Elecciones Parlamentarias: descaro oposicionista Vs. trascendencia revolucionaria

Numerosos analistas, independientemente del signo político que les sirve de referencia, coinciden en resaltar la trascendencia política de la contienda electoral que ha de escenificarse el venidero 26 de septiembre, en la oportunidad en que se elija la nueva Asamblea Nacional.

Ciertamente el nuevo parlamento tendrá una gran responsabilidad para marcar el curso de la nueva etapa del proceso político que se viene desarrollando en nuestro país desde hace más de una década.

Quienes asumen este proceso político desde una perspectiva oposicionista pretenden obtener unos resultados electorales que les arrojen una representación parlamentaria con la cual obstruir, desalentar y hasta quebrar (según se lo permitan las circunstancias y sus afanes desestabilizadores) los cambios que se vienen operando en Venezuela tanto en el orden de la superestructura jurídico-política como en la base material de la sociedad. Es decir, desempeñar con todo ahínco el papel contrarrevolucionario que se tienen asignado en defensa de los intereses de los sectores tradicionalmente privilegiados. Sin duda, triste papel histórico que irremediablemente algún actor social debe asumir, en este caso, alentado por la idea de que al contar con el apoyo imperialista, de sus agencias trasnacionales y de la derecha internacional podrían dar el zarpazo con el cual retrotraer al país a la época de la “vacas gordas” de la IV república.

Tienen a su desfavor la desorganización e incoherencia política que los ha venido caracterizando en los últimos tres lustros aun cuando uno de su más conspicuo ideólogo, el insepulto Gustavo Tarre Briceño, sostiene que ya han superado muchas de sus contradicciones internas y que ¡al fin! cuentan con un programa que los unifica a todos: la Constitución del 99. Semejante descaro sólo es comparable con la pequeñez de mira que los acompaña.

Por otro lado, quienes apuntalamos el proceso bolivariano debemos empeñarnos en mantener una holgada mayoría en la Asamblea Nacional para hacer posible la profundización de los cambios revolucionarios. Hay que seguir acentuando la transición socialista, montando la arquitectura jurídico – legal que sirva de soporte a la transformación del Estado, de un Estado que cada día se perfile como un ente al servicio de los trabajadores y de las grandes mayorías nacionales, impulsando las transformaciones en el régimen de propiedad, en las relaciones de producción, circulación y distribución de bienes y servicios cada vez más definidamente orientadas a satisfacer las necesidades colectivas antes que al interés individual como aún se mantienen.

Mantener la mayoría en el parlamento nacional requiere de la concurrencia de todos los bolivarianos en el cumplimiento de las tareas políticas – organizativas planteadas, desarrollar una intensa campaña de defensa y apoyo de la gestión gubernamental sin dejar de cuestionar los males burocráticos de ineficiencia y de corrupción presentes en nuestras filas. Como enseñaba el Che, activar pensamiento y acción en una práctica revolucionaria, constructiva y creadora, forjadora permanentemente del nuevo militante y de la nueva sociedad.

La lucha por ganar la amplia mayoría en la Asamblea Nacional es de una gran trascendencia para los revolucionarios venezolanos. Seleccionados en el mes de mayo los candidatos definitivos a diputados, debemos concentrar nuestros mejores esfuerzos en el desarrollo de una campaña electoral educativa, proactiva, exitosa y creativa capaz de entusiasmar masivamente al electorado nacional. Por supuesto, todo ello, sin descuidar el flanco imperial que siempre esta como caimán en boca e´caño, dispuesto a lanzar sus mortíferas dentelladas; allí esta la historia de muchos pueblos del mundo para ejemplificar tan dramática acechanza.

miguelugas@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1749 veces.



Miguel Ugas

Miembro de la coordinación nacional del MoMAC

 miguelugas@gmail.com

Visite el perfil de Miguel Ugas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ugas

Miguel Ugas

Más artículos de este autor