Los delitos de Juan Guaidó

Según la tía Wiki, la justicia nace de la necesidad de mantener la armonía entre los integrantes de la sociedad. Es el conjunto de pautas y criterios que establecen el marco adecuado para las relaciones entre personas e instituciones, autorizando, prohibiendo y permitiendo acciones específicas en la interacción de estos. Según este concepto, la Justicia establece lo que se debe y lo que no se debe hacer. Aquel sujeto inclinado hacia lo segundo es el llamado delincuente. Este es el individuo que comete un delito (lo que no se debe hacer) o una infracción, es decir, cualquier acto previsto y castigado por los códigos y las leyes y que pude ser objeto de una investigación en este campo.

Los delitos más comunes son los cometidos in fraganti. Son aquellos perpetrados por el delincuente y son detenidos en el momento de estar consumando el delito o perseguido inmediatamente después de realizado. Otra forma de obtener el registro de un delito es mediante la llamada "notica criminis". Es decir, la noticia criminal, es la forma mediante la cual un funcionario se entera que se ha cometido un hecho que riñe con lo establecido en la ley y que puede ser calificado como delito. Cuando aparece en la prensa, tanto escrita, radial, televisiva y en las redes sociales una noticia criminis, el fiscal o el funcionario de instrucción tiene la obligación de investigar cualquier hecho que llegue a su conocimiento y que pueda ser catalogo como delito perseguible de oficio. Establece el artículo 265 del COPP (Código Orgánico Procesal Penal) que el Ministerio Público, cuando de cualquier modo tenga conocimiento de la perpetración de un hecho punible de acción pública dispondrá que se practiquen las diligencias tendentes a investigar y hacer constar su comisión, con todas las circunstancias que puedan influir en su calificación y responsabilidad de los autores y demás partícipes y el aseguramiento de los activos y pasivos relacionados con la perpetración.

No soy abogado, ni tampoco un leguleyo avanzado, simplemente soy un lector capaz de interpretar lo que lee y estoy convencido que la ley es taxativa con relación a la comisión de un delito. Esto lo escribo, persuadido de que el mequetrefe Guaidó es un vulgar malhechor, responsable, no solo de un delito, sino de varios. Es fácil elaborar un extenso florilegio de las numerosas transgresiones de este embaucador desde que hizo su aparición en su vida política-delincuencial. Al ingeniero Guaidó debe ser condenado por:

Traidor a la patria, por solicitar ante las cámaras (notica criminis) sanciones económicas y financieras para generar desgracias de los habitantes de Venezuela, además de solicitar intervención militar extranjera para derrocar el presidente MM.

Conspirador o golpista, al estar presente, al lado de Leopoldo López, comandando a un grupo muy reducido de militares en un intento de golpe de estado contra el gobierno constitucional de la República Bolivariana de Venezuela (noticia criminis).

Corrupto, por cometer irregularidades al obtener beneficio particular con bienes del estado.

Violar la ley, al salir de Venezuela hacia Colombia (noticia criminis), contraviniendo la disposición que le prohíbe salir del país.

Vandalismo, al incitar a sus correligionarios a destruir la propiedad pública y privada.

Violador de los derechos humanos, al solicitar sanciones económicas y financieras para evitar que los venezolanos puedan comprar alimentos y adquirir medicinas para sus tratamientos (noticia criminis).

Asociarse para delinquir, al pasar hacia el territorio colombiano protegido por bandas militares criminales (los rastrojos) y conocidos narcotraficantes de los carteles más sanguinarios de la zona fronteriza (noticia criminis).

Por pertenecer a la delincuencia organizada. Acción declarada por la señora Tintori (noticia criminis), quien expresó en New York que los irregulares y los paramilitares le prestan apoyo para entregar las "cajas de las ayuda humanitarias" en todo los estados del país.

Ladrón, por robarse los activos de Venezuela ubicados en EEUU y en Colombia, como son la empresa CITGO y la de monómeros, respectivamente.

Usurpador, al autoproclamarse "presidente encargado" y nombrar funcionarios público para desempeñar cargos fuera de Venezuela (noticia criminis).

Difamador, al inculpar al gobierno de Venezuela de proteger en nuestro territorio, sin prueba alguna, a grupos irregulares colombianos.

Prevaricador, por dictar resoluciones arbitrarias en asuntos administrativos o judicial, a sabiendas de que dicha resolución es injusta y contraria a ley, como por ejemplo el "estatuto de transición" chimbo (noticia criminis).

Criminal de guerra, dado que algunas de sus acciones constituyen crímenes de lesa humanidad.

Cómplice, por ayudar a sus conmilitones a cometer transgresiones y en algunos casos, Guaidó participa junto con ellos en la comisión del delito.

Blanqueo de capitales, al recibir dólares ilegales para conspirar contra el gobierno del presidente MM, los cuales no están registrados en su declaración de bienes y rentas como funcionario público, ni tampoco están sometidos a ningún tipo de contraloría.

Traficante de armas, al exhibir los miembros de su seguridad personal un armamento que no se corresponde con los entregados por el gobierno nacional a las policías regionales, ni mucho menos a las FANB.

Lo anterior no es más que una muestra que la fiscalía puede escoger para ponerle los ganchos al bobalicón de Guaidó. La aplicación de la ley es igual para todos y debe ser expedita, dado que hay elementos suficientes, no para hacer una investigación, ni tampoco para elaborar un dossier o un expediente que nunca termina, sino para actuar de manera rauda para ponerle las esposas a este malandro. Hay pruebas irrebatibles, como son fotos, videos, audios y testigos presenciales que consienten elaborar una acusación formal para dictarle un auto de detención y una orden de captura para poner entre las rejas a este multi delincuente, quien hace de las suyas sin que la justicia tome cartas en el asunto para detener sus tropelías. No se puede esperar que Guaidó huya del país para disfrutar con sus iguales de la bola de billetes que se ha robado. No tengamos que lamentarnos mañana por no haber actuado hoy y poner las correcciones que ameritan la comisión de los numerosos delitos del mequetrefe.

Venezuela contó y cuenta con hombres de sobrada virtudes y probidades, quienes constituyen ejemplo a seguir por nuestra juventud, entre ellos cabe destacar el generalísimo Francisco de Miranda quien expresó: "Entre las diferentes maneras de matar la libertad, no hay ninguna más homicida para la república como la impunidad del crimen y la proscripción de la virtud". Y Simón, quien sentenció: "La corrupción de los pueblos nace de la indulgencia de los Tribunales y de la impunidad de los delitos. Mirad que sin fuerza no hay virtud; y sin virtud perece la república". Lee que algo queda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5839 veces.



Enoc Sánchez


Visite el perfil de Enoc Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enoc Sánchez

Enoc Sánchez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a282822.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO