Las medidas económicas, Tony Boza y Julio Chávez

Medidas que tocan un sistema estructural, dice Tony Boza ¿Cómo es eso? ¿Cuál estructura? Un sistema de “precios acordados” (otro eufemismo de control) por una “Tripartita”, Estado, empresarios y “pueblo consumidor”, como si en el mercado capitalista eso fuera  posible: en su “ciencia” liberal se dice que no lo es. Boza no lo dice, pero Pascualina Curcio sí: los economistas más críticos y tolerados por el gobierno no son marxistas, son keynesianos, o sea, capitalismo sometido al control del Estado en una “economía de guerra”. Y esto condiciona su aplicación en nuestro país. Primero a un consenso social de que todos estamos de acuerdo de que existe un Guerra que amenaza a toda la sociedad (y no se trata de la “Guerra económica” de Maduro, sin enemigos claros;  se trata de una Guerra “Guerra”, con un enemigo que no tiene piedad ni muchos amigos en el bando contrario, como es el caso nuestro, porque aquí sí que hay una lucha de clases que siempre se quiere ocultar)

 “Sacar del sistema el “elemento especulativo””, dice Boza. El elemento especulativo es connatural a la lógica del capitalismo, está en la base de la doctrina capitalista de maximizar la ganancia, lo que ha hecho posible de la aparición, en el panorama gerencial de las grandes corporaciones, cuanto hijo de puta despiadado, decidiendo sobre la vida de miles de seres humanos; capaces de borrar un país completo del planeta para mejorar el rendimiento de las acciones de sus accionistas (el caso de las farmacéuticas es muy ilustrativo y locuaz, que infectan naciones completas para vender sus porquerías, o sea, sus monstricos de laboratorios, sus medicamentos)

Es ese elemento anárquico el cual controla Keynes, pero, ¿dónde está ese Keynes, ese Churchill,  y esos capitalistas que se la van a calar ahora, esos “nacionalistas” sin patria? El liberalismo acabó con Keynes; o sea Milton Friedman y Margaret Thatcher acabaron con el mentado “socialismo inglés”, no sé si Boza y la Curcio lo saben.

Por otra parte, el mismo gobierno ha abierto la economía a los inversionistas “serios” en el Arco Minero y en la Faja del Orinoco, con un paquete de medidas liberales de descontroles, de excepciones impositivas, arancelarias y a las leyes laborales (por lo menos ese ha sido siempre el paquete completo en estos casos); o sea: por un lado, los controles de un supuesto Estado más Fuerte, y por el otro, liberalismo salvaje y furioso, para los que estén dispuestos a pagar nuestra deuda chimba con dólares frescos, otorgándoles el derecho a escoñetar el país y nuestro futuro… por un maldito “plato de lentejas”.

A confesión de parte, relevo de pruebas

Bastó que la crisis se hiciera  mortal para que salgan ahora los medrosos de hace rato a decir las cosas con claridad. Ahora todos son técnicos y especialistas; pero antes, frente a Maduro, dándole la mano a Lorenzo Mendoza, callaron…

“Chávez (Julio Chávez) -quien integra la Comisión de Economía Diversificada y Productiva de la ANC- refirió que “la burguesía parasitaria, que históricamente ha vivido de la entrega de divisas preferenciales, se apropió a través de diferentes mecanismos financieros especulativos de una parte de las reservas internacionales, de los ahorros de la República por concepto de venta de petróleo en el mercado internacional”… “señaló que buena parte de las divisas “fueron a engrosar la enormes masas de dinero que la burguesía venezolana ha sacado del país para tratar de afectar la economía” y terminaron en los paraísos fiscales y en los mercados especulativos financieros internacionales. Estima esta fuga de capitales en cerca de 200 mil millones de dólares.”… “Para el constituyente, las debilidades en los mecanismos de control del Estado han permitido el enriquecimiento de la burguesía parasitaria, a costa del erario público, porque no ha sido capaz de hacer la supervisión y el seguimiento a la asignación y administración de las divisas preferenciales.”… “Entre los errores, mencionó la política de dejar en manos de los bancos privados el otorgamiento de los dólares preferenciales y que estos hayan favorecido la aparición de empresas fantasmas que se beneficiaron con Cadivi.”

Pero la culpa es de Ortega Díaz, según Maduro, y  no del cobardón de  Julio Chávez y todos los que ahora “sí saben analizar la crisis” pero jamás se enfrentaron a los disparates cometidos por los aduladores de “copetones y gringos”...

“Tenemos que avanzar hacia un Estado fuerte, hacia una Sudeban que supervise paso a paso estos mecanismos para que cada día estén más alejados de la discrecionalidad del funcionario o de una persona”, sugirió”

¿Cuál será esa persona?... un poquitico más de bolas Julio…

Mucho más de lo mismo, disimulado de ”medidas estructurales”. La socialdemocracia jamás podrá  afectar las estructuras del capitalismo sin una revolución, o una guerra patriota, nacionalista, como nuestra guerra de independencia. O como la defensa nacionalista de Inglaterra, efectuada por Chuchill y Keynes en la segunda guerra mundial, la cual unió a todo un pueblo sitiado y hostigado. Más adelante aparecerían los rasgos sociales de la otra guerra, la del obrero explotado, el pobre y miserable enfrentado al propietario rico y gran burguesa, más a ese mamarracho de monarquía.

El caso nuestro es que aquí están intactos los privilegios, nos lo restriega en la cara Maduro cada vez que les otorga nuestras reservas, vestido con su liqui-liqui de seda a Volmer, a Cisneros, y al “innombrable” Lorenzo Mendoza. Aquí la única guerra pendiente es de clases, es vencer en la lucha de clases, y para eso no funciona Lord Maynard Keynes, sino Carlos Marx… Fidel, el Che Guevara… y Chávez, Hugo Chávez, pero sin los retoques adecos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1860 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a252031.htmlCd0NV CAC = Y co = US