Con la comida no se juega

Chávez y la seguridad alimentaria

Afirmar que los alimentos abandonados en la aduana de Puerto Cabello no alcanzan el uno por ciento de lo que reparte diariamente el gobierno a los más necesitados no es un mentira, ni mucho menos un ardid para minimizar la gravedad del asunto, sino más bien una inmejorable oportunidad para demostrar con argumentos válidos que no ha existido en la historia política y económica de Venezuela un gobierno que haya hecho más por garantizar la seguridad alimentaria de nuestro pueblo.

Así lo hizo saber oportunamente el Presidente de la República en Las líneas de Chávez de esta semana, cuando escribió que el gobierno no pretende minimizar la gravedad del hecho que significa el abandono de una importante cantidad de alimentos en la aduana de Puerto Cabello. Pero que en honor a la verdad , no representa ni el 1% del gigantesco caudal de alimentos que diariamente le llega al pueblo a través de Mercal y Pdval .

Con estas declaraciones el máximo líder con la efusividad y la contundencia que le caracteriza le sale al paso a ciertos grupúsculos oposicionistas, que, con el apoyo de algunos medios de comunicación, intentan desprestigiar a la revolución bolivariana haciéndola directamente responsable de una escasez ficticia de alimentos, que sabemos es provocada por ciertos sectores empresariales con el propósito de generar incertidumbre y violencia en la población, entre otras razones, debido a la proximidad de las elecciones legislativas del próximo 26 de septiembre.

Organismo internacionales como la FAO han reconocido que Venezuela es uno de los pocos países del mundo que ha cumplido las metas del milenio. Durante el gobierno del presidente Hugo Chávez ha mejorado el poder adquisitivo de la población y se ha triplicado la cantidad de venezolanos que ahora tienen garantizada la ingesta diaria de alimentos y por ende las calorías que necesitan para vivir. Todo esto gracias a una política de distribución que ha sido fortalecida, sobre todo luego del paro empresarial del 2003, que dejó sin alimentos a una gran parte de la población.

Solamente Pdval , según cifras dadas recientemente por el presidente de Pdvsa, Ráfael Rámírez, ha repartido unas 800 mil toneladas de alimentos desde el año 2008 a los más necesitados por intermedio de una red que cuenta con 400 mil 700 hombres y mujeres,759 vehículos y 2 mil 177 bodegas administradas por los consejos comunales, pero quizás lo más resaltantes de estas cifras es que gran parte de esos alimentos llegan de manera gratuita a personas que fueron salvadas de la pobreza extrema que les acechaba.

No exageramos para nada cuando decimos que poquísimas naciones en el mundo pudieran mostrar esos resultados. Así que no mentimos cuando afirmamos que la suma de alimentos abandonados en el Puerto es ínfima si la comparamos con que se reparte a diario en cualquier rincón de Venezuela. Señalarlo no supone que el gobierno se quiera hacer la vista gorda con ese grave problema. Así lo manifestó el Presidente Chávez: “No descansaremos,llegaremos al fondo de este caso.Pero no nos harán desviarnos de la hoja de ruta hacia el gran objetivo que definiera nuestro Libertador: la suprema felicidad social”.

jhocas10@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2495 veces.



Germán Ferrer

Escritor y músico. www.evyferrer.wordpress.com

 evyferrer@gmail.com      @evyferrer

Visite el perfil de Evy Ferrer para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: