Propuesta de distrito motor de los Valles Altos Mirandinos

En el concepto aplicable de la nueva geometría territorial y humana que esta plasmada en la novísima Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno denominada bajo la figura de Distritos Motores de Desarrollo (Artículo 6), abre la opción de un desarrollo de mayor y mejor equilibrio en cuanto toca al medio ambiente y muy particularmente en todo lo que tiene que ver con el recurso hídrico que hoy por hoy está siendo objeto de alta consideración estratégica; tanto para lo correspondiente a la vida cotidiana del colectivo humano, como para actividades propias de la producción de alimentos agrícolas y pecuarios e igualmente para la generación de energía eléctrica limpia, lo que nos lleva a detenernos a considerar el cuidado y recuperación de las reservas hídricas que están en las ensenadas de las altas montañas de la cordillera andina que conocemos como Parque Nacional General Juan Pablo Peñaloza que se desplaza por los Municipios Rivas Dávila (Bailadores), Guaraque del Estado Mérida, y Uribante (Pregonero), Francisco de Miranda (San José de Bolívar), Sucre (Queniquea), José María Vargas (El Cobre) y Jáuregui (La Grita) del Estado Táchira. Donde contamos con 107 lagunas de origen glacial y peri glacial, humedales que dan origen a las micro cuencas del Mocoties, del Uribante, Río Grita, Rio Bobo y Torbes que dan su preciado líquido a infinitos caseríos, aldeas, pueblos y ciudades de las entidades federales Mérida y Táchira. Cuencas tributarias de la cuenca del Lago de Maracaibo y Río Apure.

Estos laboratorios naturales, reservorios hídricos son una fortaleza que nos debe unir tanto a los de allá como a los de acá y una manera sabia de lograrlo, según nuestro criterio, debe ser a través de un plan conjunto que nos lleve a reconocernos en la coincidencia de un elemento tan maravilloso como lo es el agua; ya que de no hacerlo ahora, mañana sería lamentablemente tarde.

En este orden de ideas, los consejos comunales y/o las Comunas Socialistas en la medida que se vayan consolidando podrán asumir el control de los humedales, reservas hídricas nacionales que por estar bajo el control o propiedad de particulares, se hallan en un estado de deterioro peligroso, de igual manera, las comunidades organizadas se ocuparan de presentar sendos proyectos de Plantas de tratamiento de aguas servidas que permitan sanear y salvar las aguas de Ríos y quebradas que el desorden urbanístico y de carencia de planificación han convertido en recipientes de múltiples colectores de aguas servidas, y así de esa manera ese recurso hídrico volverá a servir para la vida de del caserío, aldea, pueblo o ciudad.

Así como el recurso hídrico, nos une, igualmente de esta fortaleza surge otra razón que caracteriza la factibilidad del Distrito Motor de los valles altos andinos de Mérida y Táchira y ello tiene que ver con la producción de múltiples rubros hortícolas y tubérculos de excelente calidad, o fruta como fresa y mora que abastece las llamadas ferias de las hortalizas a lo largo y ancho de Venezuela, e igualmente esta es una zona que apunta a convertirse en una nueva cuenca láctea, afirmación que se sustenta en el programa de vacas lecheras traídas del Uruguay y Argentina con el apoyo directo y decidido del gobierno nacional quien incluso ha instalado con tecnología Argentina una Planta Procesadora de lácteos el municipio Vargas (El Cobre).

Un tercer factor que justifica la creación de El Distrito Motor de los Valles altos andinos de Mérida y Táchira, lo encontramos en lo que desde hace años conocimos como “La Industria sin chimeneas”, que no es otra cosa que el turismo, concebido como empresa social, donde la belleza escénica de sus parajes y montañas, clima y la gentileza de sus habitantes hacen de este espacio geográfico y humano un potencial para el turismo interno y externo que traerá consigo encuentro, solidaridad y desarrollo de una fuente de trabajo que por años ha estado ausente en muchos de los municipios que se proponen para como parte integrante del Distrito Motor de Desarrollo de Los valles Altos Andinos.

Explico: Una cosa es el gobierno y otra es el poder; entonces de nada sirve tener un gobierno, si no se posee al mismo tiempo la posibilidad cierta de explotar las fortalezas que vienen a ser en caso concreto el verdadero poder, con el se podrá entonces lograr resolver infinitos problemas que existen y aparecen a cada rato en todas y cada una de las comunidades.

Por eso la figura de los Distritos Motores de Desarrollo es verdaderamente revolucionaria ya que agrupan o encuentra similitudes o simetrías de áreas espaciales que tienen características similares en lo histórico, social-económico y cultural sin que la porción geográfica y humana pierdan su existencia y/o particularidades, aún siendo de diferentes Entidades Federales (Léase Estados); ya que la autoridad única, llámese Vicepresidencia o de cualquier otra manera, va a traer consigo la presencia efectiva del poder nacional, para dar respuestas a necesidades y problemas que los respectivos gobiernos locales o comunidades indefensas no pudieron ni pueden resolver, por carecer en la mayoría de las veces de recursos técnicos o presupuestarios que a todas luces si los tiene el poder central, y con lo cual se podrá hacer cierta la ejecución de proyectos añorados por las comunidades, indistintamente de cual sea su Municipio o Estado.

Los Distritos Motores de Desarrollo, figura nueva que traen La Ley del Consejo Federal de Gobierno, es buena para los pueblos porque por esta vía el poder nacional se va desconcentrar, por el hecho que va estar cerca de los Estados, Municipios y comunidades por pequeñas que sean; lo que no es otra cosa, que estar cerca de la gente, y no necesariamente allá en Caracas.

Es decir, la nueva geometría política concebida en La Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno, trae consigo la forma de integrar a comunidades parecidas en múltiples aspectos como gentilicio y cotidianidad, va a permitir sin duda alguna un desarrollo positivo en razón a que sus fortalezas son muy parecidas, tanto en su gente emprendedora, honesta y leal, como sus costumbres en las labores del campo y en su folclore; amén que en las alturas de sus montañas reposan los mejores reservorios acuíferos.

Para mayor comprensión de la propuesta es importante que veamos los mapas, (1,2,3), para comprobar su factibilidad, así como potencialidades hídricas, geológicas que generan una verdadera fortaleza por contar en su seno por ejemplo con El Parque Nacional Los Páramos donde reposan cerca de 107 Lagunas de Origen Glacial y Peri glacial que irrigan las áreas de Máxima preservación agrícola AMPA, y de donde todos los santos días se siembra y cosechan cerca de cuarenta (40) rubros alimenticios que al mismo tiempo son distribuidos a lo largo y ancho del país, a través de la redes de hortaliceros que por iniciativa propia han creado los productores primarios y comercializadores que domingo a domingo se reencuentran en las Bolsas Agrícolas de cada uno de los respectivos Municipios. Ver anexos de cuadros de producción Agrícola de los Municipios Jáuregui, Vargas y Ribas Dávila. (Más de 250 mil toneladas de kilos de hortalizas año, registran las estadísticas de comercialización tan solo de estos tres municipios).

En cuanto al marco histórico tenemos un mismo origen, los Timoto-cuicas, pueblos originarios de estos valle altos de los Andes ocuparon por siglos estos lares, donde desarrollaron su cultura y sus prácticas agrícolas usando acequias para transportar el agua hasta su hábitat donde tenían sus sembradíos, producción que en muchos de los casos intercambiaban en forma de trueque. Para entonces no existían líneas o puntos que los separara, indistintamente que luego los clasifican bajo el nombre de Mocoties, Acabucos, Venegaras, Humogrias o Caricuenas, etc. E igualmente los padecimientos de la invasión y ocupación del imperio Español, se hizo presentes sobre estos lugares, martirizando hasta el extremo de su aniquilación a los pueblos originarios que resistieron gritando o bailando, como estrategia de guerra para ahuyentar al cruel invasor.

El Grito Comunero, se dejó oír por primera Vez en La Grita, en los años 1779-1781, con Matías Márquez y Capitán Juan José García de Hevia y un puñado de valientes que bajo el Grito de:-“Viva El Rey, Abajo el mal Gobierno”, y su bandera de franjas Rojo Carmencí y Negro, pasaron por Bailadores y Mérida hasta la Raya de Timotes en los confines de la Sierra Nevada, lo que trajo como escarmiento, juicios brevísimos, expropiaciones y hasta decapitaciones como la que sufrió el Capitán Comunero Juan José garcía de Hevia en 1782. Igualmente la Adhesión de La Ciudad de La Grita, a la Provincia de Mérida, separándose de la de Maracaibo, por no querer la oligarquía de la Tierra del Sol Amado, apoyar la causa de Caracas del 19 de Abril de 1810. Casi siempre el tejido geográfico y humano de este espacio que hoy proponemos para que sea tomado en consideración en la formulación de la nueva Geometría Política que ha concebido el Presidente Chávez, en la Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno, ha estado presente en las luchas por las causas dignas y hermosas de La patria, Ahí tenemos el paso de Bolívar en el año 1813, donde El Cobre (batalla de Angostura), La Grita y Bailadores brindaron el mayor apoyo posible a la causa de la Revolución independentistas. Por aquí paso Cipriano Castro y sus hombres, logrando anexiones de voluntarios que marcharon con él, hasta lograr conquistar la Casa Amarilla, centro del Poder Nacional para aquel entonces.

El Circuito Turístico, su paisaje de bellezas escénica de sus valles, ya sean el de Mocoties ubicado en la Entidad federal Mérida, o los de Pueblo Encima, Llano Largo, o Venegara del Táchira., fortaleza que acompañan con su desarrollo cultural propio de la andinidad. Además de esto, su gente, sus habitantes, el pueblo de las ciudades y el campo, que son en su gran mayoría laboriosos, emprendedores y honestos y honestas a carta cabal. Razón más que suficiente para atrevernos a asumir el reto de los cambios que trae consigo esa nueva forma de concebir y aplicar el ordenamiento territorial y humano denominado como Nueva Geometría Política, concebida en la vigente Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno, “para el desarrollo integral de las regiones y el fortalecimiento del Poder Popular, en aras de facilitar la transición hacía El Socialismo”

Borrador de trabajo, para estimular la discusión que conlleve a la propuesta por parte de la organización del Poder Popular de la creación del primer Distrito Motor de Desarrollo en los valles Altos de los Andes más occidentales del País

……………..

(*) Delegado ante el I Congreso Extraordinario del Partido Socialista Unido De Venezuela PSUV

macariosandoval@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3628 veces.



Macario Sandoval. (*)

Equipo PSUV-Táchira.

 macariosandoval@hotmail.com

Visite el perfil de Macario Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Macario Sandoval

Macario Sandoval

Más artículos de este autor