La payola revolucionaria o forma de verle la cara de guebón al pueblo

Por allá en los años 70 específicamente entre 1973 y 1974 ya yo contaba con la edad justa y necesaria para sufragar por los candidatos que representaban la esperanza del pueblo; y para aquellos entonces estaba un grandísimo HIDEPU como líder popular, era nada más y nada menos que TEODORO PETKOFF el cual nos asomaba a José Vicente Rangel como nuestro candidato de la esperanza el cual se enfrentaba a otro que resultaba ser  un recontra triple HIDEPU tan igual como TEODORO de nombre CARLOS ANDRES PEREZ, lo siento por usted camarada JOSÉ VICENTE pero la historia no la invente yo. Bueno, lo muy cierto de todo esto es que había mucha esperanza en el pueblo venezolano en relación a los cambios que estábamos buscando para aquellos entonces.

Algo así está ocurriendo en los tiempos que estamos viviendo, cuando en 1996 se nos asomo la posibilidad de que nuestro candidato presidencial fuera el comandante de la asonada militar del 04 de febrero de 1992 HUGO RAFAEL Chávez FRIAS, nadie dudo en asistir y apoyar esa posibilidad, tanto así, que hasta los mismo escuálidos contrarrevolucionarios de hoy llegaron a creer que a este señor lo podrían manipular y secuestrarlos para sus intereses y formaron las madres de todas las alharacas y con su enormes medios de comunicación privados y públicos, nos hicieron el trabajo a los que desde hacia tiempo veníamos buscando los cambios que a este país le hacía falta para verdadera y autentica su refundación y emancipación republicana.

Como este cuento está demasiado largo y es poco el espacio que tengo para descargar mi arrechera, me voy a enfocar al hecho que me trajo a este foro de contra visiones y de posiciones galimatías, es decir, no entiendo un coño del rescate de los principios éticos y morales revolucionarios o socialistas que manejan algunos personajes de nuestro proceso político de cambios profundos.

En la asamblea nacional de la República Bolivariana de Venezuela, donde deberíamos suponer que por razones meramente de lógica debido a que, de ese recinto emanan nuestras leyes y debería existir la justicia como principio fundamental en cuanto a lo que se refiere la igualdad, se crearon dos plataforma comunicacionales de gran magnitud, una emisora de radios y un canal de televisión. Me voy a referir en general para no herir susceptibilidades, es decir, voy a tratar de ser sutil como los PAYOLEROS REVOLUCIONARIOS de la radio de la asamblea nacional.

En la emisora de radios de la asamblea nacional de Venezuela, existen varios programas de corte meramente musical del genero SALSA, y esa vaina debo aplaudirla y alabarla porque se está reconociendo el esfuerzo de nuestro músicos salseros y en fin se les está dando el merito que nuestros artistas merito que nuestro músicos nacionales se merecen. ¡BRAVO!

Mi arrechera comienza cuando los compas de la emisora y los moderadores de esos programas de corte musical salsera, enfilan sus baterías solamente a la divulgación y difusión de las músicas de sus entornos, ósea, que esos programas solo colocan y difunden las músicas de los músicos allegados a los que dirigen los programas y algunos que otros se llegan a acordar que de pronto existen algunas agrupaciones musicales salseras que no pueden ser obviados y colocan alguna canción de esos grupos musicales de los que ya nadie se acuerda, pero como la coba es tratar de que nadie se dé cuenta del PAYOLASO, entonces el hecho se presta para hacer creer que existe la pluralidad musical y que la difusión de nuestro artistas es equitativa y se crea la sensación de equidad en la difusión de la música de nuestros artista, cuando en la realidad se está fortaleciendo todo un sistema de mentira y engaño, en donde solo un grupo es favorecido por los conductores de estos programas.

No voy a nombrar a grupo o artista musical alguno, para no entrar en la diatriba de estar defendiendo intereses particulares, solo hago esta reflexión para que los conductores de los programas musicales de corte salsero, se den cuenta de que, de este lado del receptor hay quienes notamos la manipulación y el gran PAYOLASO socialista en la radio de la ASAMBLEA NACIONAL.

Si estoy equivocado cuénteme una historia que no sea verdad que yo no conozca, porque los únicos chistes que no conozco son los que yo no he contado.

CHAVEZ es el camino

CHAVEZ es la razón

Sin Chávez no habrá ¡Patria! ni revolución

cabacote@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2787 veces.



Jesus Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: