El Acidito

Miguel Cabrera, hito histórico desde una barriada venezolana

Este sábado, 23 de abril de 2022, nuestro orgullo venezolano en el béisbol de las grandes ligas, pone cifras históricas y entra a un club extremadamente selecto. Miguel Cabrera, se consagra al son de nuestro segundo himno nacional el “Alma Llanera”, que retumbó en el estadio de los Tigres de Detroit, el “Comerica Park”; a solicitud de Miguelito, quien pidió que al conectar su hit 3.000 pusieran en el sonido del estadio, la música que nos identifica como venezolanos.

Con su hit 3.000, se convirtió en apenas el séptimo jugador en unirse al club de los 3.000 hits/500 HR; además, antes de escribir este artículo, en la doble cartelera de los Tigres con Colorado, Miguel llevaba 599 dobles, solo a uno de pasar a una lista mas exclusiva..

Pero, ¿de dónde viene Miguel Cabrera?: Nació en el barrio La Pedrera, un sector de Maracay, estado Aragua. Sus tíos viven en cinco casas agrupadas alrededor de un patio común, en el barrio que lo vio nacer.

Su familia es amante del béisbol, deporte nacional para los venezolanos; creció en la pobreza y jugando béisbol en un estadio de la comunidad. Como inspiración siempre tuvo a su madre Gregoria, quien jugó softbol como campocorto durante 14 años con el equipo femenino de Venezuela y a su padre Miguel. Su tío José jugó con los Tigres de Aragua en la pelota invernal y en las menores de los Reales de Kansas City

Nació el 18 de abril de 1983 en el Hospital Central de Maracay y su infancia transcurrió entre un bate y una pelota en el barrio. Detrás de la casa de su abuela Berta, había un estadio en el que muchas veces entró saltando la pared y donde hizo emocionar a cada scout que lo visitó.

Tenía la capacidad de poner la pelota donde quería. De niño fue fanático de los Leones del Caracas y a los cuatro años, ya había ingresado a la escuela de béisbol David Torres, jugando su primer partido como segunda base.

Sin embargo, Cabrera se asustó cuando vio que a un compañero le pegaron un pelotazo cuando fue a tomar su turno al bate, motivo por el cual se alejó del juego de pelota y lloraba cada vez que debía ir a las prácticas. Un año más tarde superó el miedo y volvió a los campos, donde se mantuvo en pre junior dentro de la liga Mario Briceño Iragorry.

Luego vio acción con el equipo Fanametal en Cagua y con el Tigritos, club que fue dirigido por el scout de los Rojos de Cincinnati, Félix Delgado. El talento de “Miguelito” hizo pensar en algún momento a sus familiares que los podría ayudar a salir de la situación crítica en que vivían.

Su padre trabajaba en un taller de latonería y pintura y su madre era ama de casa. La señora Gregoria dice que “Su crianza fue un poco dura, con humildad. No exigía nada, porque comprendía la situación que atravesábamos”. En su infancia acostumbraba a jugar básquet, futbolito y junto con sus primos le gustaba visitar parques, disfrutar en las parrillas y bañarse en la playa.

A Cabrera todavía le queda un año más de contrato con los Tigres, y ya está en un selecto grupo con solo 6 peloteros (con más de 500 HR y 3.000 hits): Hank Aaron; Alex Rodríguez; Albert Pujols; Willie Mays; Rafael Palmeiro y Eddie Murray.

Miguel podría ser el primer pelotero de MLB en llegar a 3.000 hits, 500 jonrones, batear por encima de .300, tener una Triple Corona y una Serie Mundial (2003).

Nuestro compatriota tiene los siguientes galardones: 2 MVP; 4 Títulos de bateo; 7 Bates de plata; 11 All Star-Game; 2 Lideratos de jonrones; 2 Lideratos de impulsadas; 2 Lideratos en dobles; además de la triple corona, hazaña obtenida el año 2.012, 45 años después desde que Carl Yastrzemski lo logró en 1.967

Si Cabrera culmina su carrera con más de 500 jonrones, más de 3.000 hits, más de 600 dobles (le falta uno al momento de escribir este artículo) y un promedio sobre los .300 (tiene actualmente .310), dejaría números similares al histórico Aaron, siendo ellos los únicos peloteros de la MLB en poseer esas cifras tras el retiro.

Miguelito, eres todo un orgullo para tu país y el mundo. Gracias por darnos tanto y hacer sentir tus éxitos como nuestros. Qué viva Miguel Cabrera, que viva Venezuela y que viva nuestra Alma Llanera. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 707 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: