La tecla fertil

Venezuela, una bandera comunitaria

Los venezolanos, estamos visualizando un país humanitario que debemos construir con mucho esfuerzo para modernizarlo y dejar en claro, su soberanía como proyección hacia las comunidades, donde el presidente, Hugo Chávez Frías, se ha constituido en parte de esa gente. Lo ocurrido recientemente con un seudocantor llamado Juanes es deprimente junto al equipo que lo acompaña. Desde un principio su imagen no me agradó en sus conciertos de paz sin fronteras. Los países progresistas deben aislarlo y que asuma su responsabilidad con el país de origen, Colombia. Seguimos el camino de lucha por un mejor país en la búsqueda de nuevos horizontes políticos como ideológicos. Simplemente, buscamos modificar el comportamiento del hombre y avanzar hacia una disciplina política acorde con nuestros valores, porque, estamos comprometidos en comunidad por el futuro del Estado.

En este sentido, debemos levantar la bandera de justicia para que respeten nuestra figura presidencial, sea quien fuere. Buscar la esperanza es una ruta permitida donde la prosperidad debe ser para todos y luchar por levantar una familia digna con los favores que nos ofrece la democracia socialista en estos últimos años. Hay que ser leal a las normas dictaminadas por el eje central del gobierno para impulsar un nuevo Estado de Derecho que regule las actividades del Estado venezolano.

El pluralismo ideológico latinoamericano, debe contrastarse en una teoría donde convergen los distintos factores que unifiquen a las comunidades latinas en un solo sentimiento de lucha y, de esta manera reconocer una sola fuerza de poder, donde el sistema político sea unitario, para, abrir a la vez diversos criterios que implique la interpretación de una sola ley. Esto, sería un proyecto multifactorial que convergería en dos agendas sociopolíticas: la de la ampliación del Grupo de Río, impulsada por Venezuela y Brasil y, la de la búsqueda de una mayor inserción de México en los asuntos latinoamericanos.
Los latinos, deben informar en conjunto sus resoluciones y sellar su compromiso con el Continente, donde debe justificarse el trabajo de cada país a favor de la paz y el equilibrio geopolítico. No hay que escurrir el bulto para evitarse los malos tragos, porque, hay una campaña mediática adversa a Venezuela, donde hay grupos opositores que desean entrar al hemiciclo el próximo mes de septiembre y se olvidan ellos mismos, que, han ofendido – al igual que Juanes- a nuestro país en el exterior.

No hay engaño, la oposición venezolana ha sido maltratada por sus propios dirigentes y sin importarles la seriedad del Estado, vociferan a millones de personas que lo nuestro no sirve, pero, son los primeros en hacer colas en Mercal y Pedeval, dos filiales de productos agroalimentarios del gobierno bolivariano.

En el Continente Sureño, el neoliberalismo, ha sido muy criminal y ha bajado rápidamente la calidad de vida de nuestras comunidades y, no podemos seguir siendo porteros de las grandes potencias.

emvesua@cantv.net

*filósofo


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1106 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a96728.htmlCd0NV CAC = Y co = US