A propósito de ser ciego

Turba madurista agrede físicamente al gobernador de Nueva Esparta

Una de las razones por las cuales ahora somos adversarios de este gobierno que traicionó los preceptos de Chávez para intentar imponer un pensamiento único y hegemónico, está en el rechazo de quienes pretenden subyugar nuestra conducta y consciencia a niveles de una relación moderna de "amo-esclavo" en pleno siglo XXI.

Hoy, estamos obligados a levantar nuestra voz contra huestes serviles que apoyan a un gobierno que nos ha sumido en la más espantosa crisis económica y social de nuestra historia contemporánea, y cuyo único responsable es Nicolás Maduro y la claque que le acompaña en términos políticos desde lo más alto del poder.

Por ello, me importa un bledo que si por denunciar el hambre, la escasez de alimentos y medicinas, la muerte de pacientes por la quiebra de los servicios asistenciales, la deserción educativa, la delincuencia, el contrabando, el colapso de los servicios públicos, la persecución política (sobre la cual soy objeto en lo personal y profesional) y la corrupción, me llamen "apátrida", "vendido al imperio", "amarillista", o hasta "ciego" en plena burla y desprecio a una limitación física, les advierto a esos amargados maduristas, que por cierto son unos fracasados al escribir porque ni siquiera tienen lectores salvo ellos mismos, que mis líneas se agigantan cada vez más, porque nunca estaremos de parte de la bazofia política y menos del averno que les perfuma en sus hipócritas mensajes y "sonrisas".

En tal sentido, Nueva Esparta no escapa de la barbarie y el hecho de que turbas maduristas actúan con violencia contra la disidencia chavista y la oposición. Un ejemplo de esa "conducta" fue el cómo mi modesto vehículo terminó destrozado por esbirros y "colectivos" armados del ahora designado "protector" de Nueva Esparta, Carlos Mata Figueroa¹, hecho sobre el cual hasta la fecha ninguno de ellos ha desmentido porque saben que tengo las pruebas de semejantes acciones, que por cierto, cada vez que he denunciado un hecho de esta magnitud, los expedientes "duermen el sueño eterno" en los tribunales respectivos.

Ahora bien, el más reciente hecho de violencia promovido por los grupos del terror colectivo, al parecer fue delegado en el alcalde de Mariño, Francisco González, quien curiosamente acompañado por el síndico municipal (anterior secretario de cámara legislativa y máximo panegírico de Mata Figueroa) que por cierto se hace llamar "el acidito" y escribe para este portal³, incluso temas de "derechos humanos", habría sido el responsable de agredir físicamente al gobernador (que ni siquiera tiene escoltas porque la policía de Nueva Esparta fue "intervenida" desde el momento en que fue electo por el pueblo), al morderlo en unos de sus dedos lo que ameritó varios puntos de sutura y atención médica en un centro hospitalario³.

Tengo mis diferencias con Alfredo Díaz, han sido públicas y notorias, pero reconozco que desde su gestión como alcalde de Porlamar, (las funciones que ahora ocupa Francisco González), fue un hombre preocupado por su pueblo. Obras como la construcción de la mejor escuela municipal de Venezuela ubicada en un populoso sector de la mencionada ciudad, o el hermoso estadio de fútbol de Conejeros, éste último siendo el espacio donde lamentablemente se suscitó el deplorable hecho en su contra, son las razones que los violentos maduristas pretenden destruir de forma malsana para alegar "problemas de construcción" en esas importantes infraestructuras y buscar elementos seudojurídicos que entorpezcan la gobernabilidad de Nueva Esparta.

No voy a salir en defensa de Alfredo Díaz, pero debo manifestar mi rechazo a la violencia. Sí como dicen los maduristas fue el gobernador quien primero "agredió" al "funcionario" que posteriormente lo mordió en su dedo, pues cualquier "ofensa" por muy semántica que haya sido, no justifica que la respuesta sea la agresión física y menos sobre la máxima autoridad regional que fue electa por el pueblo, aunque eso no lo terminen de aceptar quienes siempre han disfrutado de las mieles y privilegios del poder, entre ellos hasta créditos bancarios para ejecutar "proyectos turísticos" que nunca se han materializado, salvo en sus cuentas bancarias y adquisición de activos, entre los cuales destacan camionetas de lujo.

En consecuencia, Imaginemos por un momento que el agredido con este hecho de sangre haya sido el propio alcalde de Mariño o cualquier otro funcionario de elección popular vinculado al madurismo a nivel nacional, y tal acción haya sido causada por un disidente del chavismo o identificado con la oposición ¿Qué hubiese ocurrido con ese agresor? Lo mínimo, es que ya estaría siendo trasladado a la cárcel de San Juan de Los Morros.

¿Qué pasaría si cuando el presidente de la República quien se ha atrevido de mentar la madre a dirigentes políticos de la oposición⁴, algún ciudadano o político intentara agredir físicamente al primer mandatario nacional, quien se encuentra protegido por cientos de escoltas, por tales palabras? La respuesta sería evidente.

Nueva Esparta intenta ser tomada por la fuerza por parte de malandros, delincuentes y asesinos de la más baja calaña asociados con la pestilencia política del madurismo. Desde esta tribuna advierto al alcalde de Mariño y su "síndico" municipal que los hechos que pretenden generar para alterar la paz pública son rechazados por la sociedad margariteña. Ustedes son unos instrumentos de la violencia con el propósito de "retomar" forzosamente una gobernación que el pueblo les arrebató por su nefasta conducción de Nueva Esparta que fue abandonada turísticamente, quebrada en su puerto libre, destrozada en sus escuelas y hospitales, hundida en su transporte marítimo, liquidada con sus conexiones aéreas, y segregada con nuestros pescadores. Por eso Margarita y Coche se levantaron contra la gestión de Mata Figueroa y eligieron a Alfredo Díaz como gobernador.

Los delincuentes maduristas, esos que nunca han escrito algo en favor del pueblo. Esos que se desplazan en vehículos de lujo, y ostentan ingresos y una vida de "jeques" en complicidad con unos reducidos "socios" comerciales. Esos que nunca nos han dado la cara para responder por los derechos de la gente. Esos son los mismos que quieren terminar de acabar con el pueblo margariteño ¡Sepan que estaremos al frente para denunciarlos y señalarnos!

La turba madurista que agredió al gobernador de Nueva Esparta son delincuentes comunes, algunos vestidos con paltó y corbata, pero que no tienen más que una bazofia de ideas ante la ausencia de argumentos para debatir el desastre político en que nos ha sumido el madurismo en todo el país.

Hoy una turba madurista agredió físicamente al gobernador de Nueva Esparta ¿Quién sigue en la lista para ser atacado por parte del panegírico madurismo violento que controla el alcalde de Mariño? A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

***

¹ https://www.aporrea.org/actualidad/a255783.html

² https://www.aporrea.org/autores/reysilva

³ http://reporteconfidencial.info/noticia/3309497/alcalde-de-porlamar-publica-video-con-su-version-de-ataque-a-gobernador-de-nueva-esparta-/

https://www.youtube.com/watch?v=5G9ZzAZlbGI



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3976 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /ddhh/a259116.htmlCd0NV CAC = Y co = US