Organitis crónica..!

Es realmente sorprendente observar al Presidente Maduro casi a diario crear y crear órganos, consejos, autoridades únicas y pare de contar, casi todas conformadas por mismos ministros y demás personalidades del gobierno, la mayoría vetustos en sus funciones, al parecer no se ha terminado de comprender que el problema no son las instituciones sino las personas que las dirigen, quienes las integran.

De nada vale construir una supuesta nueva institucionalidad basada en añejos vicios; ineptitud, corrupción, desapego a la ley y aspectos macabros de nuestra “viveza criolla” como los usufructos del clientelismo político, los tradicionales “contactos”, sobornos, comisiones, entre otros tantos. Estos males son los que debieron ser atacados desde el inicio, principalmente con educación plural y de alta calidad, así como mecanismos de supervisión y control de la función pública con implementación de tecnología, descentralización, incentivos, sin embargo, hoy no solo se han reforzados todos esos aspectos negativos, sino que se han sumado otros, como la legalización de la discriminación política por parte de las instituciones del Estado y la legitimización de ella (la discriminación) a través de la partidización de las recientemente creadas instancias de participación ciudadana.

Otro aspecto derivado de esta “organitis crónica” es que todas estas nuevas figuras administrativas son centralizadas, dependiente del Ejecutivo Nacional, lo que retrasa y aleja el vital proceso de toma de decisiones del pueblo, de la Venezuela de adentro, del vasto interior.

Otro aspecto que lamentar es que la función principal de todos esos nuevos órganos, consejos y demás creaciones buscan el control de todas las actividades de la sociedad, bien sea en el ámbito educativo, productivo, sindical, comercial, etcétera, es la misma manera sostenida de enmarcar a la sociedad venezolana a esquemas e instrumentos político-legales-sociales preconcebidos gubernamentalmente, cuando lo correcto es exactamente lo contrario, son estos instrumentos que deben moldearse a las necesidades y realidades de los venezolanos, de lo que somos por identidad propia. He allí parte de los grandes problemas económicos del país, la economía no se puede conducir por decretos, es una tozudez que solo empeora la delicada situación económica nacional, cada vez más a prisa.

¿Qué hacer? Lejos de crear y crear nuevos entes burocráticos lo que se debe hacer es cambiar la mentalidad de quienes los dirigen y la mentalidad de para quienes la dirigen, léase bien: ¡la función pública es servir al pueblo solucionando los problemas que los aqueja! sí una sociedad no asimila esto de nada vale crear una nueva institucionalidad o dejar la existente, pues los resultados serán exactamente los mismos= mucha labia gubernamental excusándose de sus errores y un pueblo cada vez más sumergido en sus tradicionales problemas.

leandrotango@gmail.com
@leandrotango


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1144 veces.



Leandro Rodríguez Linárez

Politólogo / Analista político / Articulista de opinión, con más de 1.200 artículos publicados nacional e internacionalmente.

 leandrotango@gmail.com      @leandrotango

Visite el perfil de Leandro Rodríguez Linárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leandro Rodríguez Linárez

Leandro Rodríguez Linárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a198546.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO