Carta pública a Cristina Fernández, Pepe Mujica, Raúl Castro, Rafael Correa, Vladimir Putin y Daniel Ortega

Bien jodío para un guerrillero que lucha por la libertad, no tenerla.

Bien jodío para un guerrillero que expone su vida por la libertad, estar preso.

Bien jodío para un cantor de la libertad el encierro entre cuatro paredes y una ventana por más de dos años.

Bien jodío para un revolucionario, estar preso en una cárcel de la revolución.

Bien jodío mirarle la cara a Julián Conrado y no sentir vergüenza ajena.

Bien jodío escuchar el silencio como respuesta de la revolución.

¡Carajo!

Por esto, sencillito y simple como un anillo, escribo a ustedes presidentes:

Bien fácil decir de este lado de las rejas que Julián Conrado lo que está es protegido.

Bien fácil castigar con el olvido a quien antes que con el traje de Superman, llegó con el glorioso uniforme de las FARC.

Bien fácil esconderse en el silencio.

Bien fácil fingir demencia.

¿Por qué a Snowden varios de sus países le ofrecieron asilo sin pedirlo?

¿Por qué no hacen ustedes lo mismo con otro valiente?

¿Qué es lo que no tiene Julián Conrado?

Yo les escribo para que ayuden a darle una solución a este nudo amargo.

Sin tanto PROTOCOLO o DIPLOMACIA.

¿Podrían, por favor, ofrecerle asilo, suelo, aire y libertad y amor a este hermoso gorrión que lucha y canta por nuestras patrias detrás de las rejas?

Es todo señoras y señores presidentes.

Gracias.

Raúl Bracho.

Venezuela


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1762 veces.



Raúl Bracho


Visite el perfil de Raúl Bracho para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas