Venezuela, un caso de Legítima Defensa

Usted está tranquilamente en su casa, disfrutando con su familia, están tranquilos luego de la cena, relajados, compartiendo y de repente un grupo de sujetos irrumpen en la casa, están armados, someten a los cinco miembros de su familia que en ese momento estaban juntos y tienen una actitud violenta...las cosas pasan rápidamente y se presenta una pelea donde afortunadamente los intrusos no pudieron hacer uso de sus armas y fueron sometidos, neutralizados y uno de ellos resulto herido.

El personaje que fue lastimado en la situación antes descrita pretendió acusar de agresión a algunos miembros de la casa y reclamó una indemnización por las heridas recibidas.

Afortunadamente en este caso se hizo justicia y el tribunal declaró que no hubo delito sino que se trataba de una caso de defensa propia.

La legítima defensa de nuestra vida cuando esta corre peligro, en una situación de riesgo, nadie lo discute, es casi un derecho natural y es obvio que si la vida propia y la de los nuestros está en peligro por una amenaza externa, la defendamos con todo lo que esté a nuestro alcance.

El caso hipotético planteado, que le puede ocurrir a cualquiera de nosotros y que sucede en una situación limite, puede servir para imaginarnos si un hecho de esta naturaleza ocurre a nivel colectivo y en vez de ser una casa la que es atacada, es un país, nuestro país.

Si somos atacados, de una u otra forma por agentes externos, armados, violentos, que ponen en peligro la vida de todos los que aquí vivimos, que pretenden someternos y obligarnos a actuar de acuerdo a las directrices por ellos trazadas, tenemos derecho a la Legítima Defensa.

Están trancando el juego, tomando medidas para paralizar la economía, apretando el nudo, acorralarnos territorialmente, doblegarnos y vamos hacia la declaratoria de zonas de vuelo prohibido (No-Flight Zone, NFZ), como hicieron en Libia.

No podemos permanecer pasivos ante la amenaza constante de una intervención militar que pesa sobre la nación, en complicidad con algunos sectores de gente nuestra, con venezolanos que ingenuamente creen que una intervención militar extranjera es el camino para solucionar nuestros problemas.

Tenemos derecho a la Legítima Defensa.

La pregunta que surge es: ¿estamos preparados para ejercer colectivamente esa Legítima Defensa?, ¿es que estamos organizados para responder a un ataque masivo, donde se nos someta a la lógica de las armas y la violencia?


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 486 veces.



Luis Enrique Sánchez P


Visite el perfil de Luis Enrique Sánchez P para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /civico-militar/a278167.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO