Reflexiones

¿Caiga quien caiga?

En diciembre, mes de la alegría según la mayoría, me da pena confesar un gran "vacío espiritual", debido a lo que estamos viviendo y padeciendo, a lo cual no se le anticipa el fin. Y aclaro que no estoy preocupada por estrenos, viajes o cena de navidad. Mi desasosiego se debe a la crisis, ética moral y espiritual que nos avasalla. Oír al Presidente decir "que se va a combatir la corrupción a fondo caiga quien caiga" en otro momento me hubiese hecho aplaudir de la alegría, hoy por hoy, confieso que quiero creer tal especie, pero tengo mis serias dudas. Sin embargo, debo admitir que la lucha contra la corrupción en PDVSA pareciera ir a fondo porque el 4 de diciembre de 2017 llegaron al objetivo final que fue la motivación de esa lucha. Así mismo, el martes 5 de diciembre, oí por la televisión que están retomando el conocido caso del Banco de Andorra, donde supuestamente está comprometido Dieguito Salazar Carreño, primo hermano del ministro Ramírez. ¡Quiera Dios que toda esta acción, no se trate sólo de cambiar un grupo de poder por otro!

Ayer mismo (martes 5/12/17), supimos que al fin se dieron por enterado que algo andaba mal en el sector salud. Hablan de la supuesta corrupción del ex ministro de salud General Jesús Mantilla (mayo 2007- julio 2009) y del Cnel. Rotondaro, presidente del IVSS (2010 – 22 de mayo 2017). Nos permitimos recordar que desde el 2015 la Contraloría General de la República detectó "debilidades por parte del IVSS en la planificación y control de las adquisiciones; falta de fianza de fiel cumplimiento de las empresa favorecidas; ausencia de mecanismos de control interno y atraso en la cancelación del compromiso adquirido inicialmente…". Jesús Mantilla comenzó en el sector salud siendo Presidente del IVSS (2003- mayo 2007). Por otra parte notamos que no mencionaron a la ex ministra Cnela. Eugenia Sader (28 de mayo 2010- 2013), cuya administración también fue investigada por el Ministerio Público entre el 27 de junio del 2013 y el 1° de junio del 2017. Aparentemente en ese caso hubo delitos sin delincuentes. Estamos seguros que en buena parte esta corrupción continuada explica la decadencia del sector salud. Dirían los españoles: "SI ROBAN LOS DE ARRIBA… ROBEMOS LOS DE ABAJO"

En el mismo orden de ideas, hace unos pocos años atrás, también se formó un escándalo con los miles de millones de dólares que se robaron en CADIVI a través de unas empresas de maletín. Las empresas de maletín que no tenían ni RIF ni domicilio han sido anunciadas con estridencias. Sin embargo, ¿Y quienes les otorgaron los dólares a esas empresas no le solicitaron requisitos que demostraran su seriedad y legalidad? Nunca hemos sabido que CADIVI haya sido asaltada por una operación comando que cargara con los dólares que luego le asignaron a las empresas de maletín. Lo que estamos diciendo es que no nos traten como tontos porque no los somos. Estamos preguntando ¿Dónde están los jefes de CADIVI que permitieron que saquearan el patrimonio nacional de esa manera tan grosera y continuada? ¿Por qué no los han acusado? ¿Acaso no han aprendido de Bolívar que "La IMPUNIDAD de los delitos hace que éstos se cometan con más frecuencia y al fín llega el caso que el castigo no basta para reprimirlos? ¡¡Por favor, háganle caso a Bolívar!!

Por ahora queremos hacerle unas últimas sugerencias al PSUV y al alto gobierno en relación a dónde poner la lupa de la Revisión con miras a la Rectificación. En primer lugar hay que revisar el Ministerio de Agricultura y tierras porque si algo nos hace vulnerable a los ataques del enemigo interno y externo es la ineficiencia en la producción de alimentos de origen vegetal y animal. No voy a repetir los indicadores de producción que he venido señalando por años; sin embargo, hacemos un llamado serio a reconocer la verdad: somos ineficientes en la producción de cereales (maíz, arroz, sorgo), en leguminosas (caraotas, frijoles…), oleaginosas (ajonjolí, girasol, maní, soya), caña de azúcar, carne y leche, por citar algunos rubros. También se debe revisar el Ministerio de alimentación, que se encarga de las importaciones de alimentos. No puede ser que alimentos cuyo precio de importación esté entre un poco menos de Bs. 2 (maíz), Bs 4 (harina de soya) y 6 (azúcar) se vendan a precios exorbitante en el país. La INEFICIENCIA en la producción y la CORRUPCIÓN en la importación de alimentos, nos hace más vulnerables a los ataques de Dólar Today. Desde esta tribuna de lucha, clamamos por el saneamiento de la política y de la revolución bolivariana.

Finalmente, le sugerimos hacerle seguimiento y control a todos los gobiernos estadales y municipales. No es responsable ni justo con el pueblo ni con la Revolución Bolivariana, que cada gobernante haga lo que le venga en gana. Por otra parte, los ciudadanos no pueden hacer Contraloría Social porque son acusados de contra revolucionarios, escuálidos o quinta columna, por los dueños del partido. De esta manera, muchas veces los ciudadanos no eligen, sino que se ven forzados a votar por candidatos o candidatas impuestas. Señores rectifiquen, porque "tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe". ¡CHÁVEZ VIVE. LA LUCHA POR LA PATRIA HONESTA, SOBERANA Y JUSTA SIGUE!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5806 veces.



Antonia Muñóz


Visite el perfil de Antonia Muñóz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonia Muñóz

Antonia Muñóz

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /contraloria/a256156.htmlCd0NV CAC = Y co = US