversidades que acechan a la Patria y el gobierno con las leyes en la mano no logró controlar las conspiraciones, las violaciones a la Ley Suprema, Código penal y otras leyes, que pasaron como letra muerta, porque la anarquía y la impunidad lograron desviar o violentar las leyes.

Escribiendo estas líneas, pasaron por mi mente los momentos en que me decidí aprovechar la carrera de Estudios Jurídicos, que la UBV abrió para aquellos que por diversas circunstancias y a pesar de sus aspiraciones no pudieron cursar esta carrera en las universidades tradicionales de vieja data en Venezuela como la UCV, la ULA, la LUZ o la UCAB, pues bien, decidí montarme en el último bus que transportaría a los últimos estudiantes de esta especialidad del Derecho, y que habría oportunidad a la ‘’Tercera Edad’’, porque en 2011 se inscribiría la última promoción, con entusiasmo, adquiriendo los libros y material para cumplir con las exigencias profesionales, comenzamos en la Aldea Ramón J. Velásquez de San Cristóbal, en el año 2011, sistema semestres, logrando culminar los dos semestres en forma satisfactoria, pero por circunstancias ajenas a mi voluntad, debí mudarme de San Cristóbal a Margarita, se hicieron todos los trámites legales para lograr comenzar en el 2012 en Margarita el tercer semestre, pero por trabas burocráticas y la negligencia en la agilización de notas y documentos indispensables para proseguir en la nueva sede, como efectivamente inicié, el tiempo es fugaz, no perdona, comenzaron los exámenes del semestre y al no llegar los documentos a la nueva sede, quedé fuera de los estudios, porque las notas del segundo semestre no llegaron sino cuando ya culminaba el semestre, cuestión que desde el punto de vista normativo no permitían presentar exámenes de otro semestre sin las pruebas del anterior, así dejé de graduarme en 2015, me bajaron del tren y perdí la oportunidad, son los problemas cotidianos que la burocracia dentro de la Administración Pública, por omisión, desidia, deficiencia, desinterés por parte de quienes tienen en sus manos cumplir y agilizar trámites como estos de los estudios y otros tantos que se quedan en los archivos muertos y el público es olvidado, desatendido.

Venezuela se hizo a una Ley Suprema, novedosa, desgajada de la doctrina de nuestro Libertador Simón Bolívar y el pueblo por primera vez desde la fundación de la República logra en 1999, estructurar una Constitución derivada de una Constituyente aprobada por el pueblo y un Referendo que en 1999 votó la nueva Carta Magna, con 9 principios, 4 modelos de Estado: Estado Social de derecho, democrático de justicia, participativo y protagónico, sin duda un ordenamiento jurídico que se sale de la tradición conservadora y política de la legislación venezolana, surgió a raíz del planteamiento del electo Presidente Hugo Chávez, que fue lo primero que hizo al asumir el poder, dar cumplimiento a lo planteado al pueblo durante su programa de gobierno.

Es entonces la CRBV la ley suprema, cuyo precepto y postulados definen los mandatos dentro del contenido de esta y las leyes que se deriven de esta, para regular la conducta social en concordancia con la justicia, nuestra CRBV cuenta con un preámbulo que sirve de abre boca al contenido general que conseguimos en los 350 artículos, se habla de la refundación de la República, y la gran particularidad que es hecha a imagen y semejanza del genio creador de repúblicas y estadista, que en su valiosos material en el Congreso de Angostura, la Carta de Jamaica, cartas, documentos y consideraciones sobre la importancia de las leyes como base para fortalecer una República, sus autoridades, su papel moral, ético y conducta del pueblo en consonancia con el conocimiento y acato de las leyes.

Queremos significar en este escrito, que uno de los principales problemas por los que ha atravesado la República en su historia, ha sido la carencia de una cultura legal, tanto por parte de autoridades como por la sociedad en general, las violaciones a las leyes ha sido una costumbre, y como paradoja por parte de quienes deben de dar el ejemplo en los sesenta años que lleva la República de vida democrática, muchas leyes se han aprobado, las más importantes normas destinadas a regular conductas sociales como desgajamientos de las fuentes del derecho, que al organizar los proyectos de leyes por parte del poder legislativo y algunas veces por poderes especiales otorgados al jefe del poder ejecutivo para crear decretos leyes, entendiéndose que la ley suprema es la de mayor rango y tras de esta están las demás normativas legales, todas sujetas a su cumplimiento dentro de la rigidez que el imperio de la ley demanda; sin embargo observamos las omisiones, la impunidad, las discriminaciones, la discrecionalidad de jueces, autoridades judiciales, hoy, también jueces y fiscales del Ministerio Público, que en muchos casos estos no observan con rigidez la aplicación de la norma legal, entonces se presentan discriminaciones, demoras en los procedimientos legales, castigos o sanciones injustas, corruptelas o tráfico de influencias, son viejos vicios como rémoras culturales que vulneran la estructura y fundamento de las leyes, debilidad que ha venido afectando la gobernabilidad democrática.

Insertaré como manera de dar mayor fortaleza a nuestra crítica justa dentro del equilibro y normas de lo que debe ser la crítica como aporte a mayor conocimiento o entendimiento sobre la temática tratada, siempre ha sido nuestro norte observar, opinar y a la vez dejar brechas para aquellos que en sus manos tienen soluciones, reflexionen y permitan que los ciudadanos comunes amparados en nuestra CRBV tienen el derecho ineludible de aportar ideas o el llamado granito de arena para que las leyes sean prioritarias, sean guía de las acciones de los gobiernos, que las leyes deben ser lo primero en todas las acciones, planes, proyectos, objetivos de la gobernabilidad y que los liderazgos que asumen las altas responsabilidades tienen el deber de difundir, de instruir al pueblo sobre la vital importancia del imperio de la ley, que no sea la autoridad la primera que violente el ordenamiento jurídico, que su ejemplo oriente y siembre la cultura legal, porque hasta ahora muchas leyes son letra muerta, algunas veces salen a flote cuando la conveniencia política o de intereses de grupos o élites les conviene, las leyes casi letra muerta: la Ley de Tránsito Terrestre, actualizadas, reformadas o nuevas, pero se infringe todos los días, salvo excepciones, y que decir de las leyes que han pasado por los archivos de la República, las de la lucha contra la ‘’Corrupción’’, transgredidas desde adentro, desde ministerios, desde institutos autónomos, la Corrupción y la burocracia el cáncer que ha hecho metástasis en la Administración Pública en consonancia muchas veces con la empresa privada, y así podríamos seguir mencionando leyes, como la de Telecomunicaciones y sus derivaciones, semejantes rémoras de vicios ahogan la República.

En el libro ‘’Curso de Introducción al Derecho’’ de Luis María Olaso, encontré esta ‘’Ofrenda’’ que a mi juicio nos ubica por el recto camino del Derecho y las leyes, dice: En comunión con los hombres sinceros de buena voluntad, de cualquier ideología o religión, especialmente con aquellos-los más pobres y oprimidos- para quienes, de hecho, ni apenas existe el Derecho, ni saben ni pueden defender sus derechos. Unido, en brazo fraternal, con los esforzados que, en el mundo estropeado que vivimos, trabajan, luchan, o mueren por un orden más justo y más humano, en la esperanza doliente y gozosa de que, al final, -tal vez sobre un fracaso personal aparente-por encima del derecho de la fuerza triunfará ‘’la fuerza del Derecho’’.

Sin duda unas aleccionadoras palabras para exaltar y dar el crédito filosófico al Derecho y sus leyes. ¿Sería muy difícil que desde la escuela, desde la educación, desde el alto gobierno, se sembrara conciencia para la cultura legal, e importancia sobre la necesidad de tener conocimientos básicos o elementales de lo que es el ‘’Imperio de la Ley para una gobernabilidad democrática exitosa?

Y en honor a nuestra CRBV sacada de las entrañas del pensamiento bolivariano, y que esta Ley Suprema ha sido torpedeada por los sectores radicales enemigos declarados de las hazañas y gestas emancipadoras de nuestro Libertador y demás héroes, que muchos están aquí y otros desde gobiernos extranjeros han perturbado la real aplicación de esta máxima ley, pero también hay que decir que desde adentro por parte de altos funcionarios a quienes muchas veces el pueblo les dio la confianza popular eligiéndolos en cargos de elección popular otros nombrados dentro de las atribuciones constitucionales del Poder Ejecutivo han traicionado sus juramentos al caer en los pozos de la corrupción, son muchos de estos los que al meter las manos en el tesoro nacional, bien por acción individual o en conchupancia con sectores privados, han desfalcado los dineros de la Nación, y se han ido a paraísos fiscales a disfrutar lo sustraído, en los 18 años de la que debió mantenerse como ‘’Revolución Bolivariana’’ suficiente fundamento para desarrollar el proyecto bolivariano que a bien tuvo en revivir el Comandante Hugo Chávez, nadie podrá negar este legado. ¡Ah! Que mucha de la gente de confianza que les asignaron altas responsabilidades en administrar la cosa pública y desviaron los objetivos, también es verdad, ahí tenemos al nuevo Fiscal General de la República, el Abogado penalista y especialista en derechos humanos Tarek Wuilliam Saab, desmantelando bandas de altos funcionarios de PDVSA y también de lo que fue CADIVI-SENCOEX, donde la corrupción hizo grandes estragos o mejor millonarias sumas de dinero sustraídos en forma ilegal, burlando las leyes, contratos, sobreprecios, comisiones, obras dadas como terminadas y no se ejecutaron, extorsión, complicidad entre altos funcionarios que traicionaron la patria, al caer en semejantes aberraciones, ya esto es de conocimiento público, presos han caído unos cuantos, pero otros están en el exterior, muy lamentable, triste situación, nos duele que las tentaciones de la riqueza fácil se lleve a la cárcel a tanta gente y que otros tal vez le sean confiscados sus bienes, si es que los tienen aquí. ¿Qué pasó con tanto desmán administrativo?

Nada, son las rémoras culturales que en toda la historia republicana se han arrastrado, sin correcciones ni interés para encauzar el país por la senda del progreso, pero dejemos la República de 1830-1958, mayor tiempo gobernada por dictaduras, surgidas en guerras civiles, caudillos civiles y militares, pero cuantitativamente, partimos de 1958 hasta nuestros días por la secuencia democrática, son casi 60 años donde el pueblo directamente o indirectamente ha participado en procesos electorales, eligiendo a líderes de partidos políticos, que también le fallaron a las leyes y al pueblo, vale la pena partir de 1958 porque dos leyes supremas han regido, muchos líderes ha sido protagonistas de la gobernabilidad democrática unos probos otros corruptos, se ha permitido la práctica de la anarquía o el caos, para que pescadores de ríos revueltos hayan hecho de las suyas, lo que sabemos que con la ‘’democracia, es verdad se abrieron postigos hacia un sistema de gobierno más cercano al pueblo, pero se perdieron muchos valores morales, éticos, se fomentó la violencia política, se permitieron persecuciones, torturas, desapariciones, por el pensamiento político, gobernantes que prometían democracia pero en la práctica cometieron peores desaciertos que las dictaduras, la burocracia y la corrupción se desarrolló sin castigo, hasta se justificaba el robar dentro de los altos cargos públicos, una frase de un alto jerarca político, daba carta abierta para la corrupción, la verdad es que en los sesenta años de Democracia la Nación ha perdido miles de millones de dólares, en la cuarta y en la quinta, las cifras están estimadas en Internet aparecen, en otros artículos hemos hecho referencia a estos desmanes, hay quienes amparados en su tradicional ideología de partidos que gobernaron 40 años, justifican el ayer, diciendo que el hoy les ganó, pues no, ni el ayer ni el hoy deben justificarse todos estos males a la Nación.

En honor a una CRBV, que puede ser actualizada, mejorada para salvar ese porcentaje mínimo de omisiones legales, debemos insertar también pensamientos de nuestro Libertador sobre las leyes: ‘’El amor a la patria, el amor a las leyes, el amor a los magistrados, son las nobles pasiones que deben absorber exclusivamente el alma de un republicano. Los venezolanos aman la patria, PERO NO AMAN LAS LEYES, porque estas han sido nocivas y fuente del mal: tampoco ha podido amar a sus magistrados porque eran inicuos, y los nuevos apenas son conocidos en la carrera en que han entrado. Si no hay respeto sagrado por la Patria y por las leyes y por las autoridades, la sociedad es una confusión, es un abismo: es un conflicto singular de hombre a hombre, de cuerpo a cuerpo’’:

No estamos lejos de esta predicción republicana, los acontecimientos que los políticos de ayer y los de hoy han protagonizado con sus posiciones radicales encontradas, que se alejan de la real ciencia política y profundizan las brechas, las divisiones, los problemas del país, es el abismo en que mantienen con sus posiciones negativas, al margen de las leyes y la diversidad del pensamiento, se empeñan en hacer daño a la Patria, con sus actuaciones de violencia, de corruptelas, de falsas promesas, demagogia, populismo, mercadeo del politiqueo, en vez de gobernar para el pueblo y por el pueblo, son las pasiones o fanatismos exacerbados que fomentan el odio y abren las puertas a enemigos foráneos para que desaten sus avaricias colonialistas si hay en la actualidad prácticas con lo que decimos y las que el Libertador predijo, será pura coincidencia.

Si los gobiernos que el pueblo elige no se dedican a gobernar tal como manda la ley suprema y se dejan llevar por las circunstancias, por las barreras que a propósito surgen para bloquear la gobernabilidad acorde a los postulados constitucionales y los que el pueblo anhela para el logro de la mayor suma de felicidad posible, como sentenciara nuestro Libertador, o inventamos, nos guiamos por lo nuestro, por lo autóctono del pensamiento bolivariano aún con plena vigencia, o seguimos errando y desviando nuestras leyes, que según nuestro pueblo son buenas, lo malo su incumplimiento, desacato, omisiones, por los efectos predominantes de quienes minoritariamente tienen poder político, económico, mediático y ponen los obstáculos para que nada funcione, en su lugar se abren los surcos para sembrar semillas infértiles, que no dan el fruto esperado. Es aquí donde el Imperio de la ley debe ser el puntal esencial para que en el país haya respeto al derecho ajeno, se exijan derechos pero se acaten deberes, hasta sin necesidad de recordarnos nuestras obligaciones, sería cultivar la cultura de las leyes, para que no se nos siga diciendo: La ignorancia de la ley no excusa de su cumplimiento.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 253 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teodoro Guerrero Salas

Teodoro Guerrero Salas

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /economia/a255184.htmlCd0NV CAC = Y co = US