Reflexiones

Azúcar amarga

Ya no sabemos que hacer para ayudar a comprender el complicado, sacrificado, arriesgado y noble  mundo de la agricultura, en el cual se involucran directamente pocos, pero del cual somos dependientes todos; porque comemos gracias al trabajo de los agricultores. Sin los hombres y mujeres que se dedican a la agricultura vegetal o animal no tendríamos alimentos disponibles, a menos que todos volvamos a la época de la caza,  de la pesca, de la recolección de frutos y a la agricultura de subsistencia. Sin pretender hacer paralelismo entre la madre naturaleza y el arte de la producción de alimentos, nos permitimos recordar que sin las plantas no podría existir vida tal cual la conocemos, porque sin la fotosíntesis realizadas por ellas no habría oxigeno para respirar, ni carbohidratos, ni proteínas, ni grasas, ni vitaminas para alimentarnos los animales, incluidos los que se alimentan de plantas o de otros animales, que a su vez procuran sus alimentos  del reino vegetal.

Todo lo anterior, es un nuevo intento para solicitar a las autoridades competentes y a los productores que analicen con sinceridad, seriedad y elementos de juicios verdaderos, el sector de la producción agrícola vegetal y animal; porque hay necesidad urgente de rectificar como lo harían las mujeres y  hombres sabios. Hoy tocaremos sólo el caso de la caña de azúcar y su producto procesado el azúcar de mesa, que de acuerdo a su alto costo, ya se está poniendo amarga. La verdad es que la mejor producción de caña, y por ende de azúcar, de los últimos 20 años estuvo  entre mayo 1998 y mayo 2011, ambos años con una producción de 8,1  millones de toneladas de caña y 641 mil toneladas de azúcar). Sin embargo, en este lapso se obtuvieron los mayores picos de producción, en el 2003 con 9, 9 millones de toneladas (796 mil toneladas de azúcar) y el año 2007 (9,7  millones de toneladas de caña y 781mil toneladas de azúcar). A partir de 2012 comenzó el descenso lento, pero sostenido, cuando se produjo 6, 6 millones de toneladas. En la zafra diciembre 2016- abril 2017 se cosecharon 3.6 millones de toneladas de caña, para una producción aproximada de 280 mil toneladas de azúcar de mesa, cantidad que sólo cubre el 23 % del consumo nacional.

El precio de el azúcar nacional (azúcar lavada morena, rubia y con sabor a papelón) fue fijado en Bs. 369 el kilogramo, según Providencia Administrativa de SUNDDE número 002 del 18 de enero del 2017. Según esta misma providencia, un kilo de azúcar refinada, integral, con aspartame y refinada con miel tendría un Precio justo de Bs 460. Deducimos que estos tipos de azúcar reguladas son las que venden en las bolsas CLAP. Si esta azúcar llegara  a cualquier supermercado, en menos de un pestañeo, las y los bachaqueros, darían cuenta de ella. Así que la razón para que en los supermercados  sólo consigamos azúcar importada a precios muy amargos, es porque tenemos un déficit de producción de azúcar de aproximadamente 77%. Este fin de semana la azúcar importada traspasó la barrera de Bs 50.000/kg.

 Estamos en dificultades con el azúcar, pero no siempre ha sido así. A partir de la zafra 2001- 2002, la caña de azúcar fue decretada como rubro bandera por el Presidente Chávez. Entre el año 2005 y 2006 la producción nacional cubrió el 82% del consumo nacional. Por lo tanto, estamos obligados a preguntarnos cuáles factores son las razones para que el cultivo de la caña se haya venido a menos. Los productores y los agroindustriales se lo atribuyen a la regulación de precios establecidos a partir del año 2005. Esto puede ser verdad, pero tampoco se puede pensar en una liberación de precio, porque somos demasiado “caribes” y esto puede desatar una gran anarquía. Sin embargo, virtualmente congelar el precio del azúcar y dejar libre el precio de los insumos de siembra, maquinarias y equipos de siembra e industrialización, mano de obra, transporte… es una total locura o insensatez. Necesariamente, entes estatales, productores, cosechadores, transportistas e industriales tienen que sentarse a sincerar los costos de producción de la caña. ¡¡HABLANDO SE ENTIENDE LA GENTE DEMÓCRATA, SOBRE TODO SI SE TRATA DE UNA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA Y PROTAGÓNICA!!

Finalmente, queremos recordar algunas decisiones que también pudieran tener alguna contribución en este problema: sustitución del cultivo de la caña por cultivos como eucaliptus, como ocurrió en Portuguesa en la finca la productora comprada por Smurfit cartones de Venezuela en 1997. Eliminación del cultivo de caña para “sembrar” instalaciones para supuestamente producir hortalizas bajo ambiente controlado como ocurrió en Aragua. Por supuesto que entre las causas de nuestros males no puede faltar la corrupción, y para muestra, el botón del Central azucarero Ezequiel Zamora de Barinas, donde en el 2006 más de uno traicionó la confianza que en ellos había depositado el Presidente Chávez. Los dichos encierran grandes verdades; por lo tanto es tiempo de recordar aquello que reza: “Es de humanos equivocarse y de sabios rectificar”. ¡¡ CHÁVEZ VIVE. LA LUCHA POR LA PATRIA HONESTA, JUSTA, PRODUCTIVA Y SOBERANA SIGUE!!

Guanare, miércoles 15 de noviembre de 2017.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2639 veces.



Antonia Muñóz


Visite el perfil de Antonia Muñóz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a255281.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO