¿Y después de las elecciones qué?

Después de tantas promesas, muchos camaradas y compatriotas pensaron que, por primera vez en 5 años de gobierno del presidente Nicolás Maduro Moros, se harían realidad las miles de promesas individuales y colectivas que le hicieron al pueblo con tal de que fueran a votar. El resultado es el mismo y hasta peor, sigue la escasez de alimentos, la superinflación de todos los insumos básicos para la vida, continua la violencia desatada ahora con grupos encapuchados haciéndose pasar por cuerpos de seguridad, los escándalos de corrupción, las violaciones a la Constitución de La Republica Bolivariana de Venezuela aun vigente, las regiones en estado de abandono y el despilfarro a manos del gobierno de nuestros dineros.

Y entre mentiras, mitos y leyendas se jugo nuevamente y por enésima vez con la credulidad del pueblo, las mentiras más flagrantes en la eterna burla sonreída hasta por televisión de quienes día a día le aplican métodos psicológicos a las masas, cuyos antecedentes están en el tercer reich: los métodos de propaganda psicológica de Joseph Goebbels, método sugerido por Noam Chomsky en su tesis de "Las Masas perplejas" aplicado al pueblo Norteamericano para tenerlos tal como están adormecidos ante los horrores que cometen sus gobernantes sin que la gran mayoría diga ni pió, sino que aplaudan cual focas ante una realidad inventada para destruir al resto de los países.

Pues he aquí que este es el mismísimo y "novedosisimo" método aplicado por los pensadores y psiquiatras del gobierno de Nicolás Maduro Moros, pero tropicalizado que se aplica a nuestro pueblo, por lo que y desde la Asamblea Constituyente eternizada se están cambiando leyes y de paso aplicándolas aunque el presidente juro por un puño de cruces que "el pueblo iba a ser consultado" antes de aplicar las leyes cambiadas.

Tal alharaca por ganar todas las Alcaldías, todas las gobernaciones "como sea" lo cual fue, aunque se haya valido el presidente en persona de propagandear a los candidatos del partido PSUV que es su partido, ofreciendo de todo como en botica: desde real, bono de La Patria, tickeras, empleos, bono navideño, niño Jesús, etc. para luego caer en la miseria humana de chantajear al pueblo: el que no tenia el carnet de la Patria no puede comprar comida, no puede ser atendido en los CDI, no puede hacer ningún tramite legal y quien sabe que otro detalle se le ocurrirá violando todas las leyes de la Constitución que por ninguna parte dice que un ciudadano nacido en la Republica Bolivariana de Venezuela necesita un carnet para garantizar sus derechos, a tal extremo ha llegado el presidente Nicolás Maduro Moros y su gobierno de sectarios que tanto habla de amor e inclusión y el sectarismo al igual que el apartheid son crímenes de odio.

El soberbio presidente pretende implementar junto al método en cuestión la Hipnosis colectiva para que nos olvidemos que el desastre, abandono y decadencia por no decir miseria en que se encuentran las regiones de todo el país no es producto de la irresponsabilidad, corrupción y desidia de gobernadores y alcaldes Chavistas la mayoría, algunos con más de dos periodos cuya negligencia y corrupción palidecen a los de la cuarta a quienes se les quiere atribuir el abandono en que se encuentran las regiones y no digamos Caracas La Capital, llena de basura, malandros cuyo monumento mayor es el botadero de basura donde existe un submundo de mafias organizadas y donde el ex alcalde siquiatra Jorge Rodríguez erigió un monumento a la dejadez y la desidia, no digamos de la falta de seguridad hasta en la ciudad dentro de una ciudad que es el fuerte Tiuna, donde se tirotean de edificio a edificio los malandros y mafiosos.

Venga al Municipio Santiago Mariño, ejemplo del abandono y corrupción de las regiones en el estado Aragua, da grima las calles, barrios y avenidas llenas de aguas servidas, ratas, y toda plaga voladora donde hasta un pandemia se puede producir, la corrupción es tal que no hay ni siquiera quien recoja la basura que pasa meses acumulándose en las calles y frente a las casas, aquí hay ciudadanos de primera por supuesto de segunda y algunos ni existen, no tienen el derecho de que se les tapen los huecos de las calles que se están hundiendo a pesar de que los anteriores Alcaldes consecutivamente han sido Chavistas; urbanizaciones, barrios y caseríos hermanados en un solo dolor y languideciendo entre el cerro de cartas que duermen el sueño eterno en el escritorio de alguna o algún funcionario sectario e interesado por no decir corrupto.

Turmero su capital no tiene una plaza Bolívar, ni siquiera el flamante gobernador del estado Aragua sabia que la plaza de esta entidad se llama Santiago Mariño y que la plaza Bolívar es un triangulito con un mini busto del Libertado pintado y lleno de monte las más de las veces, aquí hay hambre, y eso camaradas no es cuestión de opinión ni política, familias enteras recorren los sectores, rebuscando en las bolsas de basura arrumadas en las aceras o pidiendo comida y ropita porque las bolsas CLAP son para los afortunados cuyas conexiones con el PSUV son evidentes. Las excusas van y vienen, lo cierto es que el dinero con que el gobierno del presidente Nicolás Maduro Moros compra los CLAP en el extranjero, es de todo los venezolanos, por lo que todos tienen derecho a recibir esos alimentos, ya que el gobierno dejo perder los medios de producción.

Amaneció el 2018 y ante una situación de emergencia en que se encuentra no solo esta región sino todas las de nuestra Patria, la gestión de la nueva Alcaldesa de Santiago Mariño brilla por su ausencia, para su campaña como todas las del gobierno del presidente Nicolás Maduro Moros se ofrecieron villas y castillos, se repartió comida, dinero, carnet de la Patria, tickeras para los afortunados que recibían no una sino 5 y hasta diez algunos, en medio de la fiesta y la celebración reguetonera en la Plaza, nos imaginamos que aun duerme el sopor de las fiestas decembrinas mientras las fachadas de las casitas del Centro están a punto de derrumbarse y ni los fantasmas se atreven a salir por las calles de noche por la falta de alumbrado publico.

El Municipio Santiago Mariño uno de los más extensos de Latinoamérica cuya Iglesia en Turmero tiene el retablo mas antiguo de la época colonial en nuestro país, ejemplo viviente de la irresponsabilidad, la desidia, la corrupción y el sectarismo del gobierno del presidente Nicolás Maduro Moros.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1289 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor