Dictador Micheletti insiste en que no entregará el poder a Zelaya

La portavoz de la comisión del mandatario de facto, Vilma Morales

La portavoz de la comisión del mandatario de facto, Vilma Morales

Credito: TeleSUR

23 de octubre 2009. - La administración de facto hondureña insistió este viernes, luego de la ruptura del diálogo entre sus delegados y representantes del mandatario Manuel Zelaya, que éste desista de retornar a la Presidencia, pues sólo así Roberto Micheletti, presidente ilegítimo, renunciará al cargo que usurpó el pasado 28 de junio, tras el golpe de Estado ejecutado contra el Gobierno constitucional.

La propuesta establece "la aceptación del presidente Roberto Micheletti de retirarse de la Presidencia de la República si el señor José Manuel Zelaya Rosales desiste de sus pretensiones, dando paso así a un Gobierno de transición y reconciliación nacional", dijo la portavoz de la comisión del mandatario de facto, Vilma Morales, al dar lectura a la propuesta.

Esta proposición de la delegación de Micheletti no es nueva, ya antes la había dado a conocer y desde entonces ha recibido tanto el rechazo de Zelaya, como el de la comunidad internacional.

La contrapropuesta de los micheletistas se produce después de que Zelaya diera por cerrado esta madrugada las negociaciones que se han llevado a cabo desde el pasado 7 de octubre con el régimen de facto, tras denunciar que éste se ha burlado del diálogo.

Madelein García, enviada especial de teleSUR informó que la nueva contrapropuesta del gobierno de facto es adicional a la que presentaron el jueves, donde pedían que la solución a la crisis hondureña pasara a manos de la Corte de Justicia del país y que fuera éste organismo quien decidiera la restitución o no del presidente Zelaya.

Los representantes del mandatario legítimo Manuel Zelaya anunciaron en un comunicado que el diálogo sigue abierto, pero no volverán a la mesa hasta recibir propuestas serias que conduzcan a una solución negociada del conflicto.

Apuntaron que "el señor Roberto Micheletti no ha demostrado voluntad política y sigue empeñado en utilizar el diálogo como un simple mecanismo de distracción política y calculada demora para ganar tiempo y prolongar su ilegal y arbitraria permanencia en el ejercicio del gobierno".

Por su parte, el portavoz gubernamental estadounidense, Ian Kelly, demandó que el gobierno de facto y el legítimo presidente Manuel Zelaya deben alcanzar un acuerdo en Honduras con "urgencia".

"Usaría las palabras 'sentido de urgencia'. Creo que hay una necesidad real de que las dos partes alcancen un acuerdo y lo implementen expeditamente", dijo Kelly a periodistas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5070 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter