La Rueda de Prensa de Reverol y la Corrupción dentro de PDVSA

Primero que todo aclaramos ante la opinión pública nacional, y particularmente ante el movimiento popular y revolucionario venezolano, que no conocemos a Alfredo Chirinos ni a Aryelis Torrealba, ni teníamos con anterioridad referencia alguna sobre ellos. No hacemos ningún tipo de solidaridad automática hacia ellos. Guiamos nuestras opiniones en base a todo lo que ha venido pasando en Venezuela con relación a los casos de corrupción dentro de PDVSA. Específicamente, nos ha preocupado por años ver cómo la impunidad sobre actos gravísimos de corrupción ha prevalecido y los organismos policiales y judiciales del estado venezolano han permitido la huida al exterior de los gerentes principales de la industria, que en su momento fueron acusados por trabajadores y comunicadores populares de estar dirigiendo grandes mafias y corruptelas dentro de PDVSA. Aquí en Maracaibo y en todo el Zulia, los activistas del movimiento popular saben esto, y han estado por años indignados por la manera tan irresponsable y permisiva en que se ha comportado el gobierno con estas mafias que todos los días vemos actuar en nuestras narices, específicamente en el contrabando de gasolina hacia Colombia. Tenemos la fundada sospecha de que Alfredo y Aryenis son inocentes, tal como lo juran sus respectivas madres en un video que ayer publicó Aporrea. No guardamos esperanzas de que desde el alto gobierno, que ha entregado a las multinacionales riquezas sagradas de la patria como el Arco Minero del Orinoco, aparezcan ahora intentos de adecentar lo indecentable, ni de defender intereses nacionales cuando su conducta política ha sido de entreguismo total al capital extranjero, incluyendo el estadounidense.

Sobre la rueda de prensa que ayer sábado 7 de marzo dio el ministro Reverol, puntualizamos lo siguiente:

  1. Reverol viola la constitución al acusar a Alfredo y Aryelis de traidores a la patria sin haberse realizado ningún juicio que concluya eso. La acusación de traidores a la patria le corresponde a un juez definirla, y Reverol no es juez sino funcionario auxiliar del sistema de justicia venezolano. Reverol somete a los detenidos al escarnio público, e incluso a sus familiares que pueden sufrir retaliaciones de las bandas fanatizadas y a sueldo que mantiene el madurismo por todo el país.
  2. La posesión en su casa de documentos confidenciales de la industria petrolera no implica de ningún modo que esa información se haya suministrado a nadie más. Reverol no aporta ninguna prueba que demuestre vínculo alguno entre los detenidos y el gobierno de los Estados Unidos.
  3. En todo caso los detenidos pudieran ser sancionados por haberse llevado esos documentos a su casa, si existía la prohibición expresa de hacerlo. Pero eso no tiene nada que ver con traición a la patria.
  4. Si los detenidos confirman que poseían esos documentos, se explicaría por la investigación particular que ambos realizaban sobre hechos de corrupción dentro de PDVSA, como han dicho públicamente sus padres y amigos cercanos. Es legítimo, totalmente legítimo, que un funcionario honesto investigue por su cuenta posibles hechos de corrupción que estén sucediendo dentro de la institución donde trabaja. Para eso es precisamente la contraloría social popular. Es más legítimo todavía en la realidad de los últimos años en PDVSA donde se han acusado por años hechos de corrupción sin que el estado investigue nada, como el caso de José Luis Parada, quien fue denunciado por la contraloría popular durante 10 años y el estado no hizo nada, y finalmente el gobierno lo dejó escapar a los Estados Unidos y hoy testifica en juicios contra PDVSA allá.
  5. El caso más patético es el de Carlos Erik Malpica Flores, que fue tesorero de la nación y vicepresidente de finanzas de PDVSA entre 2013 y 2017, y que por ser sobrino político del presidente de la República no fue ni siquiera investigado cuando fueron detenidos toda la plana mayor de la industria a fines de 2017. Descubrieron un desfalco mayor en toda la empresa, y no investigaron al que manejaba las finanzas de la industria. Esto es increíble que haya ocurrido y que siga ocurriendo, con el aval de todos los altos funcionarios del gobierno de Maduro, directivos del PSUV, alto mando militar y hasta de la plenipotenciaria asamblea constituyente.
  6. Otro caso impune fue el de Ricardo Coronado, quién al igual que Parada fue gerente de PDVSA Occidente, quien hasta se mandó a hacer atentados a tiros contra su vivienda para victimizarse como "revolucionario" y alejar cualquier investigación, hasta que finalmente pudo escapar al extranjero como tantos otros.
  7. Ante una complicidad con la corrupción tan evidente en las alturas del poder político, es totalmente válido que funcionarios honestos realicen sus propias investigaciones y denuncias contra los hechos de corrupción que detecten en la administración pública.
  8. Reverol insiste en decir que "el gobierno de los Estados Unidos" tenía a los acusados "registrados, fichados, inscritos, como personas de alto valor, de alto perfil, que colaboraban con valiosa información privilegiada del gobierno venezolana". Ahora, ¿cómo sabe Reverol que el gobierno de los Estados Unidos tiene fichados a Alfredo y Aryelis como colaboradores de alto valor? ¿Trabaja Reverol para la CIA y por eso tiene acceso a los documentos secretos del gobierno de los Estados Unidos donde aparecen registrados sus informantes dentro de las instituciones venezolanas? Porque no hay otra forma de conocer eso. Según Reverol el gobierno de los Estados Unidos es tan bolsa que tiene regadas por ahí listas de sus informantes secretos dentro de los gobiernos que considera enemigos. Esta parte del discurso de Reverol le quita toda seriedad a sus argumentos.
  9. Las acusaciones que realiza Reverol contra los compañeros detenidos responden a una lógica de kindergarten. Que unos documentos internos mencionen a mecanismos de negocio, compañías y barcos utilizados para la exportación de petróleo no implican de ello ninguna relación directa con las sanciones tomadas por el gobierno de los Estados Unidos. Camaradas dentro de la industria petrolera me dicen que todo ese funcionamiento comercial lo conocen totalmente las multinacionales extranjeras participantes en las empresas mixtas de PDVSA, incluyendo a empresas norteamericanas que actúan aquí como la Chevron. La fuente de información hacia el gobierno de los Estados Unidos puede provenir de empleados de cualquiera de esas empresas mixtas que tienen años trabajando con PDVSA en todo el país. Y también esa información puede provenir de posibles traidores infiltrados en la alta gerencia de PDVSA, situación que precisamente, según sus familiares, era la que estaban investigando Alfredo y Aryelis.
  10. Sigo concluyendo que esta acusación que realiza la Comisión Presidencial "Alí Rodríguez" es una tapadera para facilitarle el trabajo a los verdaderos corruptos y a los comprobados incompetentes que desde 2017 hasta la fecha no sólo no han podido levantar la producción petrolera, como prometieron y aseguraron en ese momento, sino que han hundido la industria a niveles impensables, haciéndola retroceder más de 50 años.

Mi propuesta, mi exigencia, sobre este caso, es que uniéndome a las solicitudes de numerosos colectivos revolucionarios en todo el país, ME PRONUNCIO POR LA LIBERTAD INMEDIATA DE ALFREDO CHIRINOS Y ARYELIS TORREALBA. QUE CUALQUIER JUICIO EN SU CONTRA SE REALICE CON ELLOS EN PLENA LIBERTAD. QUE SE LES DE ACCESO A LOS MEDIOS OFICIALES PARA RESPONDER A LAS GRAVÍSIMAS ACUSACIONES QUE HA PROFERIDO REVEROL y el resto de directivos de la comisión interventora. Que se les garantice el debido proceso y su defensa, pues hasta ahora prevalece una violación absoluta de sus derechos humanos y sus garantías ciudadanas, estando secuestrados por el estado venezolano y sometidos al escarnio público.

Yo fui guerrillero, como El Treco (padre de Alfredo). Yo soy padre de familia y entiendo perfectamente las declaraciones de las madres de Alfredo y Aryelis. Defiendo valores ciudadanos, valores morales y principios revolucionarios por los cuales decenas de camaradas dieron sus vidas en el pasado, valores que guían tanto mi conducta como revolucionario, como mi actuación como padre de familia y como profesional al servicio de una institución del estado (la Universidad del Zulia). No me trago las razones superfluas de un ministro que no convence a nadie, por más que repita "traidores" una y otra vez.

Hay que seguir presionando por la libertad inmediata y plena de Alfredo y Aryelis, y que se investigue a fondo a los responsables de este desaguisado. Incluyendo la solicitud de destitución o renuncia del ministro Reverol, por asumir acusaciones para las cuales no tiene atribuciones constitucionales y por tomar decisiones cuyo sustento proviene de lógicas infantiles y presunciones extrañas (como eso de manejar informaciones secretas del gobierno de los Estados Unidos).

Maracaibo, Tierra del Sol Amada. 8 de marzo de 2020



Esta nota ha sido leída aproximadamente 11024 veces.



Roberto López Sánchez

Roberto López Sánchez (Caracas, 1958). Profesor Titular de la Universidad del Zulia (LUZ) con ingreso en 1994. Licenciado en Educación. Magister en Historia de Venezuela (LUZ, 2005) y Doctor en Ciencias Políticas (LUZ, 2013). Egresado en pregrado con 19,41 puntos de promedio (LUZ, 1994). Actualmente dicta 4 materias en la Licenciatura de Antropología en LUZ: Historia de América, Historia de Venezuela, Intercambios Económicos, y Poder y Movimientos Sociales. Ha dictado 3 seminarios a nivel doctoral y 2 seminarios a nivel maestría en universidades venezolanas; y seminarios de Historia de Venezuela en la Universidad de Playa Ancha (Chile) y en las Universidades de Vigo y de Cádiz (España). Ha sido director de las Divisiones de Extensión y de Formación General; Secretario Docente de EUS; Coordinador de la Unidad Académica de Antropología, y de los Diplomados en “Formación Sindical y Prevención Laboral”; y en “Consejos Comunales” (16 cohortes graduadas). Ha dirigido 10 proyectos de investigación financiados por el CONDES-LUZ. Línea de investigación: estudio de los movimientos sociales. Ha publicado más de 50 trabajos científicos, incluyendo 8 libros, 5 capítulos de libros y 40 artículos en revistas arbitradas. Es autor de más de 50 ponencias en congresos científicos (22 de carácter internacional), organizador de más de 50 seminarios y conferencias de divulgación científica. También trabajó como profesor de Historia Universal, Historia de Venezuela y otras materias en el Colegio Fe Y Alegría, La Rinconada, Maracaibo, en 1993-1999. Entre otros reconocimientos, recibí la orden “Jesús Enrique Lossada” en su primera clase. (LUZ-2008); fué seleccionado al Programa de Estímulo a la Investigación (PEII). nivel C (más alto nivel),en las dos últimas convocatorias del MPPEUCT (2013 y 2015); y recibió el premio “Dr. Francisco Eugenio Bustamante” como mejor artículo científico (LUZ-1999). Ha publicado: “CARAL. LA NUEVA HISTORIA DESCOLONIZADA DE AMERICA” (2020); “UN NUEVO DEBATE SOBRE LA AMÉRICA INDÍGENA. ¿SE PUEDE SEGUIR LLAMANDO NUEVO MUNDO?” (2019); “EL MOVIMIENTO DE TRABAJADORES EN VENEZUELA DURANTE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA: 1999-2012” (2017); “MOVIMIENTO ESTUDIANTIL Y PROCESO POLÍTICO VENEZOLANO” (2007); “EL PROTAGONISMO POPULAR EN LA HISTORIA DE VENEZUELA” (2008-2015); “LOS CONSEJOS COMUNALES Y EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI” (2009); y “VENEZUELA ANTE LA GLOBALIZACIÓN, LA CRISIS MUNDIAL Y LOS RETOS DE SU DESARROLLO” (2012). Luchador social, activista del movimiento estudiantil y profesoral, vinculado al trabajo obrero, campesino, ambientalista, indígena y cultural desde 1977. Participante de la lucha armada revolucionaria (1977-1988); miembro del Frente Guerrillero Américo Silva. Sometido a persecución política y juicio militar en 1982. Actividad revolucionaria clandestina durante 1982-1988. Fundador de la Unión Nacional de Trabajadores-Zulia y miembro de su comité ejecutivo (2004-2012). Integró el consejo consultivo de la Federación Bolivariana Socialista de Trabajadores del Zulia. También coordinó la Zona Zulia-Falcón del Ministerio del Trabajo en 2004. En la División de Extensión de la FEC desarrolló anualmente seminarios sobre: Crisis política en Venezuela; Marxismo y Antropología; Movimientos Estudiantiles en Venezuela; Movimiento de Trabajadores en la Venezuela Contemporánea; Crisis Económica Mundial; Movimientos Sociales y Protagonismo Popular en la Historia de Venezuela; y La Lucha Armada en el Oriente de Venezuela: 1965-1990. Dictó entre 2014 y 2016 los seminarios Lucha de clases en el siglo XXI. Movimientos sociales y formas de participación política; y El análisis marxista y la sociedad global del siglo XXI, en el programa de Doctorado de la UBV.

 @cruzcarrillo09

Visite el perfil de Roberto López Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad