El MBR200 propone como acabar con los bachaqueros

El buhonerismo no es lo mismo que el Bachaqerismo, dos practicas del comercio informal, que tienen su origen en dos tiempos y circunstancias diferentes, así como sus características no son iguales y sus actitudes tampoco...
 
El buhonerismo es mas criollo y nace como una forma de rebusque al cual apelaban aquellas personas que en sus tiempos fuera de sus compromisos ordinarios, se dedicaban a vender productos en las calles de las ciudades, para complementar sus ingresos.
 
Era normal oir  comentarios de personas que decían” prefiero comprarle a los buhoneros por que venden más barato”, práctica que se fue convirtiendo en una actividad permanente por aquellos que disponían de más tiempo para dedicarse al comercio informal.
 
De esta actividad que comenzó a tomar cuerpo en los años 60, me quedo el recuerdo de un 24 de Diciembre en el que un  grupos de personas procedieron a instalar sus tarantines al frente de las Torres battaglia de Petare para vender juguetes , actividad que estaba prohibida por el antiguo Concejo del Municipio Sucre, razón por la cual la policía de Miranda se presento al lugar para levantar los puestos de ventas y decomisar la mercancía, en ese instante, me enfrente  a la policía como dirigente social y fui a parar a la perrera, señalado como responsable de esa  actividad  y trasladado junto con la mercancía de los incipientes buhoneros a los calabozos de la comandancia de policía  que funcionaban donde hoy está el mercado de pequeños comerciantes donde fueron reubicados 
 Los buhoneros de entonces de la Redoma de Petare, 
 
Ya dispuesto a pasar mis navidades encerrado en ese recinto policial, en horas de la noche me entero  que había una manifestación de buhoneros a la puesta del Comando policial reclamando mi libertad  y la entrega de la mercancía que la habían quitado. 
 
Para ese entonces estaba de Concejal del Municipio Sucre el camarada RAUL ESTE, militante de URD, quien se solidarizo con el grupo y logro que me pusieran en Libertad y muchos de ellos lograron recuperar su mercancía.
 
Desde ese momento Petare se convirtió en foco de rebeldía de los buhoneros contra la acción represiva de los cuerpos policiales, pasado el tiempo dichos buhoneros de la redoma  fueron reubicados en el mencionado mercado.
 
Ese comportamiento de los buhoneros con la población, se entendía como un acto de solidaridad con los sectores más humildes que acudían a sus puestos de ventas buscando mejores  precios en los productos que necesitaban y que en el comercio establecido lo conseguían más caros.
 
Realmente los buhoneros eran una alternativa para los sectores más pobres de nuestra población. 
A diferencia de los Bachaqueros, que por su mala práctica comercial de expoliar, robar, especular a la gente de menos recursos, se han ganado el calificativo de plaga social.
 
El bachaquero es un ser despreciable, deshumanizado y desnaturalizado, a quien no le importa si un niño pueda morir por falta de un tetero de leche, que él se niega a vender a la madre de ese niño por que le faltan 100 bs para comprar el pote de leche.
 
El venezolano común, ese que  practica la solidaridad  humana entre sus semejantes, sabe que esa no es la conducta tradicional del venezolano, que allí hay algo extraño, que no está en nuestra idiosincrasia, que desdice de nuestra forma de ser, por lo tanto, debemos llegar a la conclusión que el bachaquero es un ser creado intencionalmente que sirve a los intereses más bastardos de los factores que adversan el proceso bolivariano. 
 
De allí el grado de maldad que hay en sus actos, la intencionalidad manifiesta de crear malestar en la gente, sentirse satisfecho de saber que la población los odia y lo desprecia, pero que por las circunstancias que estamos viviendo con la guerra económica, la gente se ve obligada a ser víctima de sus fechorías, comprándole el producto o el artículo que necesita.
 
En otras palabras el bachaquero es un agente de la guerra económica, protegido por los comerciantes mayoristas que son los que les proveen de la mercancía, para que vayan a la calle a joder a su mismo pueblo.
 
Este accionar de los comerciantes mayoristas tiene un doble propósito, político y económico, por un lado escasean el producto como una acción política para incrementar el malestar en la población, tratando que le atribuyan al gobierno las causas de no encontrar los productos y para mas arrechera del pueblo, saber que el gobierno no hace nada por impedir que estos productos lleguen a las manos de los Bachaqueros, quienes se encargan de venderlos bien caro.
 
Por otro lado los comerciantes  se favorecen mucho mas al entregarle los productos a los bachaqueros por que le  genera mayor ganancia, toda vez que dicha ventas al hacerla por debajo de cuerdas, no se registran a los precios que realmente le venden a los bachaqueros , con lo cual estafan al fisco nacional y les ofrecen la oportunidad a esos indeseables para que también estafen al pueblo
 
Ahora bien qué hacer para atacar este problema en su raíz, a tal efecto el MBR200  propone al gobierno del  Presidente NICOLAS MADURO  la siguiente solución:
 
En principio para que un gobierno demuestre que es revolucionario, sus actos tienen que ser revolucionarios, de lo contrario estamos hablando de otra cosa que no es propiamente revolución.
 
En ese sentido hemos montado nuestra propuesta en el análisis siguiente: El país tiene un severo déficit de producción nacional, producto de una serie de factores que nos han traído hasta aquí, uno de ellos es la inestabilidad social y económica que se vive en el interior del país, lo cual ha provocado un progresivo abandono de la actividad agropecuaria y avícola  en gran escala 
dando lugar a que la demanda sea infinitamente superior a la producción de los rubros básicos de mayor consumo.
El gobierno ha hecho importantes esfuerzos por contrarrestar los efectos de la híper especulación que hay en el mercado, buscando acuerdos para fijar los precios, aumentando el salario, creando bonos por distintos motivos, pero siempre pensando en cómo hacer para que el pueblo pueda medio paliar la escalada de precios a la que está sometido por los comerciantes y sectores empresariales.
 
Son miles de millones de bolívares que salen de las arcas del estado que van a parar a manos de los especuladores y enemigos de este proceso revolucionario, a través de las compras de sus productos que realizan los millones de hombres y mujeres que reciben sus pensiones y bonos especiales, además los millones de trabajadores que también son víctimas de la más vulgar especulación.
 
En conocimiento como estamos de esta situación, el MBR200 considera que algo  práctico debemos hacer para que  esta masa de dinero  que está llegando a la población, solo para cubrir medianamente la compra de algunos alimentos, hoy manejados en su mayoría por especuladores y bachaqueros , se pueda reorientar en función de incorporar a tantos beneficiarios con capacidad productiva a labores de siembras y cultivo de la tierra y otras aéreas de la producción nacional.
 
En función de lo antes planteado, recomendamos que se implemente una política revolucionaria que nos permita sacar de la calle a los bachaqueros, en su mayoría conformados por jóvenes en edad productiva, cuya potencialidad la está desaprovechando la nación venezolana, en momentos en que más necesita del concurso de todos sus hijos para sacarla de esta crisis inducida.
 
En consecuencia el gobierno debe proceder por la via persuasiva y coercitiva a reunir  un millón y medio de bachaqueros de todo el país y comprometerlos en un programa social y económico, donde se dediquen a la actividad productiva bajo un régimen de contingencia económica, coordinado y dirigido por el poder popular conjuntamente con las Fuerzas Armadas Bolivarianas.
 
Previo a este reclutamiento el gobierno a través del Ministerio de Agricultura y Tierras debe seleccionar 10 millones de hectáreas con vocación agrícola, acompañada de la  reubicación del plantel de maquinaria y equipos agrícolas con que cuenta el estado para ponerlos al servicio de este plan de producción nacional.
 
El personal de bachaqueros reclutados debe ser estimulado con una bonificación mensual de 12 Millones de Bolivares, por el tiempo que dure el plan de contigencia, bajo dos premisas.1) permancer por el tiempo que dure el plan en los espacios habilitados para tales fines.
 
2) Bachaquero que deserte, pierde la bonificación y será sometido a la observación policial, si se le comprueba que anda en la onda del bachaquerismo va preso y sometido a los tribunales de la Republica.
 
 A este contingente de bachaqueros ,se  agregan, los que se sumen de las Milicias Bolivarianas, de las misiones y organizaciones sociales, los que también deben ser favorecidos con un bono especial.
 
Estoy seguro que este componente humano al ver que el gobierno le ofrece una alternativa estable, que los mantiene alejado de esa rutina especulativa de la que no escapan ni sus propios familiares, optara por la via de hacer labor de patria, produciendo los alimentos en cantidad suficiente para que ese pueblo de donde provienen, no sea nunca más victima de la  vil practica del bachaquerismo.
 
El dinero que el estado invierta en mantener trabajando en labores productivas a los bachaqueros, generara 4  resultados altamente positivos, 1) el gobierno elimina a uno de los componentes de la guerra económica,  2) Le cierra el chorro a los mayoristas, 3) obliga a los comerciantes a entrar por el aro y 4) finalmente convierte a los bachaqueros en agentes de la producción nacional, además obtendremos un producto agregado  con esta medida, más de medio millón de estos bachaqueros se quedaran trabajando la tierra como medio de sustento de su grupo familiar.
 
Si no le sacamos provecho para bien del país a todo ese dineral que el gobierno coloca en manos del pueblo, con el cual estamos haciendo cada día mas ricos a los grupos que tienen el monopolio de los alimentos y manejo de los demás renglones del comercio que se realiza en Venezuela, se hará mas difícil levantar la producción nacional, toda vez que hoy tenemos una población donde un mínimo porcentaje produce y un altísimo porcentaje es de consumidores improductivos, que solo hacen presión para que el gobierno importe los alimentos  para satisfacer su necesidad de consumo.
 
Sera capaz el gobierno del Presidente Nicolás Maduro de asumir este reto? Tendrá la capacidad, voluntad y disposición para transformar a este millón y medio de personas dedicadas al bachaquerismo en un ejército incorporado a la producción nacional?
 
Una verdadera prueba de fuego para que el gobierno demuestre que tanto está dispuesto a tomar y aplicar medidas revolucionarias para derrotar la guerra económica. ya que esa política que está anunciando hace tiempo de acordar precios con los especuladores, no ha dado resultado y no  goza de la aprobación de la población, porque sería como premiar a los verdugos  que tanto daño han hecho a los venezolanos. Aquí lo que prevalece es pasarle factura a esos usureros, regresándole los precios a como estaban hace 4 años. Cuando decidieron declararle la guerra de  hambre  al pueblo  ESO SI SERIA UNA MEDIDA REVOLUCIONARIA. Lo demás no pasa de ser un saludo a la bandera o como dicen en la calle, “eso no  son precios acordados sino acomodados”. 
 
La estrategia acertada y revolucionaria es invertir la pirámide, de lo contrario seguiremos tragándonos las pocas divisas que están entrando por concepto de la renta petrolera, fortaleciendo las finanzas de los poderosos monopolios que controlan los alimentos y alimentando  a una población en edad productiva, que no produce ni lo que consume, dedicada solo a vender baratijas, oro, plata y euros, o bachaqueando  ASI NO SE CONSTRUYE PATRIA.
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2306 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a265609.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO