Muera la corrupción, lacra destructora de sociedades

El ser humano tiene como sentimiento primario el de amar a su prójimo, comienza por amar a su madre, a su padre y demás familiares cercanos. Este mismo es el sentir que ha querido tener siempre la ideología del socialismo, ya que en ella la persona es lo más importante, por lo cual tal doctrina busca sembrar en la mente de sus adeptos el ayudar a resolver los problemas a alguien que viene tratando de buscar el bienestar de las personas que habitan en la misma casa, apartamento, edificio, calle, sector, municipio, estado y país en que vive, y más todavía, busca ese bienestar para el provecho de toda la humanidad; el socialismo es sinónimo de solidario, útil y grande de espíritu. Sin duda que al socialismo se oponen, empecinadamente, los corruptos de delitos comunes y, más aún, los de cuello blanco, ya que estos últimos son expertos en la maldad, la intriga, la hipocresía, el chantaje, la envidia, el personalismo y el latrocinio; puesto que tales procederes causan un mal irreparable en la moralidad de la gente.

Siempre los primeros mandatarios y otros altos funcionarios venezolanos han prometido desde que fueron candidatos a ocupar posiciones públicas luchar sin descanso contra la corrupción, por saberse que este flagelo es una de las principales desgracias que ha sufrido y sufre el país. Es de esperarse que el Presidente Chávez Frías por poseer el mayor respaldo popular que se haya conocido en esta nación, demostrado nuevamente con el triunfo en la recién elección para escoger el Poder Legislativo Nacional, cumpla con el ofrecimiento de combatir a fondo las diferentes modalidades de corrupción, para lo cual debe hacer aprobar en el Ejecutivo y Legislativo las medidas necesarias para así poderlas aplicar eficazmente en un verdadero combate contra la corrupción. El delincuente de cuello blanco venezolano casi siempre de joven fue una persona de buen actuar, pero como al obtener el título universitario se le obliga a inscribirse en los Colegios Profesionales, éste según la especialidad del grado, allí de inmediato se le enseña las diferentes argucias que debe poner en práctica para sacar el mejor provecho económico; y al ser seleccionado para ejercer alguna función oficial resulta uno de los peores delincuentes. En la Cuarta República, en especial en los gobiernos del Pacto de Punto Fijo, casi se logra la desintegración de la unidad en la administración y moral pública, siendo así como se faculta a los Colegios Profesionales llevar el control de los egresados universitarios, circunstancias que a hecho que sus sedes se transformen en guaridas; por la confianza de no levantar sospechas para realizar allí los acuerdos más indecentes contra la nación y su pueblo.

La colegiación obligada es el peor daño moral que se le puede hacer a los nuevos egresados universitarios, ya que al verse éstos forzados a asistir a las sedes de sus Colegios son presas fáciles de sus colegas deshonestos; que le dictan esta otra materia universitaria extramuros. Fue el 12 y 13 de noviembre de 2.004, ya va para seis años, que con la asistencia e intervención del Presidente y el Vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela se aprobó el OBJETIVO Nº 5: ACTIVAR UNA NUEVA ESTRATEGIA INTEGRAL Y EFICAZ CONTRA LA CORRUPCION. Planes anticorrupción que fueron elaborados con la participación también de ministros, gobernadores, alcaldes y primeros funcionarios de los demás poderes del Estado; aquellos calificados como los cimientos para la conformación de una nueva nación; honesta, soberana y grande. En el objetivo Nº 5 se consideraron y aprobaron los siguientes puntos. Crear una policía contra la corrupción. Aprobar instrumentos jurídicos que vayan directamente al combate de la corrupción. Reformar el código penal. Diseñar un sistema global anticorrupción y recibir denuncias confidenciales. Establecer un sistema para el seguimiento de la gestión pública de los funcionarios que ingresan al servicio público. Crear un mecanismo de control para determinar la licitud del cambio del modo de vida de las autoridades y los funcionarios; y otros puntos ejemplarizantes.

Señores, Autoridades Nacionales, tengan presente que el talento sin probidad es un azote. Denle vigencia a lo que nuestro Libertador Simón Bolívar le señaló al general Mariano Montilla el 26 de junio de 1.828: LOS MALOS EMPLEADOS Y LOS PERVERSOS DEBEN SER REMOVIDOS DE SUS DESTINOS, SOBRE TODO AQUELLOS DE QUIENES NO SE TENGA CONFIANZA, SEA POR SU INMORALIDAD, MAL MANEJO Y OPINIONES.


joseameliach@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1487 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a108965.htmlCd0NV CAC = Y co = US