El efecto mariposa en economía

Medidas para remplazar mano de obra como la que se propone, digamos, una conocida firma de comida chatarra de EE.UU. (McDonald’s) pueden servir para ejemplarizar, mutatis mutandis, lo que en el universo se conoce como “el efecto mariposa”.

Efectivamente, cada movimiento de un cuerpo pequeño o grande o mediano deja un vacío automático que inmediatamente es cubierto por el movimiento de otros cuerpos cuyo volumen se asemeja, lo que virtualmente desencadena toda la dinámica universal.

Por analogía, en Economía, cada baja en la demanda previamente existente repercute indefectiblemente en nuevas bajas en otras demandas ya que los trabajadores siempre permanecen como creadores-oferentes reales- y consumidores (demandantes solventes).

De allí que sea la Macroeconomía la encargada de cuantificar tales efectos de complementariedad y sustitución de valores de uso en los se manifiesta toda economía, aunque la visión micro económica o individualista (capitalista) nos embrutezca.

Con el flamante caso McDonald, pues, se trata de un pobre enfoque mecanicista alejado completamente de la integración económica que rige en toda economía: cuando hablamos de macroeconomía, la demanda no es algo puntual. Los empleados despedidos dejarán de demandar bienes en todas las empresas de la cesta básica, por ejemplo, y esa baja en la demanda se trasladará indirectamente con determinado peso en una baja en la demanda de esa venta de comida chatarra. Tal es el efecto mariposa en Economía.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1787 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: