El problema es que somos bobos

He escrito sobre este tema varias veces en el pasado, pero muy poca gente ha leído esos artículos, no sé por qué, pero pudiera ser porque a nadie le gusta verse feo en el espejo, o a nadie le gusta aceptar abiertamente que uno mismo es el responsable por sus propias miserias.

Bueno, decidí escribir otra vez sobre este tema ya que ayer estaba hablando con un señor, muy pobre, que vive en la calle y duerme debajo de un árbol, y que para sobrevivir hace trabajitos para los comerciantes del sector, y él mismo me lo dijo:

"Siempre somos los pobres que pagamos, que recibimos los golpes, porque somos bobos, seguimos haciendo las mismas bobadas, nos aplastan, nos lanzan piedras, nos dan patadas, y todavía seguimos haciendo lo mismo, esperando que nos lancen más piedras, hasta que caemos al piso, estropeados, casi muertos."

Estábamos hablando del hecho de que aquí en este sector, las panaderías pararon de producir pan hace unos días atrás para forzarnos a comprar pan de jamón (una costumbre venezolana navideña), pero a precios exagerados de especuladores y estafadores.

La gente anda quejándose, ay, ay, ay, "No hay pan, esas porquerías de panaderías, estafadores, ladrones …"

… pero

… ¿Qué hacemos enseguida?

Bueno, después de quejarnos, y quejarnos más, casi todos los venezolanos y venezolanas decimos, "Bueno, entonces compremos el pan de jamón."

Y compramos el pan de jamón, en vez de no comprarlo.

Primero, las panaderías nos dan una patada en la cara al forzarnos a hacer la cola para comprara pan a precios de estafadores, después nos dan otra patada en la cara al retirar el pan del mercado, y enseguida pedimos que nos den otra patada en la cara al comprarles el pan de jamón aprecios de totalmente exagerados, ¿Por qué? … porque es una tradición navideña.

Somos realmente bobos, como dijo el señor.

Es como si alguien nos atraca en la calle para robarnos lo que tenemos en los bolsillos, pero después que el ladrón nos quita todo, lo invitamos a nuestra casa a robar allí también.

Los panaderos, la mayoría portugueses, se burlan de nosotros "los indios," pero seguimos haciendo las mismas tonterías, y ellos lo saben.

Somos masoquistas … pero no necesitamos serlo … a menos que realmente quisiéramos seguir dándole dinero a ladrones.

Podemos resolver este asunto, si quisiéramos.

No necesitamos ni a Maduro, ni al gobierno, ni a ninguna institución que se ocupe de correr tras y penalizar a los panaderos y otros comerciantes que andan estafándonos todo el tiempo, nada de la SUNDDE, nada de lo de precios justos, nada de eso, que no funciona muy bien de todas maneras.

Podemos hacerlo nosotros mismos, podemos castigar a esos panaderos, muy fácilmente, al boicotear el pan de jamón.

Si nadie les compra el pan de jamón, los panaderos se quedarán con miles y miles de toneladas de pan podrido, y perderán todo ese dinero que invirtieron en la materia prima y la mano de obra.

Ellos nos han estado dando patadas en la cara, bueno, ahora nos toca a nosotros darles a ellos una gran patada en la cara.

¿O no?

¿Querían burlarse de nosotros?

¡Hah!

¡Tenga!

Este tipo de acción comunal, el boicot, funciona muy bien, y se ha utilizado a menudo en muchos países del mundo ...

¿Por qué no aquí?

Bueno, se podría hacer, pero toda la población debe participar simultáneamente.

Los resultados de un boicot son normalmente que 1) los comerciantes pierden sus negocios, o 2) bajan los precios para no perder sus negocios, y 3) nosotros pagamos menos para los productos, y 4) los comerciantes empiezan todos a comportarse mejor con nosotros ya que saben que tenemos, como población, la capacidad de quebrar sus negocios, y 5) la economía empieza a equilibrarse y estabilizarse, y la inflación eventualmente baja considerablemente.

Pero …

Como dijo el señor que vive debajo del árbol …

El problema es que somos bobos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3706 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /contraloria/a239035.htmlCd0NV CAC = , co = US