Carta abierta al gobierno venezolano, a Hugo Rafael Chávez Frías

Asilo a Julián Conrado, que cesen entregas de perseguidos políticos

Quienes le escribimos somos personas de diferentes partes del mundo. Una característica que nos une es que todos y todas estamos comprometidos con los procesos de emancipación de los pueblos y acorde con ello hemos dedicado parte de nuestro tiempo, ilusión y esfuerzo para apoyar un proceso social y político bolivariano en Venezuela, desde la perspectiva de que éste contribuya con los necesarios cambios en Latinoamérica y el mundo, hacia la ruptura definitiva del sistema capitalista que oprime a los pueblos y condena a la miseria a gran parte de la humanidad.

Es, desde esta nuestra militancia, anticapitalista y antiimperialista, que hemos observado con verdadera preocupación el reciente proceso de colaboración entre los gobiernos de Venezuela y de Colombia. El gobierno de Venezuela en reiteradas ocasiones ha manifestado su reconocimiento del derecho de los pueblos a su libre autodeterminación. La colaboración del gobierno venezolano con uno de los regímenes más oligárquicos, violentos y serviles al poder imperialista como el que dirige Juan Manuel Santos en Colombia y que es responsable de miles de asesinatos, desplazados internos, torturas, masacres y una interminable lista de violaciones a los derechos humanos, es una incoherencia mayúscula que los pueblos del continente y del mundo no podemos avalar. Anexamos a esta carta abierta una síntesis de datos que hablan de manera irrevocable sobre la naturaleza genocida del régimen colombiano, y ponen en evidencia la necesidad urgente de reevaluar las políticas de entregas de perseguidos políticos y colaboracionismo con dicho régimen.

No compartimos la colaboración en materia militar con el régimen colombiano, y particularmente las políticas de cacería humana que aplica el régimen colombiano, en claro alineamiento con las políticas de criminalización al pensamiento crítico y la lucha social impuestas por EEUU y la UE con sus listas que pretenden estigmatizar cualquier forma de resistencia de los pueblos como  “terrorismo”.

Las entregas de perseguidos políticos, sean estos civiles o guerrilleros, al estado colombiano, que es denunciado internacionalmente como uno de los estados más torturadores del mundo, son contrarias al espírito bolivariano y humanista que proclama el proceso venezolano.

La entrega, de manera totalmente ilegal y violatoria de la ética revolucionaria, del periodista de nacionalidad sueca Joaquín Pérez Becerra, sobreviviente del genocidio contra la Unión Patriótica, a las fuerzas represivas colombianas, fue sin duda un hecho que sacudió la conciencia humanista; dada la cantidad de amparos legales que existían para no entregarlo. Su entrega por lo tanto evidenció que pese a existir otras alternativas se eligió la peor. Se quiso hacer creer a los pueblos que  “no había otra opción”, se desinformó sobre lo que es una circular de Interpol, cuando una circular de Interpol no da derecho a secuestro.

La entrega del periodista Becerra levantó protestas dentro y fuera de Venezuela, se hicieron llamados al gobierno venezolano para evitarla; a pesar de ello, hoy estamos siendo testigos de la detención de otro perseguido político: Julián Conrado.

No queremos asistir a una reedición del Plan Cóndor de la mano de un gobierno que hemos apoyado.    La Unidad Latinoamericana es un concepto que mueve a los pueblos como trinchera de resistencia frente al imperialismo estadounidense y europeo, por ello es vital que no se trastoque: la Unidad Latinoamericana es la unidad de los pueblos, de ninguna manera puede ser la unidad con un régimen genocida.

Queremos manifestarle nuestra profunda preocupación por el destino que le espera a  Guillermo Enrique Torres Cuéter, más conocido como Julián Conrado, detenido por autoridades venezolanas y cuyo único delito es haber irradiado con su canto el espíritu de rebeldía en las masas oprimidas de Colombia y del continente, necesario para revertir la situación de pobreza y violencia que el Estado paramilitar impone al pueblo colombiano.

Julián Conrado pertenece a la misma estirpe de cantores libres que como Ali Primera o Víctor Jara han puesto su creatividad al servicio de la liberación de sus pueblos, anteponiendo sus ideales a su propia seguridad personal.    En este sentido, lejos de ser un peligro, Julián constituye un ejemplo para las nuevas generaciones de la Latinoamérica unida, libre y justa que soñamos.

Nos preocupa además el delicado estado de salud del cantante, que sumado al rencor que le guarda la oligarquía colombiana por la influencia que su música ha tenido en la toma de conciencia de vastos sectores del pueblo, hacen temer que su entrega a los aparatos represivos del gobierno de Santos, podría saldarse de manera trágica.

El cantor Julián Conrado, ya entrado en edad tras una vida de sacrificio, está enfermo, ha sobrevivido a varios bombardeos, a leishmaniasis, y está gravemente afectado de salud: por evidentes razones éticas y humanitarias corresponde el Asilo político o/y humanitario. Además el derecho internacional ampara este asilo: se espera que Venezuela respete el DIH y los mínimos éticos y humanitarios. 

En virtud de lo que estipulan las diferentes convenciones internacionales y disposiciones del Derecho Internacional Humanitario, así como de la propia constitución bolivariana de Venezuela  queremos solicitarle interponga sus buenos oficios para que se le conceda a Julián Conrado el estatuto de refugiado que en ley le corresponde. De igual manera queremos pedirle, en el entendido de que la liberación de los pueblos solamente es posible cuando se mantiene un alto espíritu solidario e internacionalista, que cese la política de cooperación con el gobierno colombiano ya que este representa para Latinoamérica lo mismo que Israel para Oriente Medio, es decir la punta de lanza del más rampante imperialismo multinacional.



COMITE INTERNACIONAL POR LA LIBDERTAD Y REFUGIO AL CANTOR JULIAN CONRADO


ANEXO:  CONTEXTO actual de Colombia:

Ya va 1 año de posesión del presidente actual de Colombia: Juan Manuel Santos. Las violaciones a los derechos humanos continúan incrementándose y sigue la agresión sistemática desde las herramientas legales (fuerza pública) e ilegales (herramienta paramilitar) del estado y multinacionales contra la población.

Desde el 7 de agosto 2010 han sido asesinados impunemente 34 defensores/as de los derechos humanos, 17 dirigentes agrarios que exigían la restitución de las tierras usurpadas con violencia a los campesinos y 27  sindicalistas la mayoría de la Central Unitaria de Trabajadores CUT (1) , miles más han sido amenazados de muerte. Crece  el drama del desplazamiento y la  desaparición forzada de personas, continúa la práctica de los  asesinatos de civiles a manos de militares  con 29 nuevos casos reseñados en el último año, sigue siendo crítica la situación en las cárceles donde literalmente se pudren más de 7 mil prisioneros civiles por razones políticas, además de los más de 500 presos políticos guerrilleros, los cuales también sufren condiciones aberrantes de reclusión. Hay más de 7.500 presos políticos en las cárceles colombianas lo que hace del régimen colombiano un 'record' en presos políticos. Algunos informes recientes señalan que la cifra de 7.500 presos políticos estaría subvalorada, pese a ser ya en sí escandalosa, pues debido al aumento de los encarcelamientos arbitrarios de estos últimos años las cifras rondarían los 9.500 presos políticos, totalmente invisibilizados.  El drama de los derechos humanos se acentúa con la perpetuación de la estrategia paramilitar del estado: se trata de los grupos narco-paramilitares cuya existencia es negada ante las cámaras por el gobierno recurriendo a la coartada de cambiarles el nombre por el de “bandas criminales emergentes”, mientras siguen su accionar criminal en contubernio con la fuerza pública en todo el país.

  ALGUNAS CIFRAS DEL TERRORISMO DE ESTADO EN COLOMBIA:

El estado colombiano tiene el ejército más armado del mundo por EEUU, junto con Israel y Egipto: un ejército genocida, ese mismo ejército que detrás del batallón de la Fuerza Omega del Plan Colombia, tiene la mayor fosa común del continente: 2000 (2mil) cadáveres de desaparecidos. (2)

En Colombia son asesinados el  60% de todos los sindicalistas asesinados en el mundo, por la fuerza pública o la herramienta paramilitar de multinacionales y estado.(ver 1)

Colombia es 'record' en  presos políticos: 7.500  hombres y mujeres, en su inmensa mayoría civiles enjaulados bajo burdos montajes judiciales.(3)

El crimen de estado de la desaparición forzada es otro 'record' horrendo, la "democracia" colombiana supera las cifras de tortura y desaparición forzada de las dictaduras del Cono Sur:    la ONU reconoce al menos 57.200 desaparecidos, la Comisión de Búsqueda    cifró en 62.000 los desparecidos (agosto 2011), las víctimas reclaman unas 250.000 personas desaparecidas, en sólo 3 años las herramientas represivas del estado colombiano desaparecieron a 38.255 personas  (informe Medicina Legal). (4)

Colombia es el país con más desplazados del mundo, junto con Sudán: 5,2 millones de personas desplazas forzadamente (5) por la herramienta paramilitar y sus masacres, con la finalidad de ofertar las tierras así despojadas al gran latifundio y las multinacionales: el 40% del territorio colombiano está pedido en concesión por multinacionales mineras.(6)

Mientras se incrementa el exterminio de la oposición y del pensamiento crítico, la impunidad para las herramientas represivas y genocidas rebasa lo imaginable: recientemente el gobierno de Juan Manuel Santos votó una ley que indulta a más de 31.000 paramilitares (Ley 1424) (7).

alicostas.manaure@gmail.com

COMITE INTERNACIONAL POR LA LIBDERTAD Y REFUGIO AL CANTOR JULIAN CONRADO

NOTAS:

(1)  Colombia, el país más peligroso del mundo para sindicalistas, ya van 27 sindicalistas asesinados bajo la presidencia Santos:  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=133818&titular=el-pa%EDs-m%E1s-peligroso-del-mundo-para-los-sindicalistas- 

(2) Fosa Común con 2000 cadáveres detrás del Batallón militar en la Macarena, Meta:http://www.rebelion.org/noticia.php?id=99507

(3) Presos políticos:  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=129835

(4) Desaparición Forzada, crimen de estado en Colombia de dimensiones dantescas:

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=129256

(5) Desplazamiento forzado CODHES cifra los millones de personas desplazadas en 5,2, en el informe de noviembre 2010

(6)  El Gobierno beneficia a las multinacionales mineras en detrimento del medio ambiente y las comunidadeshttp://www.rebelion.org/noticia.php?id=132682

Documental Colombia's gold rush: 

http://www.youtube.com/watch?v=yCpYf8B1vYs&feature=player_embedded#at=161

parte del VIDEO de Al Jazeera con traducción al español:  http://www.youtube.com/watch?v=XsU7QubxDDM&feature=player_embedded

(7)  De los 35.000 paramilitares "desmovilizados", sólo 4 han recibido condena:  Suenan reformas a la Ley "de Justicia y Paz" de 2005, tras 6 años de aterradora impunidad

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=133850&titular=suenan-reformas-a-la-ley-%22de-justicia-y-paz%22-de-2005-tras-6-a%F1os-de-



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2354 veces.



Comité Internacional por la Libertad y refugio al Cantor Julián Conrado "Solidaridad con Julián"

Guillermo Enrique Cueter, popularmente conocido como Julián Conrado, es un cantautor revolucionario, nacido el 11 de agosto de 1954 en Turbaco, Colombia. El vallenato es el género musical que más utiliza para relatar una especie de crónicas históricas, llenas de poesía, sobre las injusticias por las que atraviesan los pueblos del mundo, en especial, el pueblo colombiano a causa del imperialismo y la plutocracia mundial. Actualmente se encuentra detenido en Venezuela, atrapado en un limbo judicial, nada claro, por lo que, varios movimientos sociales y políticos se han solidarizado con su causa.


Visite el perfil de Julián Conrado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: