Para no olvidar: prontuario delictivo de Carlos Andrés Pérez

Algunos días atrás dejó de existir uno de los gobernantes nacionales más nefastos que ha tenido Venezuela, tristemente recordado por todos aquellos que padecieron las consecuencias de distintas medidas y procedimientos ejecutados durante su carrera política. No obstante, y aunque parezca increíble, Carlos Andrés Pérez ha sido calificado por algunos imbéciles (militantes en su mayoría del partido moribundo Acción Democrática) como uno de los mejores líderes políticos de todos los tiempos, adalid de la democracia no sólo en nuestro país sino en América Latina. Ciertamente Pérez fue digno representante de la democracia en el hemisferio occidental, pero de aquella que sólo ha beneficiado a las minorías adineradas y sus derechos humanos, y que por tanto es conocida como democracia burguesa. Y no podía esperarse otra cosa de tan siniestro personaje, considerando que hasta el mismo Departamento de Estado de Estados Unidos le felicitó en reiteradas oportunidades por ser tan buen aliado de los intereses capitalistas internacionales en Venezuela. 

En el presente escrito queremos resumir el prontuario delictivo de Carlos Andrés Pérez, sumándonos de esta manera a todas aquellas voces que no han llorado la muerte de semejante individuo, y que no han dudado en dar a conocer  los efectos de su “maravillosa obra” en el bienestar y en la calidad de vida de diversos sectores venezolanos. Es importante advertir que dentro de este prontuario incluimos acciones que no fueron propiamente delitos, pero que de una u otra forma afectaron negativamente a una buena parte de los venezolanos He aquí una caracterización breve de la triste carrera política del “señor” Carlos Andrés Pérez mientras ocupó cargos públicos importantes: 

  1. Como ministro del Interior del Gobierno de Rómulo Betancourt, y posteriormente como director de la Dirección General de la Policía (DIGEPOL), Pérez fue responsable de la represión sangrienta de los grupos de izquierda, en el contexto de la paranoia anticomunista originada en Estados Unidos luego de la Segunda Guerra mundial. Ya se perfilaba como uno de los principales violadores de los derechos humanos en Venezuela: “Durante su gestión como ministro y director de la Digepol se reportaron las torturas, muertes y desapariciones del dirigente del Partido Comunista de Venezuela, Alberto Lovera; José Gregorio Rodríguez, quien fue lanzado de un cuarto piso de un edificio para simular suicidio; Luis Pinto; Ricardo Navarro, entre otros” (Agencia Venezolana de Noticias, 29-12-2010, Dirección URL: http://www.avn.info.ve/node/35897).
  2. La tal nacionalización del petróleo durante el primer mandato nacional de Pérez significó una mayor participación del Estado en el negocio petrolero, pero dicho proceso no perjudicó de forma significativa a los intereses transnacionales. En realidad la “nacionalización” petrolera no fue más que una ‘patente de corso’ para la progresiva participación de la rapiña corporativa global, y génesis de la Apertura Petrolera: "La nacionalización petrolera en Venezuela se efectúa dentro de los estrictos moldes del Estado Capitalista, y aunque la consideremos un paso importante en el rescate de las riquezas básicas, no le asignamos el carácter de hecho revolucionario capaz de romper los elementos fundamentales que conforman los mecanismos de la dependencia". (Lovera, 1.980. P. 36.). (Apertura petrolera: poder de Pdvsa Vs. Poder Del Estado. Dirección URL: http://www.monografias.com/trabajos65/apertura-petrolera-venezuela/apertura-petrolera-venezuela2.shtml).
  3. Si bien hubo importantes ingresos por concepto del alza notable en los precios mundiales del petróleo luego de 1975 (por esta razón se acuñó la expresión Venezuela Saudita), también es cierto que  Pérez endeudó de forma espectacular a la nación, hasta el punto de que para 1978 la deuda pública ascendía a 37.180.000.000 bolívares. Entre las consecuencias de esta acción se encuentran la reducción drástica del presupuesto nacional y la aplicación de medidas negativas en el campo laboral. Sin duda alguna un alto nivel de corrupción, la gran burocracia y los gastos suntuosos oficiales, explican en parte el hecho de que el relativamente abundante dinero proveniente del negocio petrolero fuera insuficiente incluso para la ejecución de proyectos básicos. Además de la notable deuda, tanto un elevado índice de inflación (más del 50%) como el decrecimiento del PIB, fueron  indicadores económicos característicos de los últimos meses del “maravilloso”  primer Gobierno de Pérez.
  4. Para no perder la costumbre de su época como ministro del Interior y como jefe policial, el presidente debutante adoptó una política represiva contra diversos sectores venezolanos descontentos con la “Venezuela Saudita”. A manera de ejemplo cabe hacer referencia a las reiteradas agresiones de los cuerpos policiales contra los estudiantes universitarios, tal como en el episodio del 05 de mayo de 1977: Nuevamente, el 5 de mayo de 1977 la Alma Mater fue allanada cuando estudiantes y profesores realizaban una protesta. El balance de esta nueva violación a la autonomía universitaria fue de 43 alumnos heridos y de varias instalaciones dañadas”. (Agencia venezolana de Noticias, 27-10-2010. Dirección URL: http://www.avn.info.ve/node/25313). Sería interesante saber qué argumentan los defensores del fallecido ex-presidente en este sentido, debido a que muchos de ellos andan denunciando que el actual Gobierno es quien más ha violado la autonomía universitaria en Venezuela. Por cierto, valga mencionar que Pérez también fue responsable durante su primer Gobierno del asesinato y desaparición de militantes izquierdistas.
  5. Durante el segundo mandato del “señor” Pérez, sin duda el más nefasto, el Gobierno se arrodilló definitivamente ante la banca internacional y ante los intereses capitalistas venezolanos y globales. En consecuencia se aplicaron  drásticas medidas de corte neoliberal que por supuesto incidieron de forma negativa en la calidad de vida a las mayorías: “El gobierno de Carlos Andrés Pérez buscó dar un cambio al liberar la economía, a través de un programa de ajustes macroeconómicos promovido por el Fondo Monetario Internacional (FMI), al que se le llamó "Paquete Económico", concebido para generar cambios sustanciales en la economía del país. Se anunciaron medidas de aplicación inmediata y otras de aplicación gradual en plazos breves. El paquete comprendía decisiones sobre política cambiaria, deuda externa, comercio exterior, sistema financiero, política fiscal, servicios públicos y política social. Sin embargo, la liberación de precios y la eliminación del control de cambio generó un reajuste sumamente brusco para las personas de menores ingresos”. (Wikipedia, “Caracazo”. Dirección URL: http://es.wikipedia.org/wiki/Caracazo).
  6. Justamente el anuncio de las reformas neoliberales y el alza desmesurada en algunos servicios, constituyó la ‘gota que derramó el vaso de agua’ para un pueblo que había sido vilipendiado por todos los gobiernos “democráticos” anteriores. De esta manera las masas no aguantaron más su rabia, y estallaron violentamente los días 27 y 28 de febrero de 1989, acontecimiento conocido como “El Caracazo”. Si bien este hecho puede ser considerado como una rebelión civil, por cuanto desestabilizó de alguna manera al Gobierno de Pérez y le obligó a suspender las garantías constitucionales, también es cierto que las fuerzas policiales y militares desataron  injustificadamente una brutal represión, que en sólo dos días generó miles de muertos, heridos y desaparecidos. De manera que la masacre ocurrida los días 27 y 28 de febrero, y los primeros días del mes de marzo de 1989, representa uno de los episodios más sangrientos en toda la historia venezolana. En este sentido qué argumentarán los defensores de los derechos humanos en Venezuela y en el mundo, apologistas al mismo tiempo del “gran demócrata” Carlos Andrés Pérez.
  7. La pobreza y el desempleo crecieron dramáticamente durante el segundo mandato de Pérez, evidencia inequívoca de que las medidas económicas aplicadas no beneficiaron de ninguna manera  a los pobres, sino a un grupito de empresarios venezolanos, a las corporaciones transnacionales y por supuesto a los políticos corruptos: “El índice de población que se hallaba por debajo del umbral más extremo de pobreza avanzó del 15% a finales de 1988 al 45% dos años después; también, estaban creciendo el desempleo y el subempleo, y todo ello en un contexto de inseguridad ciudadana por la proliferación de la delincuencia común y el crimen organizado”. (Roberto Ortiz de Zárate, “Carlos Andrés Pérez”, 30-12-2010. Dirección URL: http://www.cidob.org/es/documentacion/biografias_lideres_politicos/america_del_sur/venezuela/carlos_andres_perez_rodriguez).

 
Con semejante prontuario nos preguntamos, ¿Cómo es posible qué algunos se atrevan a considerar a Pérez uno de los mejores gobernantes de la historia venezolana?. El mundo al revés, diría el escritor Eduardo Galeano. 


ruhergeohist@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 9405 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a114818.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO