El nuevo aumento salarial de Maduro y la inflación

El reciente incremento del salario mínimo del 50%, así como de dos puntos del bono de alimentación, inesperadamente anunciado por el Presidente Maduro el domingo 2 de junio ha pasado por debajo de la mesa, como decimos en criollo. Veamos algunas de las razones de este hecho.

Los más beneficiados por este incremento salarial, quienes menos ganan, desde hace un tiempo han asumido la "lógica" de que ningún aumento salarial, por elevado que sea, recuperará su capacidad adquisitiva si no se imponen controles de precios a los comerciantes que especulan con los precios de las mercancías.

La derecha política repite y, en alguna medida, convence a muchos que la política de incremento de salarios impuesta por el chavismo es "populista y demagógica" y la principal causante de la inflación, cuando investigaciones serias de Pascualina Curcio, que poca gente lee, demuestran que el impacto real de los salarios en el precio final de las mercancías es mínimo. Estos mismos analistas de la derecha nunca mencionan que el mayor impacto en el precio de las mercancías lo ejerce un "dólar paralelo", que está enmarcado en el marco de una guerra económica contra Venezuela y su pueblo.

Ante la "incapacidad" que tiene el gobierno de contrarrestar la inflación desbocada que se le impone al pueblo, no tiene otro recurso que incrementar los salarios, aunque nunca esto llegue a producir el efecto deseable de mejorar en lo inmediato la capacidad adquisitiva de los trabajadores. Claro el gobierno no puede abiertamente declararse "incapaz" de contener los agentes que inducen a la inflación por razones políticas. Menos en el escenario de golpe continuado que la derecha política le ha impuesto.

Hay que insistir que si bien la Constituyente, propuesta por Maduro, no va a "resolver mágicamente" el problema económico que afecta al país desde hace cuatro años, nada de lo que desde la derecha se ha hecho resolverá la situación. La MUD denuncia que la Constituyente no resolverá el hambre y la escasez del pueblo, habrá que responderle que las guarimbas menos lo harán y el quiebre de las instituciones y la ingobernabilidad que junto a la Fiscal y factores disidentes del chavismo en alianza con la MUD se está llevando a cabo, menos aún sacarán al país del hoyo en el que se encuentra.

Ante el desacato, las guarimbas, el 350, el quiebre de las instituciones que la derecha junto a nuevos aliados promueven, la única alternativa que nos permitirá encauzarnos en el ámbito político es el de la Constituyente.

Ante la mentira sistemática de la derecha y de sus nuevos aliados políticos, la vía del diálogo y la convivencia que se abre con la Constituyente es el único camino que le han dejado al chavismo para evitar una guerra de catastróficas consecuencias para todos y todas, pero especialmente para el pueblo que se ha mantenido fiel y leal a la memoria de Chávez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1127 veces.



Juan González


Visite el perfil de Juan González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan González

Juan González

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a248733.htmlCd0NV CAC = Y co = US