"Hay que aprender a querer y meter las manos en la tierra" es el mensaje de el agricultor Pedro Godoy

(VIDEO) En el urbanismo Juan Vives Suriá de Caracas, disfrutan su 1era cosecha de lechugas

1era cosecha de lechugas en el urbanismo, Juan Vives Suriá de Montalbán

1era cosecha de lechugas en el urbanismo, Juan Vives Suriá de Montalbán

En Juan Vives Suriá logran cosechar lechugas

En Juan Vives Suriá logran cosechar lechugas

Credito: aporrea tvi

En el jardín de este Urbanismo, han sembrado lechugas que son vendidas a precio solidario, 250 Bs. por unidad, cuando en los negocios privados lo hacen por 600

En el jardín de este Urbanismo, han sembrado lechugas que son vendidas a precio solidario, 250 Bs. por unidad, cuando en los negocios privados lo hacen por 600

Pedro Godoy agricultor urbano de Juan Vives Suriá

Pedro Godoy agricultor urbano de Juan Vives Suriá

Credito: aporrea tvi

Oscar Vergara explica su experiencia con los cultivos

Oscar Vergara explica su experiencia con los cultivos

Pedro Godoy nos muestra el jardín convertido en conuco

Pedro Godoy nos muestra el jardín convertido en conuco

Los pimentones están a punto de su cosecha

Los pimentones están a punto de su cosecha

Octubre 10 de 2016.- "Hay que aprender a querer la tierra y meter las manos en la tierra" es el mensaje de Pedro Godoy, un dedicado agricultor urbano quien aporta todo su saber ancestral de su tierra natal , Borbusay, estado Trujillo al urbanismo Juan Vives Suriá, en Montalbán, parroquia La Vega

Junto al señor Oscar Vergara, se han propuesto hacer de la agricultura urbana una misión que dé frutos a la comunidad.Godoy quien forma parte del consejo comunal de la torre 1 de Juan Vives Suriá, se dedica todos los fines de semana a desbrozar y limpiar la tierra. Ellos, de forma voluntaria, siembran las semillas en las áreas del jardín central, de la torre 1 del Urbanismo.

Primero comenzaron con el tomate, pero la falta de nutrientes en el sustrato y una plaga acabaron con las plantas. Luego apostaron por la lechuga romana, la yuca y los pimentones.

Después de luchar con las plagas y el abono de la tierra, pudieron lograr la primera cosecha de unas grandes y frondosas lechugas romanas.

Esta cosecha la han vendido a la comunidad por un módico precio, a 250 bolívares la unidad, dinero que servirá para financiar parte del abono y productos para la tierra, herramientas y demás utensilios útiles para ayudar en el proceso de esta hermosa tarea, lo que no es suficiente, pues hasta ahora han salido adelante con los fondos de su propio peculio.

Godoy explica, que es difícil abonar la tierra. Indica que sale bastante costoso y es necesario el abono para alimentar esta tierra que es muy pobre en nutrientes. Nos dice que varias instituciones le han ofrecido apoyo, pero la ayuda no le ha llegado todavía y les urge para continuar con los próximos cultivos.

Una de las grandes satisfacciones de este agricultor urbano es ver como varios niños de la torre 3, quienes estaban curiosos y deseosos de sembrar, han comenzado a cultivar maíz, bajo su asesoría, en terrenos adyacentes a la cancha deportiva.

Durante estas semanas los vecinos han disfrutado de estas enormes lechugas, en ensaladas, producto de su propio huerto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8919 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas


US Y ab = '0' /desalambrar/n298426.htmlCd0NV CAC = , co = US