Retiro de billetes de cien. Excelente medida que se puede convertir en un auto gol

Todos pedían mano dura en contra de las mafias que golpeaban todos los días la economía venezolana. En finales de este año 2016, Nicolás Maduro, que ha sido cándidamente subestimado, tomó una línea de acción desequilibrante para los enemigos del país. Nadie se lo esperaba. Lo billetes de cien bolívares fueron retirados de circulación perdiendo validez.

La medida de retirar los billetes de cien es audaz, sorpresiva y extraordinaria. Golpea las mafias de tal forma que no han tenido respuesta. Golpea a su vez a Dólar Today, y también golpeó a los que se dedican a criticar sin aportes y que casi todos sus artículos y fama, están basados en hablar mal del gobierno. Quedaron sin argumentos.

Los grupos mafiosos que se ufanaban desde Colombia de hacer videos quemando uno que otro piloncito de billetes de cien y se burlaban de los venezolanos, ahora se ven en televisión llorando, pues necesitarán muchos fósforos para quemar más de trescientos mil millones de bolívares en billetes de cien.

Para los que se están empapando en esta materia (los que no, pueden saltarse este párrafo), La salida de circulación de billetes de cien golpea los tres ataques que perjudicaban al país. El primero sacar a Colombia billetes con los seriales que comenzaban con inicio alfabético doble, seguido con ocho dígitos. Ese lote de billetes fueron impresos en Brasil en el año 2013, con una tinta de mala calidad, que se disuelve en un químico, por tanto, las mafias al blanquear el papel moneda falsificaban dólares; el segundo era negociar los billetes de cien en Bogotá, pues en el gobierno de Uribe por el año 2000 se aprobó la llamada Resolución 8, donde sus artículos 40, 70 y 71 crearon las condiciones para que el bolívar tenga un valor en la frontera y otro en Bogotá, haciendo que ese diferencial fuese un negocio muy rentable y han perjudicado enormemente a la moneda nacional. Para su almacenamiento y transporte eran preferidos los billetes de cien; y el tercero, la extracción de billetes de alto valor con el solo fin de almacenarlos. La finalidad era obligar al BCV a imprimir cada vez más billetes, emitiendo dinero inorgánico, luego esos billetes podían volverlos a introducir al país creando un exceso de liquidez que sube los precios e influye sobre el mercado cambiario con la consecuente inflación. Toda una guerra para quebrar la economía venezolana, pues los intereses foráneos son muy fuertes al Venezuela poseer grandes riquezas, sobre todo lo que mueve al planeta: El petróleo.

Volvemos. Esta medida tuvo necesariamente que contar con la participación del pueblo y su capacidad para enfrentar adversidades. Para esta fecha la gran mayoría, ha depositado los billetes con disciplina, mientras que los conatos de saqueos y descontento han sido puntuales y promovidos por grupos que siempre apuestan a la violencia. No han tenido éxito, pues ayer (16/12/16) en Twitter mostraban a un país con guerra civil, saqueos estilo caracazo etc., mientras que hoy en la mañana entre otras tendencias está el #DiaDeHinchaAurinegro, mientras que en la tarde han vuelto a suceder casos puntuales que no se pueden subestimar del todo.

En cuanto a la medida de dejar sin validez el billete de cien que en un principio es incuestionable y que ha tenido un efecto devastador para las mafias, si no se toman correctivos fundamentales, puede revertirse en menos de una semana desde el punto de vista social. Pues en estos momentos no aparecen los nuevos billetes o por lo menos las monedas que sustituyan en primera medida a los billetes derogados. Al parecer los nuevos billetes aun están saliendo desde Europa por vía marítima y no es la casa de la Moneda la que los ha elaborado. Por tanto, ante la ausencia del nuevo cono monetario y la no reposición de las monedas, la gente, no sólo manejaría billetes de 50 y de 20, sino que están reapareciendo en buenas cantidades los billetes de 2 y 5. Añadido que solo hay retiro de efectivo en los bancos limitados y los cajeros automáticos están en suspensión. Creando por tanto, un efecto ‘corralito´ bancario. Este problema debe ser corregido pronto.

En este contexto, debe entrar en circulación de forma acelerada por lo mínimo las monedas, para que dé tiempo de llegar los billetes, si es que los elaboraron en Europa y vienen por vía marítima. Pues fue la impresión que dio al ver la ‘cara de poema’ de José Khan y de Merentes cuando el Presidente decía que ya estaba circulando las monedas y por lo menos el que les escribe no ha visto la primera.

Hay que recordar que no sólo se está anulando el billete de más alta denominación, sino que según la última información del Banco Central de Venezuela en el 2015 a través del Grupo Consultor ODH el billete de cien representaba el 70% del dinero en circulación, mientras que el de 50 bolívares representaba el 20%, el restante 10% estaba repartido en los billetes de 20, 10 y 2 bolívares. Así pues el gobierno debe actuar en consecuencia con mucha celeridad para que esta excelente medida no se convierta en un autogol.

Por último, no se puede finalizar ningún escrito un 17 de diciembre sin recordar a Simón Bolívar. Pues un día como hoy, en 1830 se inmortalizó precisamente en Colombia.

Simón Bolívar es hoy como lo será siempre, el centro de un universo de gloria llamado Venezuela.

¡ Hasta la Victoria Siempre !



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4053 veces.



Norberto Domínguez Contreras


Visite el perfil de Norberto Domínguez Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a238730.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO