No me volví pobre por que quise. Camaleones en alquitrán

BILL HOUSE MOUSE, alias “The Teacher” es un licenciado en educación e impartía clases en un Colegio Privado (High School) en la ciudad de California, en su ratos libre se sentaba frente a su computadora y se convertía en un pequeño especulador en la bolsa, aunque el se consideraba un inversor. Tenía su pequeña fortuna en el First Heritage Bank e IndyMac Bancorp (California). Había comprado  acciones de créditos hipotecarios en Merril Lynch y Lehman Brother. Todas estas instituciones financieras han sido tragadas por la burbuja especulativa y se han ido a la quiebra. Bill con ellos. Mouse; también ha probado suerte como escritor de relatos breves y ha sido publicitado y promovido en los diarios locales como un prometedor escritor. Antes de la crisis hipotecaria, en una reciente entrevista se  había declarado ferviente admirador de Franz Kafka. No se imaginó jamás que habiéndose acostado rico se despertó como el personaje de la metamorfosis, Gregorio Samsa, pero en vez de transformarse en un escarabajo se convirtió en un hombre pobre, en un indigente. Junto a su mujer Ruth y su hija Kitty estaba viviendo en una carpa en un parque. Lo ha perdido todo. Empleo, inversiones, vivienda, amigos. Por ahora ya no habrá más barbacoas, ni vacaciones en Miami. Pero como toda persona que se aprecia con talento, ha escrito un libro al que ha titulado “Al Pobre todo le sale mal” (everything goes wrong for him, the poor fellow) Su vida ha dado un giro extraordinario, de una hermosa casa a un parque y una carpa. Por ahora, la familia se ha mudado a un pequeño hotelito producto del adelanto que le ha dado la casa editora de su libro. Con algunas variantes esta historia me la contó una amiga que regresó del estado de Florida a Venezuela, su país; ahora según ella; el mejor país del mundo. Ya la “América good life” no la convence. El sueño americano se fue al carajo.

 

PEDRITO BLAZER se ha convertido en un blanco fácil para la lengua de los revolucionarios bolivarianos desde que Chávez decidió prescindir de los gastos suntuosos. Anda en tremenda camioneta con vidrios ahumados y no encuentra tiempo suficiente para restregarle a todo el mundo que es más revolucionario que Chávez. Ya los defensores de la revolución saben quien es el personaje. Adeco en sus años mozos, consiguió tremenda chamba con Rafucho Caldera y no soportó ni un minuto fuera del poder. Lo pusieron “donde haiga” Se hizo chavista fanático, se inscribió en el MVR y terminó en el PSUV. Presidente en una institución que maneja billete hereje no se consuela con un salario tan bajo. Para redondearse el sueldito montó una cooperativa de servicio y puso a su hermanito menor al frente. Ayer lo oí despotricar contra el Presidente. Según Pedrito, “Chávez se ha vuelto loco, no sabe lo caro que está la vida”. Claro como a él, al presidente,  todo se lo dan, no sabe lo que cuesta el sudor de un buen funcionario”. Para Pedrito, 14.000 Bs fuerte es muy poco. Ahora se le metió en la cabeza que quiere ser diputado a la Asamblea Nacional y tenía todo preparado. El, tan ahorrativo, tenía un buen dinerito a resguardo con la finalidad de aumentarlo con unos cuantos churupitos que le iba a birlar a la gerencia de Publicidad del Ministerio. Se le congeló la campaña. Chávez lo dejo frio. Lástima, tan buen mozo y machete que había quedado en la gigantografía, folletos y afiches.

 
PETRA AGAPE no sale de su asombro. Experta en montar ágapes y cocteles y “pequeñas fiestecitas” en el Ministerio. No paraba de gastar toneladas de billetes en las fiestas que le montaba a su jefe para promocionarlo como candidato a gobernador. Envidiaba a la secretaria de Manuelito Rosales por aquello de comprar haciendas, mansiones, Cartier, joyas y demás yerbas. Teniendo su “juju” con un portugués, dueño de una panadería y confitería -- nadie tiene la menor idea de los pasapalos que ha gastado en su celebres ágapes, agasajos y boche --. Por supuesto que no está de acuerdo con el presidente ¿Qué será de su vida y de los reales que se metía en comisiones? No le hizo mucha gracia lo de “sino le gusta, váyase”.
 
PARA EL DIPUTADO JUAN ANTONIO MOLVINET  las cosas se le han puesto color de hormiga, considera que el comandante se ha convertido en un aguafiestas con eso de los gastos superfluos. Ya llevaba más de novecientos celulares negociados con el Secretario de gobierno de una gobernación. Por otra parte, tenía todo montado con un Ministerio. Ya su amigo el viceministro no le facilitará más el negocito con los teléfonos celulares. Ha sido una noticia demoledora. En su caso no le queda más que el silencio. A barruntar pa’ otro lado. Y pensar que su pana, el vice ministro, lo llamó por un celular modelo blackberry que le regaló en su cumpleaños. La pregunta; ¿Por qué hay funcionarios y personeros que cargan en la cintura 3 o 4 celulares? Ni Chávez, compadre.
 
TITO “TITIN” RODRIGUEZ (no el cantante de bolero puertorriqueño) anda en una camioneta de lujo, producto del sudor de los contratos que ha conseguido con un alto pana gobernante. En las elecciones de gobernadores y alcaldes andaba en un cacharro que le sonaba todo menos la corneta. Oculto sin dar mucho la cara, acompañaba a los dos candidatos con más posibilidades de ganar. Ganó el del voto “rojo rojito”. Su empresa es la más productiva del mundo. En cien días de gobierno se ha vuelto rico. “Titin” y “el que te conté”. Andan de reparto --Kikiriki, este pa'mi. Kikiriki, esté pa'tí --. ¡Una guará! Historias ficticias o no. Le recomiendo a los funcionarios “rojos rojitos” que vigilen su entorno y contorno.
 
Antojofel@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1595 veces.



Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a75120.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO