Algunas ideas de obras necesarias para Los Robles y Margarita

Sol de Margarita, sábado 19 de enero de 2008.

El ecocidio propiciado y perpetrado por el gobernador del estado Nueva Esparta en la población de Los Robles, con la tala indiscriminada e ilegal de más de veinte árboles en la plaza del pueblo para supuestamente construir una iglesia, pone al descubierto una vez más el talante perverso de este individuo, aparte de una ausencia absoluta de solidaridad y responsabilidad. Doble crimen el cometido por Morel: acabar con árboles de la plaza de su pueblo natal, y disponer de los recursos del pueblo para construir una iglesia justo al lado de otra en completo funcionamiento y en buenas condiciones. Nada despreciables los recursos destinados a esta obra: 2 millones quinientos mil bolívares, de los fuertes.

Lo bochornoso del espectáculo dado por los conchupantes del ya conocido personaje, acostumbrado a manejar el erario público como si fuera proveniente de apuestas en peleas de gallos, le da un tinte más cruel y triste a lo ocurrido. Crea curiosidad saber que tienen que decir los representantes del clero en este asunto, donde la obra de Dios es destruida para construir un templo de alabanza a su nombre. Ante la aparente ausencia de ideas por parte de los planificadores y contratistas del gallero roblero para gastar el dinero y recibir comisiones, propongo algunas que además de satisfacer su apetito monetario podrían ser de utilidad para el pueblo.

La isla carece de un centro público adecuado para atención e internado de personas con problemas de adicción, para tratamiento y rehabilitación de pacientes con trastornos de alcoholismo o drogadicción, un problema de salud pública importante. Serían cientos las familias agradecidas, que no tienen opción actualmente con sus familiares víctimas de ese terrible flagelo.

Desde hace años esperan por la construcción de una sede propia y adecuada a sus necesidades los discapacitados visuales del estado, así como una serie de organizaciones y grupos que trabajan con personas discapacitadas. Sería agradable a los ojos de Dios invertir esos recursos en ayudar a esos hijos que por una u otra circunstancia no pudieron desarrollar su máximo potencial humano.

No existen en el estado instalaciones ni camas de hospitalización para pacientes psiquiátricos, ni en el sector público ni privado, obligando a los médicos y a las familias a trasladar estos pacientes a instituciones en tierra firme. Una comunidad terapéutica digna y acorde a sus necesidades quedaría como una obra trascendente y ejemplo para otros gobernantes e instituciones.

Una guardería para personas de tercera edad, que desahogue el muy congestionado geriátrico de Juan Griego, con atención médica y social a estos compatriotas que necesitan la asistencia de los más jóvenes, con respeto y dignidad a su condición de padres y abuelos.

Podría continuar con obras necesarias para atención de los niños, solución de problemas de seguridad, disposición de desechos sólidos, pero probablemente afectaría el presupuesto para el bozal de arepa de adulantes y arrimados y el porcentaje de comisiones disminuir alarmantemente, ¡Dios no lo permita!.

cogorno1@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1300 veces.



Arnaldo Cogorno M.


Visite el perfil de Arnaldo Cogorno para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a49711.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO