Demagogia revolucionaria

Después de 2 meses de francachela y fiestas sin utilidad práctica para nadie, (salvo los empresarios y sus amigos) que todos los años se llenan de dinero, hablando del Táchira que hasta el 02 de febrero estará de feria y ya sin los acostumbrados abrazos y deseos de feliz año, continuamos la vida y seguimos en el limbo de las contradicciones y demagogias, que habría que analizar muy bien

Se ha convertido en el pan nuestro de cada día, el tema del desabastecimiento, el bachaqueo, el acaparamiento y la escasez de alimentos.

Algunos creen que el contrabando es el causante, otros que las compras nerviosas y así se tejen infinidad de teorías que no nos llevan a la solución definitiva de la situación.

Se invierten cantidades  grandes de recursos para llamar la atención de la gente, invitándolos a no comprar más de lo que se necesita, de no alimentar el contrabando y hasta se emiten decretos para castigar a quienes hacen uso de este delito para obtener beneficios.

A nadie  o no sé si alguno se le ha ocurrido buscar el verdadero origen de ésta deformación de nuestro mercado diario, obligándonos a hacer inmensas colas para comprar papel, azúcar, aceite, harina y leche.

Hemos permitido, porque es notoria en todos los rincones de nuestra ciudad la permisividad para vender Combos compuestos por dos litros de leche líquida y un jugo por Bs 50, cuando en otras regiones del País se compra en cualquier panadería y 7 u 8 bs el litro.

Bien analicemos porqué todo el mundo, sea autoridad o simple ciudadano se da a la tarea de comprar, acaparar y vender y a otros llevar a Colombia los productos corriendo el riesgo de ser capturados?

He llegado después de analizar algunas circunstancias que rodean este fenómeno que no lo pueden controlar las autoridades, no porque no pongan empeño, sino porque están enfocando mal la raíz del problema a una teoría que tiene algo de lógica.

Porqué no buscamos en la falta de dinero para resolver nuestra vida la causa de ésta distorsión ?.

El problema de fondo  para habernos convertido en contrabandistas, acaparadores, bachaqueros, raspa tarjetas, y otras denominaciones es simplemente el deseo de tener más dinero para cubrir nuestras necesidades que sin duda  son producto de la alienación , el consumismo y la guerra mediática de la derecha que ya nos amenaza con volver al poder en el Táchira según palabras del Secretario general de Copei  dadas después de reunión reciente en Michelena.

Entonces nuestros problemas se derivan de lo económico, pues el sueldo aunque aumenta a cada rato, no alcanza a cubrir los gastos diario que cada día son más elevados por la ineficiencia en los controles de precios , la especulación y el desaforo por obtener riqueza fácil.

Sería interesante que quienes manejan la economía del País nos alumbraran medidas  que partiendo de esta premisa nos ayudaran a controlar, combatir y eliminar esta manera de  pensar.

Mient5ras el común necesite más dinero, teniendo la frontera cerca y además el diferencial cambiario como lo tenemos en contra , habrá contrabandistas de gasolina, bachaqueos, acaparamiento, compras nerviosas por la inseguridad del suministro y por la facilidad para adquirir algunos bienes.

En Mercal la Leche en polvo vale 12 bs, el arroz 2 y tanto ya síi casi todos los productos

En Cúcuta un kilo de leche la venden al equivalente a 200 Bs. Será que no despierta la ambición, ante la necesidad de tener más dinero para comprar una brocha en 450 Bs o un cilindro para cerradura en 300 Bs?

A éstas operaciones  que nos convierten en delincuentes, se hacen normales ante la falta de recursos para solventar nuestra vida y ya vemos como normal hablar de cuántos litros pasas tu a diario para Cúcuta y esto se sucede a todos los niveles de conciencia desde profesionales, autoridades de casi todos los cuerpos que se encargan de vigilar, hasta el más común de los ciudadanos., por eso no nos extraña ver guardias rasos con camionetotas en poco tiempo cuando se está en la frontera.

Medidas habrá que tomar en todos los sentidos pero partiendo de la premisa de que nuestro problema es económico.- Todos sabemos que  los sueldos no alcanzan para cubrir la avaricia de quienes nos venden lo que necesitamos , desde la comida, ya un kilo de pollo vale en una calle 70 y 80 Bs el kilo en mercal 15 porqué esta distorsión?

Un celular puede costar 5 mil Bs y hay que tener uno para estar a la moda aunque nos movilicemos en autobús.

NO SE DEBE SER DEBIL SI SE QUIERE SER LIBRE



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1569 veces.



Antonio Daza


Visite el perfil de Antonio Daza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Daza

Antonio Daza

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /contraloria/a181026.htmlCd0NV CAC = Y co = US