Crisis sistémica del modelo rentista y la ley de repatriación de capitales corruptos

Para el economista José Guerra existe en Venezuela un modelo de desarrollo económico en que se manifiesta una crisis sistémica, ---en el umbral de unos comicios electorales parlamentarios---, que se revela de modo “inviable e inservible, asimismo, desperdició el mayor auge petrolero que haya tenido Venezuela desde su formación como nación”. El profesor universitario José Guerra, luego de 22 años de cátedra decide irrumpir en la política electoral, consciente del fiasco del modelo rentístico petrolero, nacido con el Estado petrolero durante la IV República, sin embargo nada dice que el modelo rentista petrolero, exportador de materia prima apalancó el capitalismo venezolano (importador) sustentado en la compra-venta de las divisas, (dólares) “desperdiciando” las oportunidades de auge petrolero (la siembra petrolera) y desaprovechando las oportunidades de industrialización venezolana, el cual la burguesía no asumió como reto al desarrollo y el Estado de la IV República otorgó al capital privado, concesiones que terminaron en transferencia no solo del territorio sino también en dinero (dólares) para las importaciones improductivas.

ORIGENES DE LA CRISIS SISTEMICA RECIENTE

¿Qué ocurre hoy con el modelo rentista petrolero en momento de caída del mercado petrolero? Para el profesor universitario José Guerra, el país está sumido en “un caos financiero de difícil resolución bajo las actuales políticas”. “El caos financiero” se explica por la contracción de las divisas producto de la caída de los precios petroleros, la guerra económica no declarada de los EE.UU. contra Venezuela, haciendo uso de la depresión de los precios del barril petrolero, para contrarrestar las políticas sociales de las Misiones Socialistas y predisponer la población electoral contra el gobierno socialista y chavista de Nicolás Maduro, ¿Cómo lo intenta lograr la alianza entre el imperialismo de los EE.UU., la burguesía parasitaria y sus representantes políticos AD, VP, UNT, Copei, ABP, AP, Causa R, Vente, MPV, entre otros (agentes criollo del imperio de los EE.UU)?. Mediante la política de depauperar socialmente a la población a través del mecanismo de la inflación de precios y la devaluación del bolívar. Por ejemplo afirma José Guerra: “el aumento vertiginoso de la pobreza después de 2012, hasta alcanzar ese indicador el 48,0% de los hogares al concluir el año 2014 y con la perspectiva de que se domicilie en la peligrosa cifra de 55,0% en 2015”, dicho empobrecimiento social es producto del ataque inflacionario monetario de la burguesía rentista, parasitaria e importadora además de la especulación con el dólar paralelo en la fijación de precios internos.

Por el contrario; el gobierno de Nicolás Maduro viene de manera sostenida defendiendo las Misiones en las actuales circunstancias como garantía electoral “bajo las actuales políticas”, todo indica que lejos de haberse disminuido el Estado, se ha agigantado el papel como “agente social”, a despecho del profesor Guerra, asimismo, destaca que el rasgo sobresaliente de la versión del socialismo del siglo XXI es a su vez, “Un estado agigantado en su rol empresarial”, la expansión del patrimonio público, del fortalecimiento de la Hacienda Pública frente a la política petrolera de los EE.UU. basadas en deprimir los precios petroleros, persiguiendo colapsar el aparato público (El Estado) y sus políticas públicas (Las Misiones).

No suficiente con colapsar los precios del petróleo, los estados Unidos se ha dedicado a la especulación monetaria con el dólar (Dólar Today, Negro o Paralelo en el mercado venezolano) trata de devaluar el bolívar y con ello, depreciar el poder adquisitivo de la moneda (El Bolívar) y en conjunto teniendo como resultado general, “la caída vertical del ingreso nacional y una subida exponencial de la inflación, especialmente de los alimentos” (José Guerra), total retrogradar los avances sociales de las políticas chavistas y “como signo marcador de la decadencia del modelo” (rentista petrolero, dependiente-importador, inclusive despilfarrador de la renta petrolera bajo las políticas parasitarias del capitalismo rentista-financiero-importador). Esto no lo aclara el economista José Guerra, prefiere callar, todo modelo tiene un signo político, una base económica con su correspondiente régimen político, así las políticas del gobierno en representación del Estado, tienen un carácter clasista que no se puede negar, no en vano respaldan al profesor Guerra, Henrique Capriles, María Corina Machado, Henri Falcón, Andrés Velázquez, Roberto Enríquez y Henry Ramos Allup e inclusive los reos Leopoldo López y Antonio Ledezma como abanderados de la burguesía criolla responsable del despilfarro petrolero del país, una contradicción en si misma critica del profesor Guerra.

POLITICAS DE GUERRA

¿Qué plantea el profesor Guerra como candidato político? Señala que “la agenda electoral que he esbozado, contentiva de al menos tres puntos: El primero, es la ley de protección al salario, la pensión y la jubilación, encaminada a que exista una compensación efectiva a las remuneraciones de los trabajadores activos y a los pensionados y jubilados, víctimas de la inflación, cuando el alza de los precios supere determinado umbral. (Quiere decir que reconoce la inflación como un fenómeno congénito al sistema, al modelo capitalista, mejor dicho que en su programa de gobierno no se erradicará la inflación, a lo sumo “compensará el salario, los pensionados y los jubilados” como bien dice, “víctimas de la inflación”, ¿Quiénes son responsables de este perverso mecanismo de acumulación de capital? Los empresarios cuando fijan los precios, ellos asignan los precios en el mercado sustentado en la competencia. ¿Cuál es el umbral para la compensación? 20%, 30% o 50 % desconocemos dicho umbral, en vez de atacar la inflación se propone un subsidio o mecanismos de compensación alterno para frenar la pobreza social como paliativo y no resolver el problema inflacionario hoy, la especulación inflacionaria.

El segundo punto de su agenda electoral de Guerra, “la ley de promoción a la producción nacional, dirigida ésta a incentivar a los factores productivos internos, (a la Burguesía, la nota es mía) mediante un conjunto de instrumentos modernos que causen la menor distorsión posible” (de precios en el mercado) ¿Repetirá la política de subsidiar la producción nacional, despilfarrando la renta petrolera en una clase parasitaria e importadora?, ¿Incurrirá de nuevo en su crítica, el profesor Guerra respecto del “modelo decadente” de desarrollo sustentado en el petróleo promocionando a la empresa privada, dilapidando de nuevo los recursos de la hacienda pública, engordando al capital privado en desmedro del patrimonio público?. Mejor dicho aquí prueba el profesor Guerra que criticando el modelo rentista petrolero su intención no es desmontarlo, sino apoyarlo para que este promocione la burguesía (improductiva) a sabiendas que critica la expansión del Estado, --el rol empresarial-- asumido dada la ausencia de una burguesía industrial no interesada en la industrialización del país dependiente del capital extranjero, ese papel empresarial del estado se manifiesta en los programas de industrialización con China, Rusia, Irán tales como creación de vehículos, tractores, celulares, tabletas, computadoras, satélites, es decir tecnología de última generación.

Finalmente; el tercer punto de su agenda política “es la ley para repatriar los capitales mal habidos, fruto de la corrupción,  mantenidos en Venezuela y en el exterior. Con esta herramienta se dotará al Estado venezolano de las facultades para perseguir y castigar al peculado y comenzar a higienizar la Administración Pública”. Que nos parece muy pertinente, deberíamos repatriar los capitales producto de la corrupción de los Bancos de Madrid y Andorra, además aquellos depositados en la banca de los EE.UU, de los banqueros prófugos como Mehzera u asociados, alojados por el gobierno de Obama, “perseguir y castigar el peculado”, la corrupción, el narcolavado, es muy pertinente, “higienizar la administración pública” sobre todo de todo funcionario oportunista que se sirve la administración pública para su enriquecimiento propio. De aplicarse esta Ley de repatriación de capitales mucho problemas nos ahorraríamos, en particular las amenazas militares de los EE.UU de utilizar las banderas de lucha contra la corrupción como pretexto para declarar la guerra a cualquier país y apropiarse de las materia primas, extrañamente los EE.UU., amenaza a Venezuela y no a los corruptos y bancos narcolavadores de dólares tales como el Banco de Madrid y de Andorra.

Fuente:

1.-Guerra José, “Mi candidatura a diputado”, 6-4-2015, http://analitica.com/tag/jose-guerra/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1531 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a205770.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO