Misión Bumerang

He pensado que el PSUV y demás partidos deberían accionar en las colas con un mensaje de agitación y calma (esto no es contradictorio). Agitar la conciencia, el espíritu y llamar a seguir apoyando al proceso con civismo, en calma, explicando el origen de las colas, buscando convertir (usando el método Chávez) la guerra económica en mayor conciencia para el Pueblo, "Misión Bumerang", la llamaría yo.

He buscado algunas ideas y redacté el anexo, muy incompleto aún, como una propuesta. Esta es la segunda versión. La idea es que sea un díptico muy sencillo, bien diagramado. ¿Qué opinan? ¿Podremos completarlo para hacer una propuesta?

Propongo que tomemos, organizadamente, las colas, con esta información, dándola al Pueblo, explicando y pidiendo opinión. El primer día, el Presidente Maduro y su equipo de gobierno, el segundo día los gobernadores, alcaldes, funcionarios. Y a partir del tercer día el Sistema de Formación Socialista, los cuadros de los partidos revolucionarios.

Con el método Chávez, que les salga el tiro por la culata, convirtamos las colas en escuelas de formación.

Anexo el documento, borrador de díptico.

¿Hasta cuándo colas? ¿Quién es el responsable?

En Venezuela tenemos un sistema de economía de transición al socialismo. Se protege el salario del pueblo y se subsidian muchos productos básicos, cuyos precios están regulados. Esos productos (harina de maíz, aceite, leche, etc.) tienen precios bajos en comparación con otros países.

Las transnacionales capitalistas y los empresarios sin patria han declarado una guerra económica, con el fin de tumbar al Presidente Maduro. Usan su poder económico para sabotear al gobierno, a la vez que se hacen inmensamente ricos. Sabotean su propia producción, la desvían como contrabando hacia Colombia y otros países, vendiendo allá los productos subsidiados en dólares, mucho más caros.

Por otra parte, hay una red mafiosa de contrabando que extrae esos mismos productos, unos por la puerta de atrás de las fábricas, con participación de los empresarios capitalistas, o de empresas del Estado (CASA, PDVAL, etc.) con complicidad de falsos revolucionarios y otros bachaqueando: envían sus agentes a las colas, o les compran a las personas que hacen la cola, y como una red, juntan la mercancía para contrabandearla. Allí están implicados sectores mafiosos y paramilitares colombianos.

¿Te has preguntado por qué no se consigue azúcar, pero sí jugos, tortas, etc. azucarados? ¿Por qué no hay café molido en los mercados, pero sí en las panaderías? ¿Por qué no hay harina de maíz, pero sí cerveza? ¿Y por qué sí se consiguen arepas y empanadas? ¿Por qué escasea el “papel toilette”, pero abundan servilletas y toallines? ¿Por qué no hay leche en polvo, pero sí productos basados en ella? ¿Por qué no se consiguen los productos regulados y sí todo tipo de productos desregulados, como el arroz saborizado, el café aromatizado, la leche descremada, etc.? ¿Y por qué no hay champú y sí enjuagues y baños de crema? ¿O no hay detergentes pero sí todo tipo de suavizantes y quitamanchas?

Los productos que deciden poner en el mercado, los colocan a precios especulativos. A esto se suman muchos pequeños y medianos comerciantes inescrupulosos, que pretenden hacerse ricos en un santiamén a costa el pueblo. ¿Te has fijado que los chinos si tienen de todo? ¿De dónde lo sacan?

También se han producido compras nerviosas, se está comprando mucho más de lo necesario. Si estás comprando en exceso, podrías estar contribuyendo sin querer a esta acción que perjudica a la patria y a la acción del gobierno del Presidente Maduro en beneficio de las mayorías.

La oposición política de la MUD es cómplice de esto por debajo, porque no dan la cara públicamente, pero participan en la guerra económica. Es sabido que incluso han intentado infiltrar las colas para causar desórdenes.

Se dice que también hay responsabilidad del gobierno, veamos:

*  Que no produce lo suficiente o comercializa mal. Pero el sector privado tiene la mayoría de la producción y de la comercialización.

*  Que no entrega suficientes dólares, lo cual no es totalmente cierto.

*  Burocracia y corrupción. Es cierto que la hay bastante, y se está combatiendo. Pero para que haya un corrupto debe haber un corruptor, muchos empresarios comienzan la cadena de la corrupción.

*  Hay mucho dinero en la calle, el pueblo ahora tiene mas ingresos, y eso tiende a causar inflación en el mercado, es cierto, pero no podemos renunciar al bienestar del pueblo.

*  Que hay muchas construcciones, obras del gobierno, viviendas, lo que hace que algunos insumos escaseen, es verdad, hay que aumentar la producción, pero nunca bajar el ritmo.

En conclusión:

*  Hay producción suficiente en muchos rubros

*  Hay guerra económica contra el gobierno revolucionario

*  Hay contrabando de extracción, acaparamiento y especulación

*  Hay compras nerviosas

Por ello:

*  Tal vez será necesario ir expropiando las empresas de producción y comercialización que se mantengan en esta guerra económica.

*  ¿No será conveniente que el gobierno revolucionario nacionalice la banca y el comercio exterior?

*  Es necesario aumentar la producción de empresas socialistas y EPSs, pero no conectándolas al mercado, sino a un sistema socialista de distribución. También impulsar los Comités de Trabajadores. Y mientras tanto, controlar férreamente la distribución (GPSs, inspecciones) y la venta (captahuellas).

*  Aumentar la información al Pueblo, a través de los medios, y el PSUV y aliados tomar las colas, con este volante, informar al Pueblo lo que está pasando y pedir opinión sobre qué hacer.

*  Cero impunidad, mano férrea.

*  Por supuesto, a mediano plazo la solución es: Estado Comunal, Poder Popular.

¿Qué opinas? ¿Qué propones?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1610 veces.



Leopoldo Alberto Cook Antonorsi


Visite el perfil de Leopoldo Alberto Cook Antonorsi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leopoldo Alberto Cook Antonorsi

Leopoldo Alberto Cook Antonorsi

Más artículos de este autor