Maduro me respondió, contra Dolar Today y la guerra económica

Aquí está el video donde el Presidente respondiendo al constitucionalista Jesús Silva sobre medidas a tomar contra la corrupción y la guerra económica

Todavía lo recuerdo, cuando el Presidente Nicolás Maduro se dirigió a toda Venezuela a través de cadena nacional de radio y televisión considerando mi propuesta para enfrentar la naciente turbulencia económica que ya hoy se ha convertido en preocupante guerra.

En esa oportunidad me mencionó como abogado constitucionalista con ocasión a mis insistentes planteamientos durante un programa en el canal VTV en la mañana de ese mismo día. Cito textualmente al Jefe del Estado:

"yo dije por ahí un abogado constitucionalista respondió que si era posible, yo dije que viéramos en la Ley Habilitante la posibilidad de cuando me den el poder habilitante avanzar hacia la creación de nuevas instancias especiales, tanto de fiscales como de jueces para perseguir a los corruptos, para perseguir a los que comenten delitos contra la economía nacional, que es lo mismo, la guerra económica".

Antes de esa noche que habló el Presidente, yo desde mi herramienta principal, como lo es el Derecho Constitucional, ya había emprendido una campaña comunicacional por iniciativa propia, sin ningún apoyo externo ni gubernamental ni empresarial, respecto a las medidas jurídicas a tomar contra la corrupción y su repercusión más dañina, es decir, la guerra económica.

Para aquel entonces, Maduro empezaba a reaccionar frente al estallido de diversos síntomas de conmoción en la economía nacional, prometió usar la ley habilitante para combatir la corrupción y el nuevo escenario agravado de escasez, inflación, especulación, sobreprecio, acaparamiento, contrabando, bachaqueo y caída de la producción nacional que desde entonces él calificó como "guerra económica".

Todo ocurrió la noche del 3 de septiembre de 2013. Casi dos años después de aquel momento que me generó tantas esperanzas de que se aplicarían correctivos para proteger a los venezolanos, insisto en mis planteamientos. Como chavista y marxista de toda la vida, pero sobre todo como ciudadano venezolano, considero que los efectos de la así llamada "guerra económica" son una pesadilla socioeconómica que nos golpea a todos independientemente de que unos apoyemos el socialismo y otros apoyen el capitalismo, de allí la inmensa urgencia de retomar estrategias para resolver la actual calamidad, aunque habilidosos agentes de la corrupción y/o el burocratismo se opongan a ello.

No pierdo la fe en que el Presidente tome acciones frente al mercado del dólar paralelo cuya tasa callejera ha puesto a más de seiscientos bolívares (600 bsf) al diabólico billete verde imperialista.

Advierto que el problema no es que los operadores de DolarToday puedan sean unos bandidos sino que millones de personas les hacen caso y es indiscutible el trastorno económico nacional que de esa página web se deriva.

Como respuesta jurídica revolucionaria, ratificamos lo que desde 2013 hemos propuesto: Decretar un Estado de Emergencia Económica en el marco de la Constitución Bolivariana como lo establecen sus artículos 337, 338 y 339.

Luce conveniente que en uso de sus facultades extraordinarias el Presidente proceda a nacionalizar la importación de alimentos y medicinas para evitar que, por un interés puesto en el lucro, algunos empresarios puedan desviar el uso de las petro divisas.

Esta medida no significa una agresión hacia el sector privado pues debe haber una comunicación fluida entre el Gobierno y este sector; pero si se trata de una política de seguridad económica del Estado que servirá para llegar a acuerdos favorables al incentivo de la producción nacional y erradicar el cadivismo.

Es menester advertir que toda situación extraordinaria, anormal o de crisis que genere impedimento para la aplicación del ordenamiento jurídico ordinario justifica la creación de un nuevo régimen estatutario de Derecho Público basado en los estados de excepción (Ver sentencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia de fecha 24-05-2011 bajo el N° AA50-T-2005-0153).

De igual forma, este marco constitucional especial permite incorporar una nueva norma dentro del Código Penal contra DolarToday y su divisa sobrevalorada en más de 600 bsf, en los siguientes términos:

"Todo aquel que mediante el uso de cualquier medio informativo, de comunicación o red social, difunda o comunique cálculos, opiniones o hipótesis referidas al sistema nacional económico, financiero o monetario, que generen persuasión o influencia en el comportamiento de la opinión pública, personas naturales y jurídicas, grupos o individuos; resultando en una afectación negativa o trastorno de la economía, incluyendo variación los precios de productos, abastecimiento, comete el delito de alteración del orden económico nacional y se le impondrá pena de 6 a 12 años de prisión así como la confiscación de sus bienes, acreencias o activos, según sea su grado de participación y las circunstancias agravantes y/o calificantes del delito".

Aquella noche me sentí sinceramente esperanzado en la buena gestión del Presidente, como todavía hoy lo estoy. Por el bienestar de todos los venezolanos, incluyendo a quienes piensan diferente a mi o falsifican mis acciones, le ruego al Jefe del Estado reactivar las propuestas que humildemente he presentado, las viejas y las nuevas, con la finalidad de darle un parao a los que destruyen a Venezuela con un dólar paralelo criminalmente proyectado a 700 bsf y más allá.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 18256 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: