Mi Ferrari

En verdad, yo paso bastante trabajo cuando trato de conseguir espacio para estacionar mi viejo camastrón; pero, eso no es motivo para sacar la mandarria y tumbar un monumento, una estatua, o cualquier obstáculo, para poder estacionarlo. ¿Qué razón pudo haber tenido el decano de la Facultad de Arquitectura de la UCV para romper una estructura considerada patrimonio cultural? ¿Estacionar su Ferrari? ¿Negocio?, ¿Exhibicionismo?, ¿Apariencias? ¿"Echonería",? Es cierto que, un Ferrari no es cualquier carro, es un carro con historia; es una marca de automóviles de turismo con prestaciones lujosas y deportivas, cuyo nombre proviene de la Escudería Ferrari de automovilismo; pero, no era para tanto.

En base a estos comentarios, si algún lector o alguna lectora tuvieron la oportunidad en los años 60, de cantar o tararear la canción de Roberto Carlos "Mi cacharrito", para entender estas notas, solo tiene que cantar esta nueva versión llamada "Mi Ferrari"

(Hablado) Esta es una de las muchas historias que suceden en la UCV; Primero, fue el susto cuando lo de la rectora aquella que se quería eternizar; después, era prohibido olvidar y me encontré con las guarimbas. Todo esto sin contar el tremendo impacto que me llevé cuando vi caer el techo del pasillo de la UCV.

(Cantadito) Estacioné mi Ferrari en la facultad de arquitectura, hace tanto tiempo que en verdad lo merecía y como necesito exhibirlo lo lleve a estacionar Beep…Beep

Quiero estacionar mi Ferrarí(Acentuado en la i) Bibi dubi dudi biu. BiDubi…

En estas circunstancias yo tomé la decisión, romper la estructura para meter un camión; pero, era un Ferrari al que iba a estacionar y lo metí Beep, Beep,
Mira qué lindo me quedó. Bibi dubi dudi biu. BiDubi…

El carro era rojo, buena pinta si tenía

Cualquiera que lo viera de la envidia se moría

Corría como un diablo y nadie lo creía, si señor Beep…Beep

Daba gusto ver ese "perol" Bibi dubi dudi biu. BiDubi…

Metí mi Ferrari al tumbar la pared y ¡oh! que sorpresa allí yo me llevé, pues una morenita a mi lado se montó, Beep, Beep,
No se quiere bajar de mi perol, Bibi dubi dudi biu. BiDubi…

Y muchas otras chicas que pasaban por el sitio, estaban encantadas de montar en mi Ferrari. Conforme pasa el tiempo yo me estoy encariñando más y más. Beep, Beep. Este estacionamiento, me gustó Bibi dubi dudi biu. BiDubi…

Ahora estoy jodido, pues no hallo ni qué hacer

Una multa me impusieron por romper una pared

Pero mi corazón a la hora de pagar Ah, ah, ah, ha, ha, ha

Me palpitó beep…beep

Esto bien caro me salió Bibi dubi dudi biu. BiDubi

(Hablado) Bueno, ustedes me perdonan, pero ahora me voy a reconstruir lo que rompí; pero todo es por causa de mi Ferrari, saben…voy…Bye…chau…ñooooommmmm……



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2176 veces.



Jesús Rafael Barreto


Visite el perfil de Jesús Rafael Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Rafael Barreto

Jesús Rafael Barreto

Más artículos de este autor