Alquimia Política

Los engañados

La política es el arte del diálogo; del entendimiento, de la pasión por servir a los demás. La política es traición cuando sus actos son el producto de engaños; y ante eso, en política, bajo condiciones de un Sistema de organización social democrático, los engañados son los que tienen la última palabra para mover y delegar en sujetos políticos de oficio la dirección y orientación de los gobiernos.

Nuestra sociedad ha pasado duras pruebas los últimos veinte años; de unos gobiernos que traicionaron a su gente y a sus electores, se pasó a una esperanza que transformara los esquemas mentales de nuestros políticos y le diera un cambio sustancial al Sistema. El cambio ha surgido, existe; hay mucha desinformación y muchos ataques mal intencionados que tratan contra corriente hundir el barco de la esperanza.

Pero a pesar de esa situación, lo que nos motiva a indagar acerca del tema de “los engañados” no es la imagen del pueblo que fue traicionado por el sistema bipartidista de la década de los noventa, sino los personajes que han buscado “engañar” y que terminan siendo “los engañados”.

Los engañados son quienes desde una tribuna comunicacional hacen lo posible por opacar las gestiones de gobierno; son las pirañas que se alimenta de la carne de su gente, de los sueños del pueblo para denigrar, calumniar y tratar de empobrecer la gestión gubernamental vigente.

Esos engañados mantienen su conducta en concordancia con los intereses económicos de los grupos de poder internacional; no obran de buena fe, no persiguen conquistar el Sistema para podarlo y cultivarlo en un sentido soberano de dignidad nacional; aspiran vender sus pedazos de tierra, sus campos y sus siembras, al mejor postor imperialista. Esos son los engañados, ya no es el pueblo; esos son los que se vanaglorian cuando un personaje con liderazgo regional se sale de las filas oficialistas y se coloca en un espacio de reserva; los engañados son los que creen que el cambio no se ha dado, pobres, viven en la miseria de sentir la vida como un paso de luna y no como un amanecer brillante y esplendoroso como lo vemos todos los días quienes trabajamos por Venezuela, por la patria, por la paz.

*.-ramonazocar@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1711 veces.



Ramón E. Azócar

Doctor en Ciencias de la Educación/Politólogo/ Planificador. Docente Universitario, Conferencista y Asesor en Políticas Públicas y Planificación (Consejo Legislativo del Estado Portuguesa, Alcaldías de Guanare, Ospino y San Genaro de Boconoito).

 azocarramon1968@gmail.com

Visite el perfil de Ramón Eduardo Azócar Añez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: