Da pena cuando el Fiscal General da su parte anticorrupción

Quiero se entienda bien el por qué da pena que el Dr. Tarek William Saab, Fiscal General de la República de Venezuela, a cada rato se presente públicamente y anuncie, muy orondo, el logro obtenido por esa institución en materia anticorrupción. Lo sorprendente de esos anuncios, es que gran parte de ellos se refieran a funcionarios que ejercían sus funciones en determinada institución del gobierno, con solo 1, 2 o 3 años en ejercicio de su cargo. ¿Será que el funcionario de más alta jerarquía los nombró ex profeso para que el subalterno hiciera el trabajo sucio; y luego partir la cochina?

Creo que la mejor forma de evitar la corrupción administrativa oficial está en la de nombrar funcionarios, después de una exhaustiva selección, pues sino puede presentarse aquello que dijo el Libertador: "El talento sin probidad es un azote" suponiéndose, que por lo menos la persona nombrada tenga el talento suficiente para aplicar la mejor técnica en el trabajo encomendado. El Ejecutivo en cualquiera de sus niveles o escalas de dirección y mando, no debe desatender la honestidad y moralidad de cada empleo que adjudique, porque entonces se podría aplicar lo que dice el sabio dicho criollo "No tiene la culpa el ciego sino quien le da el garrote" Además, es deber del Ejecutivo, en forma permanente, hacer seguimiento sobre la conducta de los funcionarios, y evaluarlo con frecuencia con la finalidad de que al menor síntoma de deshonestidad y deslealtad; sea despedido.

Lo peor que puede haber en alguna institución del Estado, es dejar hacer y dejar pasar. Sin embargo, hay que reconocer que por la inmensa presión política y amenazas que Venezuela ha recibido abiertamente de varias otras naciones, e instituciones internacionales súbditas a ellas, que tratan de torcerle el brazo a la revolución bolivariana, el gobierno venezolano debe ser muy comedido evitando caer en sus tremendas e inusitadas provocaciones. A la vez, creo que ya la revolución bolivariana ha recibido continuado y mayoritario respaldo del pueblo venezolano, por lo que el gobierno ya debe dejar de ser tan permisivo y aplicar las leyes que nos hemos dado, eminentemente necesaria para lograr la total transformación de este país, por uno grande y virtuoso como está irremediable condenado a serlo, y por lo que siempre habrá que gritar: ARRIBA VENEZUELA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2497 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a266021.htmlCd0NV CAC = Y co = US