Revolución con corrupción, malditos alcahuetas

No resolver la crisis actual equivale a entregarle el gobierno a la oposición, así lo dijimos en reciente y polémica entrevista con Vanessa Davies. Ver: https://t.co/6BOJo5oSY0

Contra la corrupción he presentado propuestas constitucionales que "tocaron intereses y levantaron roncha" en medios de comunicación. Las represalias no tardaron en llegar.

Ver video, Jesús Silva en Venezolana de Televisión HTTP://goo.gl/bTgDsQ

Ver video, Jesús Silva en Telesur http://goo.gl/Qtxmmy

En 2016 desde nuevas tribunas, insisto en el mensaje de la ética pública. Como respuesta, semanalmente recibo cientos de mensajes con denuncias contra la corrupción, especialmente vinculadas a la problemática de los alimentos, medicinas, bachaqueros, sobreprecios, escasez, etc. Muchos policías y guardias son señalados como cómplices del bachaqueo. Hay que aplicar correctivos.

La solución no va a venir de los delincuentes que generan esta pesadilla económica sino del gobierno revolucionario en alianza con el pueblo. A ellos va mi mensaje el cual interpreta la desesperación del pueblo en esta época turbulenta que inició luego de la trágica muerte de Hugo Chávez.

¿Cuántas veces no hemos oído hablar de la presencia de un contrarrevolucionario corrupto o déspota haciendo daño al pueblo en un cargo público y al mismo la impotencia de un camarada (sin padrino poderoso) que prefiere no denunciar porque sabe que no le harán caso, sino que más bien terminará siendo ajusticiado, ya sea, política o laboralmente?

No se sabe quién es peor: el corrupto infiltrado que trabaja dentro del gobierno para destruir la revolución o el "amigo revolucionario" que lo contrata (y lo ratifica en el cargo a sabiendas del daño que causa y las denuncias).

No soy el único chavista esperando respuesta, somos millones. Si queremos cambiar toda esta situación que pone en grave riesgo la vida de la Revolución Bolivariana, es necesario dar un salto cualitativo en la valoración de la denuncia popular.

Que nuestra gente no sienta miedo de denunciar a los maleantes de cuello blanco dentro de las instituciones públicas y que se generen garantías visibles y suficientes para que los humildes no sufran represalias. De lo contrario el fantasma de la boliburguesía creado por los antichavistas, se terminará convirtiendo en una amarga realidad palpable que le pondrá trágico final al actual ensayo socialista.

Reflexionemos. Originalmente, la corrupción es una práctica del capitalismo porque se inspira en desprecio y odio contra el pueblo, así como el propósito de arrebatar lo conquistado honestamente a través del trabajo colectivo. Es hora de reimpulsar viejos intentos del Presidente Nicolás Maduro a fin de activar todos los mecanismos del Estado y finalmente eliminar la corrupción.

Indubitablemente, la corrupción es un delito extremadamente repudiable contra la sociedad porque deja a adultos mayores sin pensión, a pacientes sin medicinas y a niños sin educación. Asimismo opera como agravante que sus autores sean personas en quienes fue depositada la misión de servir al pueblo.

A todas luces, el Patrimonio Público es el tesoro que permite el buen vivir. Por ejemplo, el petróleo extraído del subsuelo y procesado por los obreros de la industria, es luego distribuido a todos los venezolanos. Por tal motivo, la lucha contra la corrupción requiere el combate de los poderes públicos contra las desviaciones de los malos administradores.

Tengamos la certeza de que si se escucha al pueblo, es posible detectar los escondites y trampas de miles de burócratas que dañan el prestigio del proceso bolivariano mediante conductas indignas. Los bienes de la nación son fruto del trabajo del pueblo y un esfuerzo colectivo que se transforma en la reserva de la cual todos somos propietarios.

Con tanto paracaidista disfrazado y delincuente jalamecate haciendo daño al interés nacional dentro la administración pública o muy cerca del gobierno, a veces pareciera que los infiltrados en el proceso de cambio somos los revolucionarios y los bandidos son los grandes protagonistas que se llevan los aplausos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6403 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: