¡La Inenarrable tragedia de abandono de baños sanitarios!! ¡de nuestro prestigioso Hospital Vargas de Caracas!

¡¿Qué dice sobre estos vergonzosos lunares el Dr. Tareck William Saab?! De quien hace algún corto tiempo leímos en prensa, que él se escandalizó cuando en revista sorpresiva y/o de rutina al hospital; a fortiori. Constató la existencia de tales inaceptables deficiencias en nuestro Hospital Vargas y que de carambola a mí me ha tocado vivir y por tal razón cuestiono. ¡¿Por qué no se ha solucionado tal asunto de habilitar suficientes baños sanitarios con personal de custodia y aseo permanente?! ¡¿Por qué con manifiesta cuota suficiente de poder de solución, se denunció el asunto y de posterior?! -¡¡Se miró a los lados y continúo el camino!!-

____________________________________________________

Llamamos la atención de las autoridades a quien competa -(Si es que existen)- sobre el inmenso irrespeto, atropello a derechos humanos, menosprecio y abusos. Que por abandono propio del desprecio al otro semejante social y en referencia a la inexistencia de sanitarios públicos. Criminal y aberrantemente concurre de carencias en El Hospital Vargas De Caracas.

Por referencia médica profesional y lo excesivamente costoso -(¡¡Sálvese El Que Pueda!!)- de la atención privada; fuimos remitidos al Hospital Vargas De Caracas. Concurrimos en solicitud de consulta allí. Gratamente advertidos, de que en esa unidad de atención médica de carácter público y al margen de tener que madrugar. Se encuentran de servicio; -¡¡Como efectivamente así lo es!!- Los mejores y competentes profesionales de la especialidad post grado de todas las ramas médicas; y en nuestro caso específico de atención requerida. La dermatológica por asuntos de algunos trastornos de piel.

Luego de una prudente espera por razones del volumen de pacientes y las dispensas de una atenta y servicial enfermera de esa especialidad médica (Dermatológica). Se nos llamó a consulta; y ciertamente fuimos atendidos por una bella joven profesional, quien de posterior y tranquilizándome, me señaló que el padecimiento era consecuencia de la edad, requesedad de la piel, la naturaleza quizás carga genética de mi piel; e irritación por exposición al sol. Asimismo; hizo acto de presencia el médico jefe de la unidad especializada; quien respetuoso, amable, cortés, humano. Corroboró el diagnóstico de su joven colega. Y; dando una ojeada, revisó y aprobó el récipe de medicamentos indicados, constituido por lociones y cremas específicas. Todo eso a fin de combatir la irritación de piel. En este sentido y de conclusión. -¡¡Amor con amor se paga!!- ¡¡Se hace necesario testimoniar nuestras más expresivas gracias por las atenciones recibidas!! ¡¡Es justo, oportuno y necesario, hacer cumplidos de reconocimiento a tales excelentes profesionales de la medicina; extensivo al personal de enfermería, que cotidianamente atienden en silencio y anónimos; un considerable universo de pacientes venezolanos y cuidado y tal vez; de extranjeros!!

Quizás lo anterior resulte de abundar generalidades, cuando en el título de la presente opinión cargada de denuncia; me aparte de lo medular del asunto, que es acusar la terrible experiencia que pudimos padecer y observar cuando vimos en primer término. La necesidad propia por naturales urgencias, de acudir a un servicio sanitario dentro de las instalaciones de nuestro Hospital Vargas De Caracas.

Pese a nuestras urgentes demandas no se nos permitió el acceso a los baños de los cuartos colectivos (Hombres) de hospitalizados. Recorrimos casi todas las instalaciones del hospital en búsqueda de liberar la presión uretral miccional; y todas estaban clausuradas a candado. Destartaladas y en vergonzoso estado de desaseo que les hacían inoperantes y/o causantes de peligrosos focos infecciosos. Y de segundo término y no es nuestra intención porque no encaja en nuestra naturaleza conductual el exagerar y dramatizar las cosas; pero acuñamos el término ¡¡Dantesco!! -(Porque esa es la expresión que aplica)- Fue ver en el transcurso de nuestra pequeña tragedia. El corre y corre de parideras con pitosín de numerosas damas en busca de una sala sanitaria. El azoro de niñas, niños. Hombres, mujeres de edad y ancianos cargados de años. ¡¡Atribulados y de urgencias a los cuales se les prohibía por desidia, irrespeto e inhumanidad!!- El poder descargar inaplazables necesidades orgánicas fisiológicas.

¡¿Por qué tanta humillación y vejación al ciudadano común que somos los más!! ¡¡Por qué tanto irrespeto y desconsideración a las niñas, niños, mujeres, hombres y ancianos de mi pueblo!! ¡¿Cómo es posible que tal canalla situación de desatención, aberración y crimen; pueda existir en nuestro querido y prestigioso Hospital Vargas De Caracas punto referencial de excelencia médica de nuestro país?!

De cierto no queremos cuestionar a la dirección del hospital; inmersa quizás en todo un cúmulo de precariedades. Pero eso sí. Llamamos a botón la atención imbuidos de respeto y afectos; para corregir lo que consideramos es el deber ser. De allí que estemos obligados a inquirir: -¡¿Desconoce la gerencia de nuestro prestigioso Hospital Vargas De Caracas?! Y no nos cansaremos de repetir. ¡¡Hospital Vargas De Caracas referencia puntual de excelencia médica de nuestro país!!

-¡¿Que tamaña grosera atentatoria situación de atropello a los derechos humanos de los pacientes que concurren de asistencia ambulatoria, está patente allí como carcinoma terminal de vejatoria, aberrante y atropelladora situación?!-

¡¿Qué dice sobre estos vergonzosos lunares el Dr. Tareck William Saab?! De quien hace algún corto tiempo leímos en prensa, que él se escandalizó cuando en revista sorpresiva y/o de rutina al hospital; a fortiori. Constató la existencia de tales inaceptables deficiencias en nuestro Hospital Vargas y que de carambola a mí me ha tocado vivir y por tal razón cuestiono.

¡¿Por qué no se ha solucionado tal asunto de habilitar suficientes baños sanitarios con personal de custodia y aseo permanente?!

¡¿Por qué con manifiesta cuota suficiente de poder de solución?! Se denunció el asunto y de posterior: -¡¡Se miró a los lados y continúo el camino!!-

De corolario a todo lo anterior. Vimos como angustiadas madres buscaban recovecos y dejaban que sus hijas/hijos hiciesen sus necesidades a la buena de las circunstancias. Vimos como algunas damas jóvenes y gente de edad, igualmente presionados por las urgencias, se escondían de la vista de transeúntes en los patios internos del hospital y de sigilo; liberaban urgencias sanitarias de carácter fisiológico. Y en lo particular; alarmado por la ya insoportable acumulación de orina. Presión de la vejiga con incidencia en mi híper placia prostática benigna. A punto de colapso y orinar los pantalones. Se me informó que un restaurant al frente de la entrada principal del hospital, daban acceso a su baño particular por la cantidad de mil bolívares (Bs. 1.000,00) Cancelé los mil bolívares. Liberé mi vejiga urinaria de la insoportable presión. Salí a la calle y contemplé la entrada principal del hospital por donde hacía instantes y en crisis salí en busca de un sanitario. Y tal vez en comunión de muchas gargantas presas de silenciosa indignación expresé: -¡¡El coñísimo de su madre de todos aquellos que burocratamente en posición de poder, permiten que tales atropellos a los derechos humanos se cometan olímpicamente en los recintos de nuestro prestigioso y querido Hospital Vargas De Caracas!!-

Hospital Vargas De Caracas que de orgullo nacional repetimos es; ¡¡Referencia de excelencia en la atención médica, talento, y experiencia de destacados profesionales de la medicina!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 877 veces.



Julio César Belisario

Revolucionario. Contador Socio Director de la firma Secoafin, SC. Belisario, León & Asociados. Contaduría. Auditoría. Impuestos. Asesoramiento Gerencial, etc.

 juliocesarb72@gmail.com      @SigloXXII78

Visite el perfil de Julio César Belisario para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: