CVG CARBONORCA y las denuncias del profesor Sergio García Ponce por Aporrea

El Prof. Sergio García Ponce es un profesional de una respetable capacidad intelectual y moral, que escribió un articulo por este medio, con un estilo claro y convincente sobre Carbones del Orinoco C. A. (CARBONORCA). Las denuncias parten de unos informes de auditoría; realizadas por la Auditoría Interna de la misma empresa y que fueron enviadas en el 2013 a la Subcomisión de la Contraloría de la Asamblea Nacional, la Misión Eficiencia o Nada de la Presidencia de la República y la Contraloría General de la República. O sea tres organismos de altísima representatividad y respetabilidad tuvieron conocimiento de estos graves hechos, que dejan muy mal parado, en la picota y es hacia donde apuntan las denuncias, al presidente de esta factoría Juan José Méndez.

Las graves denuncias de corrupción de esta empresa de Guayana, no es producto de un artículo periodístico; donde en oportunidades quien aporta o quien escribe le pone su aderezo. Las graves denuncias en este caso parten de informes de auditoría. Para los que son legos en estos menesteres. Debo señalar, como profesional en esta area, que una auditoría es un examen crítico a un proceso a través de unos métodos prácticos de investigación, que se conocen como técnicas de investigación de auditoría. Todo esto rigurosamente realizado a través de pruebas que son las que localizan las debilidades de control. Demás hay que agregar que en auditoría no se admite las presunciones. Todo, absolutamente todo lo que se diga en un informe de auditoría va acompañado de su respectivo soporte.

Lo que el Profesor García Ponce nos narró no es un solo informe, es todo un dossier de informes con el agravante que en todos se está lesionando al patrimonio de esta empresa y por supuesto al de todos los venezolanos. No es nada gratuito y esto refleja el estado de ruindad de esta empresa, que trabaja a un 15% de su capacidad instalada y con una baja ruidosa de su producción de un 80%. En cuanto a la mano de obra, sus inicios tenia 350 trabajadores, ahora dispone de 750.

Ahora bien, podemos apreciar con este caso como se dan las fulanas solidaridades automáticas y el blindaje a individualidades como Juan José Méndez por parte de algunos sectores del gobierno y por pertenecer a determinados carteles; que habiendo pasado cuatro años, nada absolutamente nada haya pasado y permanezca todavía en su cargo. No se puede pasar por debajo de la mesa todos estos ilícitos. Primero debe ser separado de su cargo, segundo abrirle una averiguación administrativa y finalmente meterlo preso. La Asamblea Nacional Constituyente lleva mas de un mes sesionando ya es hora de verle el queso a la tostada. Coño hasta cuándo vamos a esperar resultados. Hay que meterle el ojo clínico a todas las empresas básicas y las que no lo son.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1409 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: