Antiparadigma

La teoría del Partido Obrero Socialista

ESCRITO DE MI PUÑO Y LETRA HACE 31 AÑOS 

La teoría del POS se divide básicamente así:

  1.- Teoría del partido propiamente dicha; la conforman: a) la estrategia o fin que buscamos; la táctica, o manera de alcanzar el objetivo requerido.

  2.- Teoría de la estructura organizativa: La estructura organizativa consiste en la manera de articular el movimiento y las relaciones que conforman a la organización vista como un todo dinámico y efectivo.

  3.-Teoría del ejército revolucionario: Plantea el “cómo”, el “por qué” y el “para qué” se organiza el ejército.

  4.- La teoría del carácter de la revolución: La teoría acerca del carácter de la revolución viene dada por la técnica de la realización y la ejecución misma.

La Tesis.

1.-La Estrategia: A nivel de la estrategia distinguimos dos: la estrategia general y la particular. La estrategia general es el proceso de la revolución socialista. La particular la constituye el programa, el cual es la respuesta que el partido ofrece a las múltiples y variadas exigencias del momento histórico dado. Estas exigencias pueden cambiar, por lo tanto el programa puede también cambiar. De lo expuesto anteriormente se deduce que nuestra estrategia general se mantiene como tal, mientras que la estrategia particular no se mantiene, ya que cambia según las circunstancias. Nuestra estrategia general es el proceso de la revolución obrera socialista y las partes de ese proceso son: a.- Asalto al poder; b.- Democracia del proletariado; c.- Construcción y desarrollo del Socialismo.

     Para llegar a esta conclusión hemos hecho un análisis histórico de la estrategia del movimiento comunista internacional y de los matices socialdemócratas que van al caso. Hemos partido de la estrategia del “Manifiesto del Partido Comunista”, señalada por Carlos Marx y Federico Engels. En este manifiesto, el fin de la revolución era la revolución proletaria y la dictadura del proletariado, periodo por lo demás corto que desembocaría en la democracia obrera. Por otra parte, Engels plantea que no se debe descartar el parlamento burgués, porque considera necesario combinar la lucha legal con la ilegal. Después de este titán del socialismo, su discípulo Bernstain tomando como punto de partido el testamento político de su maestro, afirma que si los revolucionarios se abocan a la lucha parlamentaria y logran mayoría dentro del parlamento, pueden a través de leyes progresistas, reformar la sociedad capitalista de tal manera que llegue un momento en que ésta se transforme en socialista sin necesidad de ninguna revolución, ni de la dictadura del proletariado. Bernstain justifica su revisionismo adocenado con la ley de los cambios cuantitativos en cualitativos, ya que afirma que pequeños cambios de cantidad (reformas) producen un gran cambio de cualidad (socialismo). Kaustky, otro discípulo de Marx y Engels, vuelve inicialmente a la estrategia original del “Manifiesto del Partido Comunista”, pero más tarde reniega de la revolución proletaria y de la dictadura del proletariado, y adopta la tesis de Bernstein aunque en forma un tanto disfrazada y sutil. Puede observarse que con ellos nace el revisionismo que culmina hoy con la posición de los partidos del llamado eurocomunismo.

     Pero ante toda esta traición aparecen Lenin, Trostky y Bujarín en la palestra revolucionaria y vuelven a tomar la estrategia del manifiesto y con ella triunfa la revolución bolchevique. Pero después de la muerte de Stalin, sucesor de Lenín, en el 21º Congreso del PCUS, Kruschev revisa la estrategia y llega a la conclusión que la etapa de la dictadura del proletariado había llegado a su fin y entraba el socialismo soviético a una nueva etapa: la democracia popular o democracia de todo el pueblo. Los chinos, ante tal tesis, replican que la dictadura del proletariado está vigente durante la construcción y desarrollo del socialismo y hasta llegar al comunismo, en donde desaparece el Estado y en consecuencia el apoderamiento dictatorial del proletariado; además en el socialismo continúan existiendo las clases y sus antagonismos y sus luchas, con la salvedad que los proletarios en el socialismo son clase dominante a diferencia del capitalismo donde son clase dominada y explotada. Por lo tanto, las masas obreras y campesinas no deben bajar la guardia y dejar a un lado su dictadura.

     La estrategia fue el motor básico de la división ideológica entre los chinos y los soviéticos. La posición de los partidos del eurocomunismo tiene su justificación en la posición soviética y en la tesis de los revisionistas social demócratas. El Partido Obrero Socialista (POS) ejecuta una práctica política consustancial con la vieja estrategia del “Manifiesto del Partido Comunista”, sin embargo, no profesamos dogmas , no creemos en verdades absolutas, para nosotros la estrategia no tiene dos partes (la revolución proletaria y la dictadura del proletariado), sino que la estrategia es un solo proceso: la revolución socialista, cuyas etapas básicas son: a) el asalto al poder, b) una breve dictadura obrera mientras consolidamos el gobierno proletario (salvo que no haya insurrección popular, sino que accesemos al poder por la vía electoral, quede bien asentado aquí, que si abordamos el poder por la vía armada, la dictadura proletaria prontamente será sustituida por una democracia participativa popular, profundamente clasista) y c) la construcción y desarrollo del socialismo. 


*Director de Desarrollo Social de la Alcaldía 

Bolivariana y Socialista del Municipio Los Taques



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2766 veces.



*Jesús Muñoz Freites

Filósofo. Docente. Cronista Oficial del Municipio Los Taques en el estado Falcón

 jesusfreites11@hotmail.com      @camaradatroski

Visite el perfil de Jesús Muñoz Freites para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Muñoz Freites

Jesús Muñoz Freites

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a95510.htmlCd0NV CAC = Y co = US