Desde el conuco

Señor Presidente, investigue el negocio del comercio y exportación de café

La exportación de café ha estado reservada sólo para el estado, las instancias de poder estatal resguardan para sí esa actividad que resulta ser la más lucrativa en todo este proceso productivo de este rubro tan importante en el país, que goza de un mercado internacional muy destacado. Esta decisión no es casual, pues ella supone un negocio muy rentable para los intereses económicos de quienes andan tras la caza de recursos que puedan satisfacer voraces ambiciones.

Qué importa si quien dirige el Fondo del café conoce un tantico de ese rubro. Lo importante es que sepa manejar el negocio exportador, pero no para beneficio del Estado que pudiera retribuir al campesino algo de esta jugosa ganancias, sino, que estas riquezas van a parar a bolsillos de quienes gerencian el tan codiciado ministerio.

Qué importan los campesinos quienes generación tras otra ofrendan su vida en cafetales tristes, ellos seguirán siendo presa de un negocio rentable que solo deja miseria en los patios de las morenas flacas.

El Presidente debería investigar lo que ocurre en el mercado del café, pero no preguntándole al ministro, sino usando para ello sus canales investigativos y descubrir esta telaraña de vícios que se tejen desde los conciliábulos del gobierno y poder militar. Famílias Ministeriales recorren con frecuencia Biscucuy, Chabasquen y Campo Elías, suponemos que éste mísmo ocurre en el resto de los municipios cafetaleros del país, nos visitan con suma frecuencia amarrando negócios a la luz del sol que calienta estos montes donde producimos el grano maravilloso responsable de tantas riquezas y miserias.

Son muchos los verdes que se mueven aquí en torno a este fruto de la tierra, amado por quienes lo cultivan y codiciado por tantos mercaderes que frecuentan el templo. Investigue presidente, investigue, tan solo éso le pedimos, tal vez estén muy cerca de su entorno los negociantes que no nos dejan vida a los campesinos que regamos de sudor estas montañas. Investigue el jugoso mercado de los cafés especiales, investigue, tal vez estén uniformados y muy bien camuflados.

No olvide investigar y así tal vez podamos respirar algún día, sin tanto trabajo haciendo negocios con nuestro trabajo que es por demás hermoso y forma parte del legado heredado de nuestros ancestros.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 807 veces.



Toribio Azuaje

Campesino y Conuquero. Docente

 toribioazuaje@gmail.com

Visite el perfil de Toribio Azuaje para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: