Les desearía mucha suerte

Recién leí un artículo de opinión en Aporrea titulado, “La cosa está fea,” y me impresionó que el autor diga, “El dólar negro está llegando a 50 bolívares.” Ver: http://aporrea.org/actualidad/a173766.html

Entonces, llamé a un amigo que conoce sobre esto, y me dice que el dólar paralelo está, donde él vive en Venezuela, a entre 38 y 40 Bs por dólar, lo que es demasiado de todas maneras, pero me dijo que sería difícil que el dólar esté cerca de 50 Bs porque el valor del dólar paralelo se rige más por la demanda que por las páginas de las mafias, o por lo que diga la gente.  Enseguida busqué en el internet en las páginas de las mafias venezolanas del lavado del narco dólar, quienes son los que controlan desde el exterior el mercado del dólar paralelo, y ellos indican 44 Bs. por dólar. Esto se usa como referencia por los especuladores en Venezuela, pero siempre hay una variación, normalmente hacia la baja, como es el caso en este momento.

Entonces, ¿por qué alguien diría que el dólar está cerca de 50 Bs cuando en realidad está más cerca de 40?

Posiblemente lo dice porque el valor está más cerca de 50 Bs que de 6.3 Bs, donde debería estar, lo que sería lógico para alguna gente. Posiblemente lo dice porque alguien se lo dijo a él, o posiblemente lo dice porque cuando él mismo fue a comprar dólares, le pidieron 49 Bs, y él, antes de negociar para bajar el precio, se puso bravo y se fue gritando, “Estafadores! Estafadores!”

La realidad, digo yo, es que lo dijo por frustración.

Si a mí me afectaría el valor del dólar versus el bolívar, yo también me sentiría frustrado, violado, maltratado, engañado, jodido, pendejo, inútil, impotente, desvalorizado, eso sería normal, pero a mí no me afecta directamente.

Entonces, ¿A quienes les afecta más el valor del dólar paralelo?

La respuesta: A la clase media, la que gasta dólares para viajar y comprar cosas de calidad de marca importada de lujo para lucir. A la gente rica no les importa un carrizo porque ellos mismos están metidos en esos asuntos negros del dólar paralelo, ganándose fortunas a espalda de la clase media, y a la gente de la clase regular, como yo, la mayoría, quiénes vivimos de día a día, quiénes no tenemos dinero extra para gastar en nada más que lo necesario, no nos importa un cangrejo el valor del dólar de las mafias del lavado del dinero podrido del narcotráfico.

Al parecer, mucha gente no entiende algunas cosas:

1- El dólar paralelo es controlado desde el exterior por fuerzas inmensas de las mafias del lavado de dólares del narcotráfico y otros negocios. ¿Quién se atrevería enfrentarse a estas mafias? ¿Tú, yo?

2- El gobierno hace lo que se pueda, pero es casi imposible controlar o contrarrestar a estas mafias. Los que trabajan dentro del gobierno también son seres humanos.  Si usted fuera ministro de finanzas, o director de Cadivi, o director de algún ente financiero gubernamental o bancario, ¿se atrevería usted luchar contra estas mafias, arriesgando que maten a tu madre, a tu padre, a tus hijos, a tu pareja?

3- El valor del dólar paralelo es afectado por la demanda y la corrupción. Si no hubiera gente (normalmente de la clase media), dispuesta a pagar precios exorbitantes por el dólar, cuando pueden conseguirlos a 6,3 en Cadivi, entonces no existiría el mercado negro. Si tanta gente “viva” de la clase media no vendería su “cupo” de dólares de Cadivi en el mercado negro para enriquecerse, es decir, si no existiera esta forma de corrupción en la cual cientos de miles de venezolanos y venezolanas participan, tampoco existiría el mercado negro del dólar, ¿verdad? ¿Entonces?

4- La creación de un mercado negro del dólar, y la consecuente devaluación, y desestabilización económica, forma parte de la estrategia de guerra llevada a cabo por el gobierno de EEUU en contra de los países que no se subyugan a ellos, y a su economía. Esto ocurrió en Iraq, donde el valor del dinar se devaluó enormemente antes de la segunda invasión (antes del 2003). Después de la invasión gringa, el valor de la moneda de Iraq empezó, milagrosamente, a rectificarse. ¿Casualidad?

Finalmente, creo que en vez de quejarse del valor de la moneda venezolana, deberíamos contribuir a rectificar, es decir, deberíamos abstenernos de vender los dólares que tengamos en el mercado negro, y deberíamos parar de comprar dólares en el mercado negro. Si no tenemos acceso a dólares, o si no los necesitamos, deberíamos ayudar en encontrar maneras de resolver este nefasto problema, y parar de echarle la culpa al gobierno. Mejor todavía, a los que se quejen  demasiado, deberíamos darles el puesto de Ministro del Poder Popular para las Finanzas, para que sean ellos los que “negocien” con las mafias del narcotráfico y con el gobierno de EEUU.

Les desearía mucha suerte.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1768 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a173809.htmlCd0NV CAC = Y co = US