Arnulfo y Sabino... Dos Romero, víctimas de conspiraciones con complicidad del Estado

-En nombre de Dios, en nombre de este sufrido pueblo cuyos lamentos suben hasta el Cielo cada día más tumultuoso, les suplico, les ruego, les ordeno, que cese la represión-

(A Romero)

El 24 de marzo de 1980, un día después de concluir su homilía con esas palabras y a pesar de haber recibido infinidad de amenazas (al igual que nuestro Sabino Romero) Monseñor Arnulfo Romero fue asesinado por el disparo de un francotirador integrante de un escuadrón de la muerte formado por agentes estatales. Los asesinos nunca fueron juzgados y el Estado salvadoreño no ha reconocido su responsabilidad.

La muerte de Monseñor Romero fue uno de los hechos que precipitaron el conflicto armado interno en El Salvador, que se extendió hasta 1992 y dejó más de 75.000 muertos y masivas violaciones a los derechos humanos. El Estado salvadoreño obstaculizó la investigación del asesinato. La promulgación de una Ley de Amnistía en 1993 cerró las puertas a una reapertura de las pesquisas y dejó en la impunidad el crimen de Monseñor Romero y el de miles de salvadoreños.

El capitán Saravia es el único de todos los involucrados que ha sido juzgado y el único que vive escondido. Amado Garay, el chofer, también vive oculto, pero en condición de testigo protegido de Estados Unidos.

Otras cinco personas involucradas en este crimen, o en su ocultamiento, no pudieron esconderse. Una murió decapitada, otra se suicidó, otra desapareció, a otra la mataron en un retén en la carretera. Otra terminó en pedacitos en Guatemala. De esta última no hay nombre ni certificado de defunción.

Hoy, después de 33 años se reconstruyen aquellos días de tráfico de armas, de cocaína y de secuestros. También queda en evidencia la participación del estado salvadoreño que hasta el día de hoy no a aceptado su complicidad.

En Caracas, el 9 de noviembre del 2012- una delegación Yukpa se expresó ante el  presidente de VTV, William Castillo, en un improvisado programa logrado tras meses de presión para evitar que se invisivilizara la lucha de estos pobladores originarios:

- Nos han tratado mal, nos han atropellado y somos  dolientes, nativos, culturalmente históricos de nuestras tierras ancestrales. Nuestro Derecho debe ser respetado-.

Los Yukpa tienen su hábitat principalmente en la sierra de Perijá estado Zulia. Son un pueblo de filiación lingüística Caribe, así como los Japreria, Kariña, Pemon, Yekuana, Mapoyo, Yavarana, Añepá, entre otros.

Desde 1920 comenzó el despojo de sus tierras planas por parte de los hacendados y parceleros criollos colombianos y venezolanos e indígenas campesinos Wayuu.

Hace 30 años vienen ocupando o recuperando lentamente sus tierras despojada a sangre y fuego en el piedemonte perijanero, ahora con la poderosa maquinaria de las Transnacionales del Carbón que acechan el territorio para depredarlo

¿CUAL HA SIDO LA CORRESPONSABILIDAD DEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO ANTE ESTE ENTUERTO?...veamos:

Las instituciones del Estado venezolano lejos de dar solución a la exigencia de demarcación de tierras y la creación de la jurisdicción indígena, procedieron a tomar medidas arbitrarias buscando desestimular, dividir y derrotar las acciones de exigibilidad emprendidas.

Estas acciones del estado venezolano son contrarias al texto constitucional que establece en su artículo 119 que -El Estado reconocerá la existencia de los pueblos y comunidades indígenas, su organización social, política y económica, sus culturas, usos y costumbres, idiomas y religiones, así como su hábitat y derechos originarios sobre las tierras que ancestral y tradicionalmente ocupan y que son necesarias para desarrollar y garantizar sus formas de vida-

Es igualmente contraria a la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas, la cual en su artículo 86 establece el -derecho a la cultura propia-

Artículo 86. -El Estado reconoce y garantiza el derecho que cada pueblo y comunidad indígena tiene al ejercicio de su cultura propia, expresando, practicando y desarrollando libremente sus formas de vida y manifestaciones culturales, fortaleciendo su identidad propia, promoviendo la identidad propia, promoviendo la vitalidad lingüística de su idioma, preservando su propia visión del mundo, profesando sus religiones, creencias y cultos, así como conservando y protegiendo sus lugares sagrados y de culto-.

YUKPAS DE MARCHA EN MARCHA

-22 de abril de 1999 en contra de la explotación del carbón en Machiques, Estado Zulia.

-Puertas del Palacio de Miraflores en Caracas el 31 de marzo de 2005, durante el Foro Social Mundial. Así mismo en enero de 2006 exigiendo tierra y la no explotación de carbón.

-Dos marchas del año 2010 hacia las puertas de la Cárcel Nacional de Trujillo exigiendo a las autoridades y a los “Pranes” que no asesinaran a Sabino Romero Izarra y Alexander Fernández Fernández por negarse a cumplir sus órdenes de convivencias carcelarias.

-julio 2010, la protesta en el TSJ para exigir se aplicara la jurisdicción indígena.

Y así como aquellas palabras de Monseñor Arnulfo Romero en un fatídico marzo del año 1980 en el Salvador, uno de los caciques Yukpas  señaló en la entrevista con Willian Castillo:

-Nos están matando cada día mas en la sierra de Perijá, pero a los terratenientes no los castigan
Queremos saber de dónde sacan el dinero para ordenar el sicariato.

No hay un terrateniente preso, pero si un Yukpa hace algo, ahí sí-

Y Sabino finalizó las exposiciones con estas palabras:

Sabino no está invadiendo tierras, sino recuperando nuestro territorio. Queremos una estructura indígena dentro del INTI. Necesitamos que nos atiendan como tiene que ser. Nos duele que durante días estuvimos viajando y los cuerpos de seguridad nos detenían, como si no tuviéramos el derecho al libre tránsito.

En ambos crímenes los respectivos estados colaboraron directa e indirectamente.

En el caso Salvadoreño la participación criminal del estado fue directa; en el caso venezolano fue indirecta: la peor de ellas fue la INVISIVILIZACIÓN de las luchas de este cacique, convirtiéndolo en una suerte de forajido que azotaba a unos muy indefensos ganaderos que reportaban a diario la pérdida de una o dos vacas  y algunos alambrados cortados.

Ahora la suerte está echada: lo que había sido anunciado con años de antelación e insistentemente a través de los medios alternativos (en especial aporrea.org) y redes sociales, ha sido consumado impunemente y de ello se desprenderá una crisis regional que no podrá ser silenciada ni solucionada regalándo una camioneta y unas reses a algunos judas de la zona en litigio.

¿Nos van a decir que lo hicieron unos agentes de la CIA para dividirnos?¿Nos van a decir que fueron sicarios privados sin la complicidad de los cuerpos de seguridad y defensa del Zulia?

El Ministro Villegas se manifestó tempranamente contra este vil asesinato, en él creemos pues por su mediación se logró la presencia de los Yukpas en VTV; pero no es a él a quien corresponde la investigación y el castigo...¿porque no se ha pronunciado la Asamblea como si lo hicieron en el caso de la agresión a los Mapuches chilenos?

Tendríamos que disponer de la edición completa de un diario solamente para formular preguntas; HOY LO QUE QUEREMOS SON RESPUESTAS. EL ASESINATO DE SABINO ES UN CRIMEN DE LESA HUMANIDAD CONTRA UN ALTO REPRESENTANTE DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS.

¡VIVA SABINO!

¡VIVAN LOS PUEBLOS ORIGINARIOS!

¡Gloria a la memoria de monseñor Arnulfo Romero!

Salud!!

diegosilvasilva@cantv.net

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2571 veces.



Diego Silva

Compositor- Guitarrista- Investigador-Articulista-Conferencista. Licenciado en Educación. Ha recibido, entre otros reconocimientos (en las áreas de la música sinfónica, de cámara, electroacústica): Seis Premios Nacionales de Composición, Siete Premios Municipales de Música; el Premio Latinoamericano de Composición Casa de las Américas; ha presentado sus obras en Moscú, EEUU, Cuba, Nicaragua, Francia, Inglaterra, España, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Siria y Canadá; Investigador de la música del pasado colonial de Venezuela (restauró un extenso legajo de Canciones Patrióticas Sinfónico Coral caraqueñas desconocidas); ha estudiado las diferentes manifestaciones de la gran diversidad que representan las músicas de América y el mundo no occidental; fue asesor del departamento de investigaciones culturales del Ministerio de Cultura de Nicaragua (1983-1987); fue Vice-presidente de la Sociedad Venezolana para la Música Contemporánea y Presidente de la Comisión Artística de la Orquesta Filarmónica Nacional. Ha dirigido la Orquesta Sinfónica Venezuela, la Municipal de Caracas, de los Llanos, de Falcón, de Aragua, la Filarmónica y otras agrupaciones orquestales incidentales. Ha sido guitarrista acompañante de: Gloria Martín, Alí Primera, Lilia Vera, Cecilia Todd, Los hermanos Godoy, Isabel Parra entre otras y otros. En los años 70 fue miembro Fundador de la Camerata Renacentista de Caracas en donde se desenpeñó como laudista, vihuelista, violinista y percusionista.


Visite el perfil de Diego Silva Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: