La impunidad genera violencia. ¡Paremos la anarquía de los motorizados!

La violencia está sembrada en nuestro país como un cáncer estructural que cada día debilita más a nuestra patria. Y esto no se limita al rosario de muertos por armas de fuego, sino a la diversidad de rostros que asume la violencia en nuestra sociedad venezolana. Uno de los rostros que más fuerza ha ido cobrando en los últimos años es el de la anarquía de los motorizados en las principales ciudades del país, ante la mirada indiferente de las autoridades que tienen competencia al respecto. Ya no es sólo Caracas que padece de un “enjambre de motos” que transitan por calles, avenidas, aceras a altas velocidades, sino que Maracay y Valencia ya se incorporaron a esta terrible realidad. Los motorizados no respetan ninguna ley de tránsito, repito, no respetan ninguna ley y se dan el “tupé” de transitar en contra vía, por las aceras y el rayado que divide los canales de las avenidas es considerado por ellos como la vía de los motorizados. A diario provocan accidentes, lesionados, insultos, molestia, atracos, congestión, y agresiones tanto verbales como físicas a quienes se atrevan a hacerles ver su error. Dañan los retrovisores de los vehículos y si en ese acontecimiento se caen o su moto sufre algún problema no tienen reparos en dañar su vehículo, es decir destruir su parabrisas y demás partes de su carro con la solidaridad del gremio que se une para realizar esta acción en colectivo y cayapa, mientras la Policía Nacional observa a la distancia como si la cosa no fuera con ella.

La peor maldición que le puede pasar a un conductor es que un motorizado choque con su vehículo. Acá no importa quien tuvo la culpa. Es posible que el motorizado venga ebrio, sin casco, en sentido contrario, hablando por celular y con tres personas de parrilleros, eso no importa. Usted está obligado a pagarle la moto y además a costear casi de por vida las “supuestas lesiones” generadas por la colisión. En muchos casos llega la policía o tránsito y a usted lo detienen al igual que su vehículo, mientras el motorizado ya fue “hospedado en una clínica”, que por supuesto usted tendrá que pagar. Después viene el vía crucis de sacar el vehículo, pero esa es otra historia.

Por si esto fuera poco el gobierno anuncia que en sociedad con la empresa privada va a ensamblar motocicletas Yamaha en Venezuela, lo cual implica unas 30.000 unidades anuales en una primera fase, según informaron. ¿Qué les parece? Éramos muchos y parió la abuela. No es suficiente con la anarquía que ya se tiene, ahora vamos a incorporar más unidades y nadie dijo nada en torno a la problemática que se tiene con las motos que circulan a sus anchas en el país.

¿Quién le dio impunidad a los motorizados? ¿Por qué violan la ley de manera tan fragante? ¿Por qué la Policía Nacional se hace los “paisas” ante esta situación? ¿Para qué tener leyes sin nadie las hace cumplir? ¿Por qué VTV y las emisoras alternativas no hacen un reportaje de investigación sobre esta terrible realidad? ¿Si no podemos resolver problemas domésticos cómo podemos pretender resolver problemas más estructurales?¿Cuántos accidentes diarios usted presencia a causa de los motorizados? ¿Cuántas veces usted ha sido víctima de este flagelo?Que alguien por favor me diga ¿dónde está lo complicado de poner orden y aplicar la ley?

La impunidad genera violencia. ¡Paremos la anarquía de los motorizados!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2843 veces.



César Henríquez


Visite el perfil de César Henríquez Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a167619.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO